martes, 29 de diciembre de 2009

2010: Año Nuevo, Monotributo nuevo !!!!!


Como si fuera el efecto Y2K pero diez años después, a partir del 01-01-2010 comienzan a operar los cambios en el Monotributo. Mamma Mia!
Y como es natural, todo cambio produce una "cierta" inquietud general. Cumpliendo con mi labor profesional, envie un mail a mis clientes con un breve resumen de los cambios más importantes (explicación concreta para no generar una catarata/tsunami de dudas y preguntas) pero con la clara consigna de: "...para una correcta categorización,  por favor enviénme por mail el total facturado durante el 2009 -periodo Enero 2009 a Diciembre 2009".


Hubo unas cuantas mentes brillantes que respondieron a la consigna, como alumnos fieles, con la manzana lustrosa en una mano y el cuaderno con la tarea completa para que yo le ponga "Muy Bien 10, Felicitado!" en la otra. Cuadritos de Excel super prolijos y listaditos mes a mes de lo más aplicados.
Pero, siempre hay un pero, el resto hizo una profunda catarsis personal y los resultados fueron:
"Facture poco, fue un año malisimo, te acordas que te habia contado?"
"Facturé mas o menos lo del año anterior"
"Yo no tengo facturas, tengo recibos, sumo igual?"
"Hice solamente tres facturas en todo el año"
El caso de la duda permanente: "Lo sumo todo junto o lo necesitas mes por mes?" mail subsiguiente "o querés que te copie todas las facturas una por una" mail subsiguiente "o mejor te las escaneo" mail subsiguiente "querés que te las pase por fax?" mail subsiguiente "mejor llamo y te las paso por telefono porque escaneadas va a ser un lio porque son como treinta!"

Luego viene el tandem vacacional. Los más entrenados escribieron "Te envio el importe total, me voy de vacaciones, cuando vuelvo te llamo". Pero a otros se le generó un universo de controversias "me voy de vacaciones y quisiera pagar antes de irme, qué hago?". Barajo opciones:
a - suspendé el viaje que venis programando hace tres meses porque tenés que pagar el monotributo. A ver si todavía suena una chicharra en la Aduana diciendo que sos uno de los morosos!
b - posponé las vacaciones por ir volando al pago fácil apenas tengas la nueva credencial (no olvides que la página de AFIP ya avisó con antelación que hasta el 01-01-2010 no está habilitado el servicio de monotributo.... y quién te asegura que el 01-01-2010 funcione correctamente??).
c - levantá los mails en tus vacaciones y si estás en Argentina, imprimite la credencial y perdé medio dia de playa yendo a un banco zonal a cumplir con tus deberes tributarios.
Ultima opcion -d-,  sin dudas la más coherente con tu comportamiento fiscal: pagalo cuando vuelvas, mi amorrrrrrr, si total durante todo el año pagaste aleatoriamente el día que recordabas ser monotributista, justo ahora -vacaciones mediante- lo querés pagar en tiempo y forma?

La troupe de casos "raros": "perdí el talonario en un taxi hace dos meses así que no se cuánto facturé el año pasado, qué hago?"   "Me quedó el talonario en la casa de mi ex y no pienso llamarlo/a por esto, porque hace más de dos meses que no nos hablamos"   "Ay! Tengo como diez facturas que no les puse carbónico y me quedaron el blanco.....!"  "Gracias por el mail, pero estoy viviendo en el exterior hace ocho meses y recien ahora me doy cuenta que no le di de baja a nada...."

Y por último el grupo de los que claman por una justicia tributaria: "Por qué pago por 2009? Si en el 2010 no voy a facturar casi nada?..  y no es justo que pague tanto!".  

Si ya sé, era tan simple como sumar el total del 2009 y mandarme una sola cifra, así, despojada de toda connotación psicosocial y esperar que les enviara la nueva credencial. Era así de sencillo, pero el efecto revolución monotributista les partió la cabeza.
Y esto recién empieza. Ninguno de ellos evidentemente, ocupados en contarme su problema, se dio cuenta del aumento de la cuota de jubilacion a casi el triple ni que la obra social ahora es casi el doble.
Asi que para cuando les envie la credencial y hagan insight de lo que tienen que pagar por mes, ahí va otro post con el ejército de los económicamente diezmados mensualmente por la nueva escala.

Igual, ya hoy barajan PRORROGAR toda esta movida. Por favor, ¿hay algun psiquiatra disponible durante Enero? ¡Se agradece!


domingo, 27 de diciembre de 2009

Trámites con los angelitos....

Nuevamente alguna de las páginas oficiales me sorprende a la búsqueda de alguna idea para desplegar la escritura. En este caso, la página de Rentas de la Ciudad.

"El viernes 18 de diciembre al mediodía se realizó en la AGIP el Concierto de Navidad, con la presencia de un coro de 90 niños de escuelas y parroquias de la ciudad que interpretaron villancicos y canciones referidas a las fiestas venideras.

La actividad,  recreó tanto a los contribuyentes que realizaban distintos trámites como al personal de la AGIP con alegría y emoción rescatando así el espíritu navideño propio de esta época del año."



No dudo que los contribuyentes se habrán alegrado enormemente al ver que, los empleados fueron corriendo a escuchar al coro, y dejaron en mitad de la jornada laboral, su sello fechador inmovilizado en el aire, como las balas de Matrix... pero disfrutaron a pata ancha de los autóctonos villancicos.

Volvieron entonces a sus puestos de trabajo inundados, imbuidos, plenos de esta emoción, estimulados por este espíritu de las fiestas e inmeditamente comenzaron a  empatizar en su trato con el contribuyente e incluso, ayudaron solidariamente a algunos de ellos a cerrar definitivamente algunos asuntos pendientes.

          ... le dieron un justo final, con un duro golpe de sello a la pila de papeles que el pobre contribuyente paseaba de escritorio en escritorio hacía ya unas cuantas semanas, terminando su baja de Ingresos Brutos de un negocio que había cerrado en el 2001...
          ... un familia se abrazó de la emoción de dar de baja a unas patentes reclamadas por un auto que les habían robado hace tres años... y finalmente ingresaron la denuncia de robo en el Sistema!
          ... una jubilada, alzada por el director del coro y cuatro angelitos más, logró finalmente -a riesgo de morir deshidratada en el intento, cruzando reiteradas veces las 9 de Julio a pleno rayo de sol, yendo y viniendo en la búsqueda de papeles requeridos para completar su presentación- la exención de ABL por ser jubilada/pensionada.

Retirados los angelitos cantores, todo volvió a la normalidad y el templo de Suipacha y Viamonte siguió su curso. Pero cuenta la leyenda que algunos de los empleados, quedaron tan pero tan capturados de este espíritu movilizador, que hicieron la firme promesa de sostener esta calidad de atención al contribuyente por mucho tiempo más.

Los que vivienciaron este mágico evento, algunos encendedor en mano, otros haciendo palmas, no hacen más que pedir bises a los angelitos: "Una más... y no jodemos más, una más... y no jodemos más"

lunes, 21 de diciembre de 2009

Balances o inventarios?

Y sigo obsesionado con el tema de los balances...  porque la gente sigue nombrándolos a cada rato y en las ocasiones más discímiles.

Justamente hablando de balances personales, escuché a alguien reflexionando acerca de una nueva mirada sobre el balance realizado: apuntar a lo que se tiene -y no lo que falta-, valorizar los "activos", ver el medio vaso lleno,  por decirlo de alguna manera.
Y como en los balances debe exponerse todo: lo que se tiene, lo que se debe, lo que hay, lo que falta, las ganancias y las pérdidas, instintivamente, como defecto profesional, recuperé en ese momento la palabra Inventario.

Contablemente el libro se llama "Inventarios y Balances" pero como el Inventario no tiene tanto marketing como el Balance, pegó más en el imaginario popular el hecho de hacer el balance, cuando aparentemente y hasta terapéuticamente nos vendría mucho mejor y a todo nivel, hacer menos balances y muchísimos más inventarios.

Los invito entonces a hacer más inventarios: contemos todo lo que tenemos, todo lo que hemos acopiadio en éste y en otros tantos años -que en definitiva es lo que llevamos puesto-, en los trayectos recorridos que son la experiencia que nos nutre y valorizar cada uno de nuestros logros.

Y cuando empezamos a hacer la lista de los "Activos" personales, aparecen cosas impensadas, hasta olvidadas, que seguramente no son exactamente las que soñamos, pero que son las que están ahí esperando que sin tantas vueltas las disfrutemos.  Y nosotros, distraídos haciendo balances idealistas para que cierren al centavo y mareados por sus engañosas perfecciones, nos perdemos del jugoso inventario, ya nutrido por nuestra propia historia.

Brindo por un año donde podamos seguir sumando a este inventario. Quizás tengamos que concentrarnos en renovar algo del stock, en amortizar algunas cosas que ya no sirven, ampliar nuestros bienes de cambio, en hacer un revalúo técnico de aquello que está olvidado, estar con más disponibilidades a la hora de jugarnos por lo que queremos y por sobre todo, seguirnos dando crédito.

Brindo por eso! Por dejar de hacer balances todo el tiempo ... y hacer más inventarios.

viernes, 18 de diciembre de 2009

El arbolito navideño está solo y espera....

