lunes, 28 de marzo de 2011

La improvisación... al palo

Hay músicos que aman improvisar y dicen que de sus "zapadas" sale lo mejor de si mismos, la mejor música.
Hay actores que dicen que en la improvisación está lo más nutritivo del proceso creativo.
Hay directores de cine y de teatro que encuentran justamente ahí, en la improvisación de sus actores, la chispa exacta para lograr aquello que tanto estaban buscando.

Seguramente influenciados por tanta creatividad vernácula, tanto fluido artístico, tanta vibración energética, los cráneos de los diversos Organismos de Recaudación implementan nuevos cambios a los procesos ya conocidos, jurando sobre los Santos Evangelios que todo será para mejor y como una manera de ir acompañando a los tiempos que corren.

Lamentablemente no improvisan, digamos mejor que son unos improvisados.

Lanzan (en el peor sentido del