Y llegó el feriado del 8 de Diciembre. Tradicionalmente un feriado en el cual uno le tendrá que dedicar unas horas para el armado del arbolito. Y cuenta la leyenda que todos los años hay que ir agregándole algo nuevo.

En la oficina, llegamos el 9 con toda la alegría del feriado disfrutado a cuestas y como en una especie de acto de David Copperfield apareció en un abrir y cerrar de ojos nuestro entrañable arbolito navideño.
En menos de lo que le llevaría a una de las de Utilisima Satelital hacer una fuente con vitrofusión a 8 colores -que la hacen en un bloque de 4 minutos y les queda diviiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiina!- teníamos ya terminado el arbolito con moños dorados, regalitos y toda la producción que a tal efecto corresponde.
(Secreto obvio: se guarda todo armado en una caja y en un minuto y medio ya está todo el boom navideño invadiendo la oficina).

Y desde ese momento que solito y pelado el pobrecillo: muy producido y todo, pero con cero resultado a la vista. Nos miraba como cuestionándonos permanentemente su existencia.

Pasaron los días y como quien no quiere la cosa entre las facturas, resumenes bancarios, intimaciones que mandan los clientes y cúmulo de papeles varios que nutren diariamente la oficina, apareció UNA TARJETA DE SALUDOS DE FIN DE AÑO !!!!!!!.

Tremendamente emocionados, fuimos a depositarla a los pies del arbol, que estaba solo y esperando.
Como plus, la UNICA tarjeta recibida no tenía ninguno de esos paisajes bucólicos que invitan más al suicidio en masa que al festejo navideño. Es realmente lindísima, un diseño super delicado que nos desea felicidades, amor, paz, esperanza y prosperidad.
Asi que ahora ya el arbolito se yergue un poco más orgulloso porque alguien se acordó de desearnos todas esas cosas lindas en este momento tan especial del año.

Y por supuesto comenzaron a llegar los mails de salutación. y entre los recibidos hubo uno muy original, realmente raro, un deseo poéticamente kitsch que obviamente se comparte con mis seguidores fieles.
"QUE EN ESTAS FIESTAS LA LLUVIA DE LA FELICIDAD Y EL AMOR TE ENCUENTRE CON EL PARAGUA ROTO Y SALPIQUE A TODOS LOS TUYOS." (sic)

lunes, 14 de diciembre de 2009

Blues de fin de año: se viene el balance

Resulta que si yo me pongo con un recetario a prescribir medicamentos termino preso por ejercicio ilegal de la medicina. Pero cualquiera que se precie de ser humano, a medida que se acercan las navidades se pone a hacer balances.

Y...? Y...? No hay una penalidad para el que se pone a hacer balances sin tener el título? Eh?

Y si, mal que me pese en esta época del año, escucho la odiada palabra balance  nosecuantasveces por día. Todos hacen balances! Y bien orgullosos que andan por la vida, con sus balances recién hechitos.

Cada vez que pronuncian la divina palabra, mi mente vuela, asocia inexorablemente a resúmenes bancarios, facturas, vales, comprobantes y miles de papeluchos en el sublime encuentro anual donde todo tiene que dar con todo.
Y al centavo. Y si no da.... aaaaaaahhhhhhhh bueno, a hamacarse, punteando listados interminables a la búsqueda de la diferencia perdida.
Después de un rato, o un largo rato, o unas horitas, incluso días, la bendita diferencia aparece y todo cierra (a veces no sin un adicional de magia contable, se entiende, no?) con su correspondiente "final feliz".

A esta altura del año, hasta el frasco de yogur me avisa con la fecha de vencimiento 05/01/10, que el 2009 se termina prontito. Una vez más, estamos en la maravillosa época donde todo el mundo hace ejercicio ilegal de la contabilidad. Pero lo bueno de estos balances "off the records" es que no tienen que cerrar tan exactamente, tan al centavo.
La vida es muchísimo más flexible que la aburridísima contabilidad y entonces podemos rendirnos al placer de sumar y restar otras cosas, que no tienen valor en moneda ni corriente ni constante ni ajustada por inflación.

Son balances que aún cuando hayan dado alguna pérdida, nos pueden haber dejado un aprendizaje mucho más interesante que en un año que nos dio ganancia. Hay balances tranquilos, con poca ganancia, pero con mucha paz. Balances convulsionados, puro movimiento, puro cambio: con pérdidas y ganancias inesperadas.
Balances que nos muestran que ya somos otros, que no hay vuelta atrás... que el salto está dado.
Balances animados y balances temerosos. Balances turbulentos y balances mansos. Otros llenos de esperanza: lo mejor está por venir. Los habrá con mucha sabiduría: la voz ganada por tantos balances hechos.

Y cada uno con el que me cruzo hace su propio balance, de esos donde nadie necesita un contador. Es un balance personal, intimo, interior, confesional: nada que ver con las dos columnas frías de debe y haber.
Y en estos balances sin firma certificada por el Consejo Profesional hay mucha más riqueza, mucha más historia, mucha más vida que en los que yo pueda hacer.

Asi que mientras hago algunos de estos más formales y aburridos que tengo que terminar en estos días, me uno a la troupe de contadores sin diploma y hago el mio propio.

Y la verdad, este año no puedo quejarme... porque entre las muchas pequeñas ganancias, está este blog, totalmente inimaginado al inicio del año. Blog al que te agradezco enormemente que estés leyendo en este momento, compartiendo entonces una de las riquezas que me trajo el año que se termina. Gracias por acompañarme!





jueves, 10 de diciembre de 2009

Hay humo en mis ojos...

He aquí un post dedicado a esta bonita intersección de conjuntos, despidiendo además un nuevo año escolar. Si tenemos ð, siendo ð
ð = {conjunto de clientes fumadores que visita la oficina}
y queremos hacer una interesección con el conjunto Ð, siendo
Ð = {gente que le importa poco y nada las reglas mínimas de convivencia}

Logramos el magnífico combo (que ya viene agrandado sin que pidas nada) de
Ê = {clientes que visitan la oficina y les importa absolutamente nada fumarte en la cara}



Ellos vienen media horita a hacer una consulta, pero en el medio de la reunión les agarra la angustia oral y abren intempestivamente la ventana de la oficina y uno no sabe si salen al deck (qué cool!)  a fumar o a suicidarse por el monto al que llega la deuda con la AFIP.

Ya no sabemos qué hacer para que se den cuenta solitos que en la oficina NO SE PUEDE FUMAR!!. ¿No advertís meu clientinho que invertimos una buena parte del presupuesto en Glade, velitas, esencias naturales para el hornito -y no de las truchas del "todopordospesos" sino de las buenas que salen un ojo de la cara-, aromatizadores y otras cosas similares para que cuando venga, sienta la oficina como un espacio agradable?

Si, se dan cuenta. Pero no les importa nada. Irrumpen ya con la abstinencia a flor de piel. Con el mérito enorme de no haber fumado entre la puerta de entrada y todo el trayecto completo del ascensor (un piso de distancia!).
Ya cuando comenzamos a hablar de temas impositivos, algunos  plantean firmemente que o fuman o no me entienden. Que si no fuman no pueden concentrarse.
Y los que aguantan y resisten, me revolean los ojos con doble signo de (a) no entender nada de lo que les digo y (b) o prendo un pucho o me convierto en un serial killer.
El otro caso es el que revuelve que te revuelve la cartera. Sacan la lima de uñas, el DNI, las llaves del auto, la agenda, el quitaesmalte,  revuelven en búsqueda del Santo Grial y finalmente hacen el amague. ¿Saco el atado o no lo saco?. Las ganas nicotínicas pueden más: lo saco.

Inocentemente, con el candor más adorable te dicen "Me dejas fumar, no?" "No te molesta si fumo, no?" "Aca no hay problema si fumo, no?"  y empiezan a girar la cabeza descontroladamente hacia ambos lados en búsqueda de un cenicero.
D.P., que trabaja conmigo y O-D-I-A que fumen (más odia que yo de una buena vez no les diga: SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII ME/NOS MOLESTAAAAAA!) goza secretamente de que no encuentren absolutamente n-a-d-a y se den por rendidos.
Errrrrrrrrrrooooorrrrr! No encontrar cenicero o similar para depositar las cenizas no será ni el mínimo obstáculo.
Soluciones: hacen cucharita con la mano y tiramos las cenizas dentro de ella. Sacan el celofán del mismo atado (si es que no lo han usado en una oficina anterior que han visitado) e improvisan un cenicero transparente a go-go.
Para los que no quieren ganarse además el disgusto de la intimación de IVA de la que estamos hablando, una quemadura de tercer grado, apelan al ingenio, a la sabiduria legada por nuestra profesora de Actividades Prácticas de la primaria y con los papelitos de colores del taco cuadradito que está en una esquina de mi escritorio, le hacen unas cuatro puntitas super prácticas y con un sesgo de Utilisima Satelital, me muestran el modelo terminado, me fuman en las narices con una sonrisa de "listo! viste que fácil te lo soluciono?".

No se si una ceniza me va a provocar un incendio semi forestal con la cantidad de papeles que hay en el escritorio, los ojos comienzan a llorar y no de emoción precisamente, pero se ha logrado el objetivo.
No era que el cliente se sienta cómodo? No, si solamente faltaría que le encendamos un habano, le traigamos las pantuflas y leamos juntos el diario!.

Sugerimos de todos modos, desde este modesto espacio, tal como es la característica de nuestro servicio integral, asistir a las entrevistas en la oficina con el siguiente adminículo y estaremos todos radiantes de alegría.


martes, 8 de diciembre de 2009

Objetos con vida propia invaden oficina

Cada vez que me paso horas buscando en la oficina un papel que juro y recontrajuro que tuve hasta hace escasos segundos frente a mis narices, me acuerdo de la Sra. M.M.
La Sra. M.M., ex-cliente,  sostenía firmemente, cual científica del CONICET que hubiera llevado a cabo una sesuda investigación durante largos años, la teoría de  "la maldad de los objetos inanimados".

Su teoría, con miles de aplicaciones concretas en el cotidiano, es recordada cada vez que en la oficina uno de los artefactos tecnológicos se vuelve en mi contra.

Recuerdo entonces a la Sra. M.M. y su rigor científico a la hora de afirmar que los objetos perciben el mejor/peor momento para actuar y lo hacen a propósito, ex-profeso, adrede o como le querramos dar en llamar. ¡Unos  tremendos jodidos!

Debe ser por eso que en plena época de vencimientos, la computadora es invadida (o ahora me pregunto, no se autoinvadirá?) con un virus que cuesta horas, larguísimas horas desterrar.

Mismo criterio aplica la impresora que se suele quedar sin toner minutos después que cierran todas las librerias e hipermercados para comprar uno nuevo.
Toner de repuesto? Obvio!  Descontemos que ese día en particular, tiene problemas de ADN familiar.
Es el momento exacto en que la impresora tira un cartel donde dice que no lo reconoce.
Pero ES original !!
Me salió como $ 400.- y a la impresora se le da unilateralmente por no reconocerlo ????
Ahora los cartuchos de tinta y de toner vienen con los papeles de Pedigree incluidos y no me había enterado?

La conjura de las dicroicas. Es ley: si hay alguna entrevista importante en la oficina a primera hora, pues entonces las muy dicroicas explotan en trío apenas llegás e inocentemente intentás prender las luces.
El combo suele venir con saltado de térmica incluido o bien con un ruido simil bombazo y consecuente mancha negra en el techo. Un primor.
Y como para que realmente la maldad de los inanimados se pueda preciar de tal, la conjura de dicroicas gana en impactos si es un lunes, como inicio de semana.

Alguien logró rescatar fácilmente el papel A4 tamaño vaquita de San Antonio (o mucho más chiquito aún) que se traba en la impresora haciendo saltar la banca? . Se traba todo el sistema, no se puede imprimir ni ahí, ni en red, ni nada y no hay ni clip, ni cuchillito, ni pincita, ni uña, ni dedo, ni nada (y cuando digo nada, es claramente nada) que logre hacer mover el minúsculo e imperceptible papelito del lugar al que está aferrado hace ya largo rato.

Y esos tacos de papel que vienen en varios colores: seguro que jurarías sobre los Santos Evangelios que era de un verde flúo que lastimaba la vista y que en cualquier otra ocasión lo hubieses detectado a 100 metros a la redonda. Pues en el instante menos pensado, quiso desplegar su maldad  y esconderse entre otros cuantos papeles que suele haber en cualquier oficina.
Descontado: no hay Cristo que le haga entender que no es el momento preciso para jugar a las escondidas. Piedra libre para el papel amarillito que estábamos buscando hace dos días como si fuera el eslabón perdido!

Excéntrica Sra.  M.M.: si en algún momento dudé del cientificismo de tu teoría, va este post lleno de mea culpa por haber tomado tu palabra en vano.
Y para uds. mis queridos objetos inanimados que me complican el día con una frecuencia asombrosa, desde aquí, junto con otros pares que se unen a esta plegaria, les decimos: no-les-tenemos-miedo !!!!!.

Bueno, un poquitito sí, pero tampoco se la crean, eh?!

jueves, 3 de diciembre de 2009

En que te estoy hablando.... en chino?

Entré a la página del Gobierno de la Ciudad para hacer un trámite de Ingresos Brutos.
Pero Rentas te da sorpresas... y lo hace con esas interesantísimas cosas que nos transmiten en sus grandes titulares. El que vi hoy, recién nomás, reza:

"Funcionarios chinos interesados en las estadísticas porteñas
Se reunieron con pares de la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires."

Lo primero que pensé es: ¿en qué pueden llegar a estar interesados estos funcionarios chinos?.
Pero luego me detuve con mi obsesión por las palabras en esto de que "se reunieron con sus pares". ¿Cómo vendría a ser?: se reunieron con otros chinos que laburan en el Gobierno de la Ciudad, con los que ocupan el mismo puesto que acá en Suipacha y Viamonte pero allá en China, ¿tenemos una delegación en China de Rentas?
Los mensajes de las páginas web oficiales parecen redactados por el enemigo. Prosigo.

Yendo más allá del "copete" periodístico: ¿en qué se interesaron los chinos finalmente?

Transcribo: "Con el objetivo de recabar información y estrategias sobre la metodología utilizada para la medición de la pobreza e indigencia en el ámbito de la Ciudad.(...) la comitiva encabezada por Du Guo Zong buscó interiorizarse sobre la utilización de las estadísticas como herramienta para la eficaz asignación de las políticas sociales (...)  El interés demostrado por la comitiva alcanzó además a las metodologías aplicadas para los Censos de Población, Hogares y Viviendas, Índice de Canasta de Consumo y la Encuesta Anual de Hogares."
 
¡Recórcholis, Caracoles, por Dios y la Virgen! ¿Se vinieron nada menos que desde China para que les expliquen la metodología utilizada en la medición de la pobreza acá ???. Por si les quedaba alguna mínima duda, habrán podido certificar que es A DEDO, my lovely chinese international functionaire, es A DEDO!.
Se olía desde allá lejos. No hacía falta reunirse con nadie, cariño mío.
Supongo que entonces estos cerebros orientales no andan buscando ni precisión ni seriedad. Yo que el Sr. Zong me hubiese tomado el avión a otro destino cualquiera a tal efecto. Y como si esto fuese poco bucearon sobre la EFICAZ ASIGNACION DE POLITICAS SOCIALES. Ahí me desmayé de la risa....

Es decir, Zong evidentemente habrá venido a ver cómo hacemos acá para asignar horriblemente los recursos sociales, pero que las estadísticas se vean lindas, saludables, relucientes, inmejorables.
Como un impecable cierre de reunión de notables, también estudiaron las metodologías de la Canasta de Consumo y la Encuesta Nacional de Hogares. ¡Cartón lleno! ¡Bingo y recontrabingo!¡Tachame la doble!
 
Sólo me vino a la mente, grosera carcajada de por medio, la vieja propaganda de un electrodoméstico que cerraba con una frase con "punch". "TAKAYAMA MENTIROSO". Y hoy en día, pareciera que quiere seguir vigente nomás.

domingo, 29 de noviembre de 2009

Hablando con el Sr. Binario.... si, el de Sistemas

Hoy tuve una tarde entretenidísima tratando de cerrar el Balance de un cliente. Llego al lugar, lluvia torrencial mediante, para terminar de verificar algunos saldos. Saco mis papeles de trabajo impresos por el sistema hace un mes y comienzo a puntear los famosos saldos de las cuenta.

Mucha, grande, importante y visualmente notoria fue mi sorpresa cuando los números que tenía en ese listado, diferían completamente de lo que mostraba la pantalla -obviamente, demás está decirlo, pantalla correspondiente al  mismo sistema-. Nada que ver. Del verbo "nadaquever".

Pantalla va, pantalla viene, abriendo y cerrando ventanitas (...otra que "la ventanita del amor se me cerró") abordamos al programa con la ayuda de los administrativos, en diferentes direcciones, pero no hubo forma de hacer que pantalla con listado coincidiesen.

Decido finalmente  llamar por teléfono a S.S. (Sr. Sistemas). Le explico todo con el mayor lujo de detalle posible y mi cabeza comenzó a poblarse de innumerables signos de pregunta y otros de exclamación:
- S.S. me atendió como si lo estuviese llamando desde Albania y le estuviese hablando en dialecto originario del lugar.
- hubo mucho silencio en la conversación: nunca supe con exactitud si S.S. me estaba escuchando atentamente o si simplemente estaba como loco haciendo Sudokus a toda velocidad o tratando de fijar algún record en esos jueguitos de mover joyitas de acá para allá. Yo no me doblegaba en la ardua tarea de comentarle mi "pequeño" inconveniente por más autismo que encontrara de su parte.
- cada tanto, pero muy cada tanto, S.S. emitía un "aja" o un "ejem" de acuerdo a como aleatoriamente los ubicara.

Decido hacer silencio. Hubo más silencio aún del otro lado de la línea por lo que retomo la conversación con el típico: "Hola?! Hola?!".
"Si, si, te estoy escuchando" - responde. Bueno, te estoy escuchando es un decir, no?, una sutileza llena de ironía.

Solución: "en remoto" no se puede resolver. Porque el loop del scroll del nido del forum del nosecuanto no se lo permite (momento en el que hay dos alternativas o "apagá y reiniciá todo nuevamente" que no se aplica en este caso o bien inundarme con palabras técnicas donde da lo mismo que me diga lo que leyó en la última actualización de la revista internacional de mayor prestigio o lo que balbuceó su sobrina la noche anterior... me da igual). Lo tiene que ver en persona -agnóstico resultó S.S. - por lo tanto...
Adivinaron! Verá de que se trata en una próxima visita. Mira vos........!

Partí, cabizbajo, con mis papelitos en mano, incoherentes totales con la pantalla malvada que me brindaba nuevos dígitos e importes. Juro que ese listado es de ese mismo sistema, aporto pruebas y testigos, pero las manos mágicas de la informática nuevamente me jugaron la mala pasada.
Y S.S., pancho tranquilo, en algún momento y en persona, verá de qué se trata.
Mientras tanto, puNteando espero...


martes, 17 de noviembre de 2009

Medidas que dejan huella...

A partir de enero, los nuevos contribuyentes serán fotografiados y deberán dejar sus huellas digitales como requisito para inscribirse ante la AFIP. Para los ya inscriptos habrá un programa de reempadronamiento.

Y el día amaneció nomás, con esta confirmación. Una amiga -previniéndome de la catarata de consultas- me envió un mail comunicándome esta feliz noticia.
Como no tengo/tenemos nada que hacer, los diversos Organismos inventan nuevos métodos que entiendo que van a mejorar la seguridad y la veracidad de los datos en los trámites que se realicen. Pero permítanme esbozar una amplia, amplísima sonrisa.



Porque si esto lo implementasen de ahora en adelante, para los nuevos trámites, vaya y pase. Entonces, como si ya no fuese suficientemente dificil hacer un trámite de inscripción en la AFIP, al remolino de papeles, fotocopias, constancias de domicilio, documentos en original y duplicado y tantos otros menesteres, se suman ahora la diabólica parejita de "te sacamos una FOTO" y "te tomamos la HUELLA DACTILAR". ¡Un poema, flor de Combo! (...otra que la cajita feliz!)

Pero no conforme con ello, también implementarán un reempadronamiento de contribuyentes. Palabra que evidentemente los hace vibrar de felicidad.
Porque cada tanto, ahí van en dulce tropel montones de contribuyentes a volver a decir una vez más que son quienes ya eran, que viven donde ya vivían y que se dedican a la misma actividad que vienen desarrollando hace ya veinte años. Pero primero cambiaron los formularios, después las categorías, después el sistema informatizado, que la clave fiscal, que la página web. Siempre hay un buen motivo para empadronar y reempadronar. Y volver a reempadronarse al inifinito y más allá.

Ahora si: peinate que salis en la foto! ¡Mamma mia! De sólo pensarlo ya me estoy doblando de risa.
No sé cómo se llevará a cabo, sólo ya me rio a caracajadas y por adelantado, de pensar a las empleadas tan gentiles que abundan en las Agencias pidiendo que sonrías para la foto digital. "A ver señor, póngase de cuarto perfil derecho, más abajo que la camarita web no me lo toma señorrrrrr. Ahora no respire, no se ría y diga Whisky!"
Y eso si, querido contribuyente, no te hagas la estética, no te tiñas, no te quedes pelado, no engordes ni adelgaces ni envejezcas ni cambies el look, porque eso será motivo más que suficiente para que no te sellen más ningún trámite. N-i-n-g-u-n-o.

Ni que hablar cuando un universo indeterminadamente inmenso de contribuyentes tenga que ir mojando uno tras otro la yema de sus dedos en esas almohadillas pringosas donde después quedás todo manchado indefectiblamente, por 72 horas hábiles administrativas. Quizás, al igual que cuando sacás el documento, te den ese jabón verde moco y ahí es cuando, sin dudas, recordarás aquel refrán que reza: "es peor el remedio que la enfermedad". Quedás sucio de tinta y gomoso con ese jabón. Ambos no salen con nada.

Recuerden, atentos!, que ahora uno de los requisitos para ir hacer el trámite de inscripción va a ser estar bien bañadito, perfumado y prolijito que te sacan la foto.
Mira el pajarito!

martes, 10 de noviembre de 2009

Finoli, Finoli

Los amigos del sitio web de la AFIP siempre me dan material para mi escritura. Finalmente, y aunque no quiera o me niegue, les voy a tener que agradecer.
Les pido, por un minuto que se zambullan en la imagen de los inspectores que relevan a los obreros de la industria de la construcción.


Ya me causó gracia el tema del CASCO AMARILLO. Ya sé que es obligatorio, pero si vas a relevar a los obreros "de dorapa" y fuera de la obra, el casco me parece innecesario, pero bueno... lo obligatorio es obligatorio.

Pero mi intención no era marcar el tema del casco que es solamente un minimísimo detalle sino que lo mío apuntaba a la segunda inspectora a la izquierda que está mordiendo el lápiz tan finamente, pero tan finamente, que llamó mi atención.

Esa sutileza inmediatamente me retrotrajo a algunos momentos en los que tuve que lidiar con esos inspectores que como le dieron un poquito de poder, salen con todo el alma de barrio, y la mancha de tuco y pesto en el cerebro a relevar contribuyentes con una onda "Salvese quien pueda que acá llegué yo!!".
Porque ahora que tienen sus cinco minutos de poder, agarrate! porque vienen en tropilla... y arrasando con todo.
Algunos de ellos creen que porque le dieron un par de formularios con el membrete de la AFIP ya son personalidades importantes. Dignas del mayor de los respetos.

Sin embargo, la foto no miente, y algunos muestran la hilacha, mordiendo el lápiz de costado y comiéndose las "s".

lunes, 2 de noviembre de 2009

Buscando petróleo...

"Querida, mi amor, mi cielo, mi reina .... son sencillamente fotocopias!" dan ganas de decirle "A ver, contame, princesita del sello fechador: ¿Qué quisieras encontrar en el anverso/reverso de una mísera fotocopia?"

Y si, evidentemente, su listado de deseos incumplidos debe ser amplio, por no decir enorme. Extensísimo. La chica de la AFIP seguramente cree que al dorso de la fotocopia del DNI de mi cliente, o de la escritura traslativa de dominio, va a encontrar una raspadita donde el posible premio consiste en: una semana en un All Inclusive caribeño, una noche en hotel ***** con su Príncipe Azul, un 2 x 1 para los Hoyt's cinemas 3 D, y sigue la lista....

La velocidad y la destreza para revolver me hace temer que los papeles lleguen a punto nieve en cualquier instante.

Revuelve que te revuelve -y menos mal que las fotocopias no son tridimensionales y sólo tienen frente y dorso- mientras los minutos pasan. No, no hay petróleo, ni aparentemente quiere encontrar el eslabón perdido, ni un viaje soñado al Lejano Oriente. Quiere encontrar un ERROR !!!!!!!! Cueste lo que cueste !!!!!

En el más lujurioso de sus mecanismos inconcientes, ella anhela encontrar que falte algo por más mínimo e imperceptible que sea. Pues entonces quedará para mí, la ardua tarea de salir a buscar "la aguja en el pajar" que ella dulcemente solicita como si fuese una pavada.
Sólo quiere librarse de mi (y bonus-track también de mi cliente) para llegar a su máximo objetivo: librarse de tener que hacer su trabajo.

Si yo logro sortear sus sucias "trampas" cual correcaminos al coyote: el papel sellado, le quedará estampado sobre su escritorio y parte del tiempo que dedica a chatear con las amigas, a mojar la medialuna en su café con leche y a mirar el catálogo de venta directa de ollas, sartenes, cosméticos o lencería erótica, lo va a tener que dedicar, lisa y llanamente, a TRABAJAR.

Y andá nomás chiquitina, a tu mundo de pilones de papeles que vos misma pedís a mansalva -agarrada como garrapata a la última resolución en vigencia-, para después tenerlos tirados por cualquier lado armando rascacielos de expedientes sin resolver, montañanas blancas irregulares que debés confundirte con Chapelco o Las Leñas.

Algunas veces mi espíritu aventurero logra doblegar al de la empleada en cuestión. En cambio, otras tantas, me iré cantando bajito por las escaleritas de la AFIP, de capa caída, con ansia de revancha, con sed de justicia.
Volveré y seré .... seré tu pesadilla hasta que me lo selles!

miércoles, 28 de octubre de 2009

El Oraculo de Delfos... la saga continúa

Por si no lo recuerdan -obvio que no tienen porqué recordarlo-, el título del post remite a clientes que conociendo que soy contador, creen que pagando el abono pueden preguntar(me)cualquier cosa. Y cuando digo cualquier cosa, es literamente cualquier cosa.

Comparto hoy con Uds. la nueva inquietud "clienteril". No sé realmente si tengo que dejar horas en la oficina y dedicarme al rubro ploteo de objetos, porque increíblemente (la frase hecha "no hay casualidades sino causalidades" parece venir como anillo al dedo en estos casos) las dos preguntas remiten a eso. He aquí la segunda...

-----Mensaje original-----
De: xxxxxxxxxxxxx [mailto:xxxxxxxxxxxxxx.la]
Enviado el: martes, 27 de octubre de 2009 08:23 pm
Para: 'Marcelo Cafferata'
Asunto: Consulta ploteo auto

Marce,
Cómo estás?
Consultilla.. como se comporta impositivamente un auto ploteado?

Como se asegura? Estuve leyendo y vi que hay varias cosas para tener en cuenta..

Muchas graciasss
Beso,
XXX.


Sólo respondí que supongo que el auto se comportará seguramente como cualquier otro rodado: nafta, seguro, patente, papeles, cédula verde....y arrancará con primera, supongo, por más ploteo que tenga encima.

Y respecto de la segunda pregunta "Cómo se asegura?" o mi bola mágica nutrida de sentido común me indica que seguramente un asesor/promotor de seguros sería la persona indicada para hacerle el ODOL minuto en el aire.
También, como ayuda momentánea te puedo ofrecer algunas frases matadoras de la filósofa contemporánea Lili Ferri, es decir, mi señora madre. Ejemplo: "A seguro se lo llevaron preso" "Lo único seguro en esta vida es la muerte" cuando quiere tangencialmente imbuirnos del tema de lo efímero y si no la frase matadora que puede adecuarse a toda circunstancia "EL NO YA LO TENES!".
Es decir, en este caso, preguntá lo primero que se te venga a la cabeza... total....

lunes, 26 de octubre de 2009

Che, menos malllll.....

Esto salió hoy cuando abri la pagina de AFIP.

LA AFIP FIRMARÁ UN ACUERDO DE INTERCAMBIO DE INFORMACIÓN TRIBUTARIA CON EL PRINCIPADO DE ANDORRA



Ahora si que puedo dormir tranquilo, no tenemos doble imposición con el principado de Andorra, cosas importantísimas si las hay.
Eso si, siguen sin cambiar los importes de monotributo, siguen sin modificar mínimos imponibles... pero me quedo nuevamente tranquilo, porque se están ocupando de cosas realmente importantes.

viernes, 23 de octubre de 2009

Writer's block

Todos los escritores tienen un excelente "curro" a la hora de no hacer nada. De descansar un poco de su rutina...
Recurren al bloqueo típico de los escritores. "No se me ocurre nada" "No (me)llega la musa inspiradora" "No encuentro la idea exacta que quiero desarrollar" "Evidentemente tengo que dejar que alguna de las ideas que tengo se asiente porque no tengo claro el destino de los personajes" y tantas otras miles de ideas-reflexiones-excusas, para tomarse una buena temporada sabática hasta que la musa baje vaya a saber desde dónde.
Y mientras no baja... vacaciones!. Para el afuera, sufren como locos por el tema del bloqueo creativo, pero dudo que el sufrimiento sea tan fuerte.

Hay otras profesiones que enarbolan otras excelentes excusas, aunque no a la hora de "vacacionar". Los escribanos no mueven un papel sin cobrarte so pretexto de que tienen contadas las fojas protocolares y blablablablabla. Los psicólogos que no te pueden atender por menos de $ xxxxx porque el pago es el costo que debés "sufrir" para acceder a la terapia y blablablablablablabla. Los abogados que piden adelanto de gastos porque tiene que pagar la tasa de justicia para iniciar el expediente y blablablablablablabla.

Si me llama un cliente pidiendo el Balance, le puedo decir que no pude avanzar en nada porque él me había pedido que mostrásemos una buena evolución de su empresa, pero el "bloqueo creativo" por el que estoy atravesando me impide seguir adelante?


¡Quiero una de esa excusas ya! Evidentemente debe ser la epoca del año, que casi todos ya venimos pidiendo pista para unas prontas vacaciones .... pero realmente hay mañanas en que miro los papeles y como la canciòn del poeta contemporáneo Piti dixit "Y no se me ocurreeeeeeeeee naaaaaaaaadaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa".

Amigos, colegas, coterráneos, les suplico que pongan toda sus energías orientadas a inventar, lo más pronto que nos sea posible una excusa digna y fehaciente para algunos días sabáticos que no (me/nos) vendrían nada mal. Mientras tanto, la excusa no se me ocurre, justamente, por mi bloqueo creativo.

lunes, 19 de octubre de 2009

La kermesse del millón de cupones

Esto está extraido de la página de AFIP. Es decir, amigos, es SIC. Textual.

Asunto: EL IVA Y VUELTA YA TIENE MÁS DE 1 MILLÓN DE CUPONES CARGADOS

La AFIP realizó el sorteo N° 25 del programa “Iva y Vuelta”, que entrega un cero kilómetro cada semana. En esta oportunidad el posible ganador es Juan Francis Vezzoso de la ciudad de Bragado, provincia de Buenos Aires, quien será acreedor – si todos los datos están bien registrados – de un automóvil Volkswagen Suran.

Desde que comenzó el programa se ingresaron más de 1 millón de cupones que son utilizados por la AFIP para fiscalizar a los contribuyentes que emiten los comprobantes que participan del sorteo. El cupón que lleva el número 1.000.000 fue cargado por un residente de la ciudad de Córdoba
.


Dos párrafos. Dos cosas de las que no me puedo callar la boca.
Trataremos de tomarlas con humor.

En el primer párrafo es inquietante, por ponerle algún adjetivo, que el Sr. Juan Francis Vezzoso sea el POSIBLE ganador.
No entiendo su sintaxis: ganó o no ganó?. El pobre Sr. Vezzoso que queda escrachado con nombre y apellido en la página de la AFIP: festeja o no festeja? ¿Se abraza con la familia o espera sentado post-escrache web hasta que le confirmen la noticia dentro de unos días?
Como lo del sorteo y la carga de cupones va con clave fiscal, cómo se entiende "Si todos los datos están bien registrados". Tengo que entender que le dieron un CUIT y una clave fiscal a un Vezzoso que no es el Vezzoso original? Vezzoso Matrix Redux?
¿O en Bragado le dan el CUIT a cualquiera sin tantas vueltas como dan acá en la Capital?
Avisen muchachos!: porque entonces, si hacen los trámites sin tanto reparo, con tanta liviandad e imprecisión, me tomo una combi una vez por semana a Bragado y soluciono unos cuantos "revoleos" de la oficina que veo que no tendrán tantos vericuetos como acá en Capital.
¿No sería mejor, si es que tienen que verificar algo, que lo verifiquen previamente y luego publiquen el nombre del feliz ganador al que EFECTIVAMENTE le van a dar el 0 km tan deseado?

En el segundo párrafo, aplaudo de pie a la increíble generosidad con la que cargaron con 1.000.000 de cupones, a las desnutridas bases de datos de la AFIP. Gracias a estas almas nobles y argentinas la AFIP avisa en su página con una sinceridad pasmosa, lo que piensan hacer con estos cupones. Servirán entonces, para que recauden muchisimo más dinero que las migajas del cero kilómetro que le regalarían al supuesto, posible, probable, enigmático ganador bragadense.

Felicidades Sr. Vezzoso! En caso de que fuera o fuese ganador, esperemos que disfrute su impecable 0 km.
Y felicitaciones, por supuesto, a los 999.999 cupones no ganadores pero que con orgullo nacional ensancharon la base de datos de la AFIP, bajo la eterna y noble ilusión de acceder a un cero kilómetro.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Voces del más allá

Estoy haciendo trámites. Mañana "tramiteril" por excelencia. Microcentro, Tribunales, cafecito, caminata y más trámites.
La empleada de la DGI (o AFIP según la nueva nomenclatura) me sella el papel y salgo eyectado hacia el primer baño disponible ... o corro peligro de dejar el charquito (evidentemente hoy, la sutileza no es lo mío).

Entro al baño de la AFIP, recinto lúgubre y atravesado por un frío glacial y acompañando ese contexto, siento como una voz del más allá, lejana, pero clara, explicándome un tema de exportaciones. Miro para todos lados, no hay nadie. Pero la voz sigue hablándome firme y claro. Yo, sigo sin ver gente.

Y la voz me sigue enviando señales del más allá: números de formularios, fechas, importes y mucha información.
Temo que el exceso de trabajo me esté llevando a la locura. Bueno, otro tipo de locura, hay una innata que evidentemente no piensa soltarme tan fácilmente y ya lleva más de 40 años de indiscutible trayectoria.

El susurro finalmente, se ve abruptamente interrumpido por un tono de voz más potente: "Pero fijate bien.... tiene que haber un formulario".
A mi me habla? Es Dios el que me habla? Es la voz de la conciencia de otro contador? Es mi propia conciencia (hace rato que pensé que la había extraviado en un blanqueo)?
Ay, Ay, Ay, estoy más distraido que nunca... es un señor encerrado en el baño del fondo que no para de hablar con su celular !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


Y asi es como esas voces invasoras me/nos persiguen: hablan por celular a los gritos en el subte para tapar con la conversación el ruido ambiente y ahí es donde uno se entera -aunque no quiera- de toda la planificación del fin de semana, de que ya no se banca más a la suegra, "levantes" varios con lujo de detalles o la última depresión atravesada durante el reciente fin de semana largo.

Atienden el teléfono en la sala de espera del dentista como si estuviesen solos, susurran en el Banco para que el supuesto policía (esos entrañables rechonchones de Seguridad del Banco Ciudad que tienen un nosequé ta-a-a-a-n particular) no se de cuenta que están hablando, aunque se los distingue a leguas de distancia por su actitud corporal de "esconderse" tras la nada misma.
Pero no hay fronteras que no puedan ser atravesadas: charlotean en el cine antes, durante y despues de la película; no les importa que Alcón esté declamando Shakespeare en el escenario porque ellos atienden y hablan igual. En la Iglesia, en el templo, meditando, en el gym mientras hacen la clase o mientras corren en Palermo -total con ese microfonito nuevo, podés estar descuartizando a alguien y mientras, le pedís ayuda por teléfono a tu terapeuta-.

Cataratas de ruiditos -también llamados ringtones- en el medio de un curso, de una clase de la Facultad, en un grupo terapéutico... y sigue la lista, los habladores celularianos son así: comparten la vida con sus semejantes sin ningún tapujo en su pequeño "reality show" doméstico y cotidiano.

Me quedo más tranquilo. Escucho voces... pero éstas al menos, ya se de dónde vienen...

viernes, 9 de octubre de 2009

Perdidos en Tokio... o por el de Tokio


Viernes 14:00 horas, Agencia Nro. 6 - Palermo - de la AFIP.
Nos acercamos con mi cliente al Sector Trámites por millonésima vez para ver si finalmente nos hacen el favor de iniciar el trámite porque alguien que vive en Japón (si, Tokio, más precisamente) quiere vender un dos ambientes que le quedó tirado en suerte en Buenos Aires, post declaratoria de herederos.

Desde su escritorio, nos da la "bienvenida" una chica tan jóven como soberbia y grosera, que nos grita sin moverse de su puesto de trabajo: "Porquetemaes? Porqué temaes? Por qué tema es?". Breve explicación a lo lejos mientras la muchacha se va acercando a nosotros. Previo paso por el escritorio de Jorge al que le reclama "Jorge, bajá esa radio que no escucho nada, Jorge"

Y he aquí nuestro diálogo:

- Ganas de levantarme no tenia, pero... no les escucho nada
- .....
Le mostramos el trámite
- Pero esto está todo malllllllllll!! -haciendo gala de su innata delicadeza-
- Por?
No responde, sigue revolviendo todos los papeles, entremezclándolos.

- Además -pregunta mirando a mi cliente- Usted es la residente del exterior?

Chan! ¿Qué se entiende por residente del exterior? Muy soberbia pero no entendiste nada. Si el residente del exterior estuviera acá en Buenos Aires, no haríamos semejante trámite.
Nos hubiesemos perdido el enorme placer de conocerte.
Tokio, Tokio, estamos en problemas....

martes, 6 de octubre de 2009

El discreto encanto de estacionar....

Levante la mano quien maneja en la Capital Federal! Y levante la mano quién tiene que ir a Palermo, al Centro o cualquier suplerpoblado barrio porteño con el auto??


Han sufrido entonces el embate de la playa de estacionamiento por horas: es como empeñar un riñón si tardás más de una hora ... como muy económico el estacionamiento ya sale como $ 7.- la hora y los hay muy zarpadillos y listos que llegan a $ 10.50.- (no miento, adjunto prueba fotográfica).
Es como una transfusión directa al bolsillo de una aspiradora Yelmo que minuto a minuto te diezma el presupuesto.
Si la cosa da para largo, andá sacando la tarjeta de crédito o la de débito porque la media estadía te sale tan cara como una remera comprada en un local de Shopping (nada de OUTLET ni segunda selección). Gastás lo mismo en el cine que en el estacionamiento. Si salis a cenar con amigos, el estacionamiento es un cubierto más.

Y para tratar por todos los medios de que tamaño asalto a mano armada no se perpetre tan fácilmente, en la medida de lo posible, uno da vueltas con el auto como una calesita hasta encontrar ese lugarcito, pequeño pero querible donde acurrucar al auto por un ratito.

Atencion desprevenidos conductores! Cualquier zona del centro puede ser de "Carga y Descarga las 24 horas". Si, esa esquina que parece arrojada a la buena de Dios, donde no pasa ni un alma ni en hora pico, es también lugar de carga y descarga.
¿Qué van a descargar ahi? Multas: muchas con acarreo incluido para facturar a lo loco. El nuevo curro es que cualquier cosa tiene linea azul punteada que sólo podran divisarla los que tenga vista privilegiada (porque con lo recaudado por las multas ni siquiera compraron un buen tacho de pintura) y si no lo viste... y bueno, tendrás que salir corriendo tras la grúa que está removiendo gentilmente tu vehículo hacia la playa de recaudación más cercana.

Si encontrarse el preciado lugar, es probable que venga velozmente el Señor Trapito. Hace señas como loco desde mitad de cuadra y viene a toda carrera con trapo en mano y al grito de "Se lo cuido? Se lo cuido?". Cuidado con pedirle el "favor" del cuidado. Los hay más temerosos, pero algunos más arriesgados ya tienen un tarifario unilaterlamente fijado por el Gremio de Trapistas Unidos & Co.
Por ejemplo, un domingo que vas a pasear una horita a Plaza Francia son $ 10.- "Ah, bueno, pero lo puede dejar todo lo que quiera...." te alienta el trapito, en pos de que pases no una horita sino un buen rato con los chicos paseando por la feria de artesanías y afines.


Otro enemigo acérrimo es el parquimetro o máquina de tickets o ya no se como se llama. Ley de Murphy: encontraste lugar, es estacionamiento medido, ergo te lo digo, te lo vaticino, no falla. NO TENES MONEDAS!
Empezás una furiosa peregrinación en los kioscos de la zona a ver quien vende fichas. Nadie. Todos miran con cara de que eso no es una casa de videojuegos.
"No, fichas para el parquímetro...". Silencio total. Nadie quiere delatar al kiosco que las está acumulando para fundirlas y hacerlas cadenitas, medallitas ...
Ninguno te cambia, monedas no hay en ningun lado, y mientras corrés y con un ojo mirás si hay algún otro kiosco, banco o casa de cambio que te de un par de monedas, con el rabillo del otro mirás rezando a todos los santos que sean de tu devoción, para que la grúa del SEC no te lo levante en ese preciso instante.

Los otros agujeros a los que te dirigis preso de la emoción y de un acelerado latido del corazón como si te estuvieses ganando un Bingo de Pozo Acumulado, seguramente son: garages, paradas de colectivos, espacio reservado para el auto de la Embajada de Zambia, reservado nuevamente para carga y descarga, portón de una fábrica que parece completamente abandonada pero bien limpito hay un cartel que reza "entrada y salida de vehiculos las 24 horas" y tantos etcéteras.

Harto de dar vueltas, agacho la cabeza, no mucho porque si no me la pego contra el volante, y doy ingreso al templo de la facturación, el nunca bien ponderado estacionamiento por horas....

lunes, 5 de octubre de 2009

Gracia Dió es ..... lun"e"!

Lunes otra vez... diría la canción. Y qué Lunes! ¿Cómo se inicia mi semana? En el centro de Gestión y Participación de Coronel Diaz y Berutti haciendo trámites.

Bueno, en realidad, la semana se inicia levantando a los chicos, cambiándolos en ese semisueño que tienen a la mañana donde ponen las dos piernas en el mismo "agujero" del pantalón -entre otras acrobacias varias- y luego partimos con sus mochilas, viandas y otros enseres como tres descendientes de alguna perdida tribu nómade (creo que cada vez que la vecina nos cruza en el pasillo, piensa que en vez de ir al colegio, nos estamos mudando).

Como plus, ayer llovió. Así que está todo bastante pringoso, avenida resbalosa, todo el mundo sacó el auto para no mojarse tomando el colectivo, lo que hace que llegar a todos lados sea un delicioso martirio. Pero... allá vamos!

El tema no es que tuve que ir al Centro de Gestión y Participación sino CON QUIEN tuve que ir.
Ya la conocerán algunos que leyeron otro posteo anterior, es la inefable Sra. M., quien podría ser protagonista de más de mis historias si no fuera porque escribir siempre del mismo tema me aburre. Pero su conocimiento milenario -creo que viene de varias generaciones ese estigma de "Yo me las sé todas"- y su estilo tan borderline, mezcla de Catita y Doña Rosa, la hace literariamente irresistible y deliciosa.

Haciéndome enrojecer de la verguenza, ante la primera y minúscula piedra que puso en nuestro camino la honorable empleada municipal, ella le espetó a muy viva voz "Cualquier problemita, mirá que yo soy pariente de Pichi!" (sic)
Como si una boa constrictor la estuviese acogotando, la empleada se quedó absolutamente sin aliento. ¿Buscaría en su disco rígido a CUAL Pichi se refería -debe haber más de una docena con ese apodo en una repartición municipal-? ¿Trataría de adivinar el grado de parentesco entre la Sra. M. y el honorable Pichi?.


Pasado este simbronazo, revisó toda la documentación, pero... faltaba la fotocopia fatal. Nos faltaba sólo UNA, U-N-A fotocopia.
Segundo embate: cualquier persona en su sano juicio se hubiese retirado a la librería más cercana. Pero la Sra. M. le dijo con carácter prácticamente de encuesta IBOPE "Ya me di tres vuelta' manzanas y por acá no hay lugar de fotocopiadoras, no tenés acá para sacarme una?"
La empleada a esta altura, piensa que es presa de una cámara oculta o algo por el estilo.
Si hay un rasgo que envidiarle a la Sra. M. es su tenacidad en el logro de su objetivo por lo cual, cuando la empleada va a balbucear la primer palabra, rápidamente le gana de mano y dice "Esa no es una fotocopiadora? Me sacás una!?"


La empleada saca la fotocopia mascullando vaya uno a saber qué frases y nos da por finalizado el trámite. En ese instante, intenta explicar algo sobre cómo hacer el primer pago y una clave y ...
Sra. M. interrumpe, la detiene con el cuerpo, alzando la palma de la mano paralela al cuerpo, como formando una pared de resistencia energética. Brama: "Momento, porque yo nnnno entiendo nnnnada -remarcando mucho las "n", creo que ahi radica el poder de sus dichos-".
Y acota "para eso vine con mi contadorrrrrrrrr -y en este caso la remarcación es sobre la "r" con un dejo de autoridad-"

Y si, ahi parado como un poste desde hacia más de veinte minutos, estaba yo, confundido entre los muebles del lugar. Incólume por el torbellino de papeles y frases y diatribas plagadas de explicaciones innecesarias que le daba la Sra. M. a la empleada. Le contó que compró su local "al pozo" desde hace no se cuántos años, que es pariente de Pichi, el anecdotario del rubro al que se va a dedicar... y muchísimos etcéteras.

Y ahi, sin decir mucho mas que "Gracias!" tome los papeles y la dispensé a la pobre y abnegada empleada de seguirme explicando nada. Que se quede tranquila, que respire tres veces y que vaya nomás al dentista, que nos dijo que la estaba esperando.... Hoy ya se ganó su pedacito de cielo.

miércoles, 30 de septiembre de 2009

El Oraculo de Delfos

Indudablemente lo tengo que compartir con Uds. y juro que en esto no hay giro literario alguno. Llegó ayer a la oficina este mail del que sólo saco el nombre de quien lo envía por razones más que obvias.

Ahi va...

-----Mensaje original-----
De: Administracion [mailto: ]
Enviado el: martes, 29 de septiembre de 2009 04:21 pm
Para: Marcelo Cafferata
Asunto: consulta medio urgente

Puedo colocar un vinilo de propaganda en el vidrio que diga XXXXX (nombre de la empresa) en grande? es para que sepan donde estamos la consulta es, si lo coloco tengo que hacer habilitación de congreso o no es necesario?

P.A.
CEO


Bueno, queridos amigos, me han preguntado por metrajes en las habilitaciones, por certificados médicos para que yo opinara si eran o no truchos, si me parece que con los ingresos que tienen puede viajar a EEUU porque tiene que sacar la VISA y no sabe si lo van a rebotar o no, me llegaron a preguntar cuál es el importe del pulso telefónico cuando se pasa la línea telefónica como comercial para poder discriminar el IVA, en fin. Soy como un libro Gordo de Petete en acción: pero inauguré con esta consulta la rama del diseño gráfico y digitalización en pos de reafirmar una marca labrada en el vinilo consagratorio del templo sagrado de las nuevas oficinas de mi cliente.
Qué nivel!

A todo esto, comparto tambien el mail que me manda mi amiga Marcela que es muchisimo mas divertido que todo lo que pueda contarles...

-----Mensaje original-----
De: Enviado el: miércoles, 30 de septiembre de 2009 10:42 am
Para: Marcelo Cafferata
Asunto: Re: RV: consulta medio urgente

Che, veo que vos sos fuente de información de cualquier tema. Vos sabés que tengo un par de dudas existenciales? Te las voy pasando asi me contestás... sacá la bola luminosa y decime.

1. La depilación definitiva, ¿es realmente definitiva? Además, ¿duele?
2. Botox o lifting manequeen? Sigo con las cremas o agarro el tramontina?
3. Que hay que hacer para engendrar un bebé varón? Hay alguna pose sexual que lo garantice? Vos que ya tenés dos, ¿cómo los hiciste?

Menos mal que te tengo en el circulo de amigos... sino no sabría a quien preguntarle!
Besos y te sigo preparando preguntas para cuando me respondas éstas.

Marcela

martes, 29 de septiembre de 2009

Su llamado será atendido.... jajajajajaja!

De lo que voy a escribir no tiene nada que ver con la oficina, o muy pero muy tangencialmente… de todos modos acá va, amigos! Hoy tuve un encuentro cercano con este submundo, que merece reflexión.

El escenario: líneas 0800 – 0810, servicios al cliente, o "mesas de ayuda" -nombre irónico si los hay-. Y ahí comienza nuestra aventura: contactar a algún ser humano que nos escuche. Travesía que nos llevará por lo menos, recorrer cuatro o cinco menú de opciones dado que invariablemente la opción “Hablar con alguien que me escuche”, JAMAS es una de las primeras. Es ley.

Luego de jugar una batalla naval con el teclado del teléfono y arribar a la opción deseada, nos podemos encontrar o bien el consabido “Aguarde, su llamado es muy importante para nosotros... aguarde... aguarde, su llamado es muy importante para nosotros” a lo que uno no se explica cómo si el llamado es tan importante, siguen sin atendernos (!) o bien “Su llamado será atendido por nuestro próximo agente disponible”.
Ese mantra, repetido infinita cantidad de veces, mayormente mezclado con la versión cibernética de “Para Elisa” que aún sordo, le pondría los pelos de punta al mismísimo Beethoven, me hace pensar que o hay un solo agente atendiendo a todos los llamados de ese momento, o que el agente: está almorzando opíparamente, se tuvo que ir al baño, está jugando al truco con el compañero que tampoco atiende, está peleando por teléfono con sus hijos porque no quieren hacer la tarea o no fueron hacer lo mandados, infinitas posibilidades: menos atender(me), por supuesto.

Y al fin llega el contacto humano. Aleluya, se hace la luz!. De todos modos, previamente seremos sentenciados con otro mantra iluminador: “el llamado puede ser grabado o monitoreado para verificar la calidad del servicio”.

El llamado difícilmente sea grabado –la cinta, Gonzalito!-, y si lo es, será seguramente usado como prueba en nuestra contra, de la demanda que nos va a hacer el telemarketer después que, al no solucionarnos nada y en un completo ataque de furia, nos acordemos de todo su árbol genealógico tanto en línea descendente como en línea ascendente, encariñándonos por igual con su hermana, su madre, como así también con tantos otro parientes para no ponerlos en distintos grados de prelación: si hay algo que a uno no le gusta es andar discriminando. Insultaremos a todos por igual.

¿Qué es lo que particularmente saca a cualquier usuario de las casillas? La parsimonia con que el asistente de turno nos lee lo que le dieron como respuesta sugerida a nuestro problema. Si!, ya se, lo que dicen no tiene nada que con la necesidad del usuario. Ahhhhhhh, eso es otra cosa.
Porque no duden que el asistente leerá una, diez, cien veces -si es necesario- la respuesta sugerida, y si el caso que le estamos planteando no se encuentra adyacente en su manual de instrucciones, el asistente en cuestión quedará tan o más tildado que la señorita de Mac. Donald`s que no entiende que mi hijo quiere la hamburguesa SIN pepino. ¿Qué parte de SIN no se entiende?
“Dejá! Se lo saco con la mano!”, termina exclamando uno después de diez minutos de hacerle entender que yo ya entendí que el Mac. Inferno viene CON pepino. Pero el nene quiere un Mac. Inferno SIN pepino!.

Y hay miles de variantes como llamar al servicio técnico de la banda ancha para que después de haber esperado unos cuarenta minutos el susodicho diga “Probó apagando y prendiendo todo???” “Probé hasta hacer saltar la térmica de mi caaaaaasa, te parece suficiente?... Y sigo sin banda ancha, se entiende?”

Un super-clásico: esperar más de veinte minutos en línea para que la insoportable monotonía de “Para Elisa”, se vea interrumpida por una grabación que nos comunica que "El horario de atención de las líneas habilitadas es el siguiente: días hábiles, de 10 a 18. Sábados de 10 a 14 horas". Miro el reloj y si, son las 18.00 pero desde las 17.30 que me tenés acá esperando!!!

De todas maneras, quienquiera que seas que estas detrás de la línea telefónica, dejo claramente expresado que te admiro, te idolatro.

Primero por tu capacidad pulmonar que te permite decir sin repetir y sin soplar: “Bueno Dias, bienvenido a Telefonica de Argentina, mi nombre es Ramiro Garcia del Carril y pertenezco a la oficina de servicios al cliente, quisiera saber en que lo puedo ayudar?” una y mil veces por día, sabiendo que si hubieses dicho “Hola!” significaría prácticamente lo mismo.

Y como segundo punto te envidio por haber podido asistir a ese curso de vaya a saber qué materia en donde te generaron un nivel de tolerancia supremo.
Pase lo que pase permanecerás en el más fuerte de los mutismos, nada hará cambiar tu actitud, y cuando digo NADA es NADA. Temple de acero!.
Puedo estar hecho el demonio de Tasmania, o pedirte gentilemente una y mil veces que tomes nota de la fecha en que pagué la cuenta de teléfono, código de la tarjeta de crédito, código electrónico de pago de dieciséis dígitos, número de aprobación de la operación, y con una infinita paz interior me repetirás una vez más en tu pacífico castellano neutro “Lo entiendo, pero acá el pago no me figura así que ….”

Querido telemarketer de turno: tu quietud te la envidiaría hasta la mismísima Indra Devi, debés estar atendiéndome en posición de loto o haciendo la grulla que elevaba al Karate Kid a un estado mental superior.
Podrías ponerte a escribir infinitos libros de autoayuda tipo “El Secreto” para ser imbatible ante cualquier adversidad de la vida, con ese don que se te ha generado espontáneamente y podés escuchar las llamaradas que salen del otro lado del teléfono si que nada te turbe. N-A-D-A. Qué envidia!.

Ahora en la quietud de tu hogar, te deseo la peor de las maldiciones milenarias: que se te corte internet, que te llegue un reclamo improcedente, que no te manden hace dos meses el nuevo plástico de la tarjeta de crédito y no puedas ir a comprarte ni un yogurth al chino de la vuelta de tu casa, que quieras preguntar porqué se te desmagnetizó la Banelco y qué tenés que hacer en ese caso.. y entonces ahí tengas que comunicarte con alguno de tus tantos tus colegas entrenados en joderte la vida sin lograr solucionarte nada.
Que Dios ilumine tu paciencia infinita, no dudo que en ese caso, ni el curso más experimentado logrará mantenerte en tu eje! La venganza… será terrible.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Bravo, otro premio para el Sr. Carlos!

Hoy vi este videito. Da asco! Da vergüenza ajena!
Mejor dicho, indigna a cualquier persona que tenga dos gotas de sangre en las venas...

Recapitulemos: porque me parece que justamente a los argentinos esto de hacer memoria, nos falla un poco. Entonces los personajes son un poco así: por un lado tenemos al Sr. Carlos, que por más que haya tenido una publicidad anterior arengando al personal de su empresa, diciendo que apuesta al país y no se cuantas payasadas más, lo que omite decir esa misma publicidad es que el Sr. Carlos ha hecho a su empresa grande, omitiendo todos los aportes que SI les sacó de los bolsillos a los empleados y que nunca jamas depositó.
Pero bueno, eso es lo de menos.
Porque con el famoso blanqueo que venció el mes pasado, creo que la AFIP ya le dio al Sr. Carlos un premio más que suficiente. Premio que consiste en que podía blanquear A TODO SU PERSONAL QUE HABIA TENIDO EN NEGRO PAGANDO SOLAMENTE LOS APORTES DESDE DICIEMBRE 2008 EN ADELANTE. Asi los tuviera desde hace ocho o diez años... no importa, paga estos pocos meses, y adelante... De ahi, para atrás, sencillamente SE LOS ROBO.
Se los habrá gastado en un viaje a Ibiza, habrá llevado a los hijos o a los nietos a Disney, habrá veraneado en Mardel o Punta del Este, habrá cambiado de auto, o lo habrá invertido en maquinarias para su propia industria, pero todo esto mientras los obreros que hicieron crecer su fábrica NO TENIAN NINGUN TIPO DE COBERTURA PREVISIONAL, NI POR SUPUESTO OBRA SOCIAL. Laburaban lisa y llanamente en negro!.

Pero el Gobierno con esta especie de "borrón y cuenta nueva", ha premiado al Sr. Carlos con una gran palmada en la espalda, haciendo quedar a cualquier otro empresario que haya pagado todo correctamente, en tiempo y forma, como un completo pelotudo (no me sale otra palabra, disculpen la expresión). No solamente entonces lo premian con esto, sino que además como una burla institucional se gana el O Km. en el IVA Y VUELTA!
Es d-e-m-a-s-i-a-d-o.
El que pagó en su momento es un tremendo gil, porque no sólo no tuvo ningún beneficio sino que además el benemérito Sr. Carlos (menos mal que no es el Carlitos que todos conocimos en el Gobierno) se lleva de regalo un cero kilómetro. Y toda la manga de imbéciles que pagaron sus impuestos seguramente tendrán que conformarse con el nunca bien ponderado "segui participando".

Ante la mirada completamente atónita de sus obreros, que nunca supieron de sus derechos laborales pero que SI saben lo que es el "IVA y VUelta", el Sr. Carlos les comunicará que ahora tienen la dicha de participar en un super sorteo que el demagógico Charly organiza con su auto. El USADO, por supuesto. A ver si todavia se tiene que desprender del cero kilómetro... por favor!. Y pensar que esa publicidad no la pagaron con los impuestos que evadió Carlos, sino con los que vos y yo SI pagamos. He dicho!

sábado, 19 de septiembre de 2009

Un taxista llamado deseo .... (deseo que te calles!)

Voy al microcentro?: mejor, taxi. Se hace medio tarde?: mejor, taxi. Son pocas cuadras y la AFIP está por cerrar?: mejor, taxi.

Ensimismado en mi mundillo de trámites, papeles y otras lides, me subo al taxi, le digo dónde pretendo ir y apenas el Sr. Taxista pone primera imperceptiblemente entro a su Matrix, su universo propio y particular....

- Que te quede claro: no importa que estés leyendo algo importante (sobre lo que te van a preguntar en la reunión a la que estás yendo): primero deberás atender a la urgente necesidad del Sr. T -señor Taxista, para ir abreviando en la repetición- de comentarte (máxime si es lunes) una especie de "compacto" de Fútbol de Primera en cuatro cuadras y media.
Si el Sr. T. no cuenta con esa onda futbolera, invariablemente nos pasea por temas como: política, corrupción, vergüenzas nacionales, el impacto de Wall Stree en nuestra economía y otras yerbas.
Repito! que te quede claro: si te ve leyendo aunque más no fuera un folleto, fija que el Sr. T interrumpirá una cantidad infinita de veces hasta que le prestes atención a EL!.

- GPS addiction: Y si, también es probable que no sea el Sr. T el que te interrumpa con sus disquisiiones sobre de temas diversos, sino una gallega monocorde que le irá indicando al Sr. T absolutamente todo lo que debe hacer, con una precisión extrema midiendo todo en metros - decímetros y centímetros. Tecnología de punta aplicada a hacer quince cuadras!
"Es todo derecho Sr. T": apague esa voz interior que me está poniendo nervioso!

- Ley de Murphy: si estas apurado porque cierra la AFIP, andá caminando, andá de rodillas, andá como quieras: pero no tomes taxi: porque será el día en que el Sr. T. tratando de ponerse creativo, tomará nuevos rumbos, nuevos caminos, todos ellos embotelladísimos, plagados de aventuras y a los pocos minutos verás como la puerta de la oficina a la que tenías que entrar (o bien entidad bancaria a las tres de la tarde) se cierra en tus narices empujada por el personal de seguridad que señalando insistentemente su relojito hace señas diciendo TARRRRRRRRRRRRRRRRDE! Volvé mañana y segui participando

- Oda al Polaco: no, no es que el taxista sea europeo. Tiene al polaco Goyeneche en la radio a todo lo que da. Imposible concentrarte en cualquier pensamiento, no podés ni ordenar los cuatro papeles que tenés en la mano porque la garganta con arena te taladra los oidos. Y el Sr. Murphy, el de la ley, nos indica que si sos amante del polaco o del tango en general, el Sr. T es un metalero que tiene puesto desde Los Redondos hasta Black Sabbath o Judas Priest en compilado infernal a unos watts de potencia tales que salís despeinado del asiento de atrás.

- "Le molesta si fumo?", se oye apenas uno se va introduciendo en el vehículo: s-i-n p-a-l-a-b-r-a-s.

- Opuesto al parlanchín compulsivo, cuando hay que llegar a un lugar semi desconocido, esos que anotaste la direcciónm y saliste corriendo en busca de un taxi, allí el Sr. T será una especie de Hombre Mirando al Sudeste del volante, que manera con vista fija al horizonte sin dirigirte palabra. Sr. T: estamos llegando a destino o entrando en la Dimensión Desconocida?. Cric, cric, cric...

- Taxista souvenir: Te ve subir cargado de papelitos, tickets, boletitas, anotaciones, etc que fuiste recolectando en una mañana infernal de trámites en el Microcentro. Ergo, el Sr. T alimentado por tu estilo "Equeco", te llena de imanes de radiotaxi, folletos para que si tomas el mismo taxi quince veces te ganas una cena en Aldo Bonzi para cuatro personas sin bebidas, o haciendo 20 viajes, un dia de SPA. Si, un SPA absolutamente necesario e imprescindible después de haber bancado durante 20 viajes al mismo Sr. T. Me tendrían que regalar una estadía en un templo budista en el Tibet como mínimo!

- As del volante: después de una reunión donde los clientes te pasearon por todos los temas posibles, elegis no padecer el subte en hora pico, te volves a la oficina en un taxi. "Más relajado" dice tu cabeza, presa del autoengaño.
Sólo será más relajado si no te toca en suerte el hermano de Ayrton Senna que te lleva flameando por Callao, más pianta"o" que el de Piazzola. Cuando tome las curvas, te sentís invadido al instante por un efecto Indianápolis, como aquel del Italpark de nuestra infancia.

Lo pienso, lo medito, pero siempre hay una oportunidad fatal en la que levanto el brazo y algunos de estos Sr. T se interponen en mi camino. Vaya aquí mi homenaje a estos trabajadores que me brindan desinteresadamente material para el blog. Salud!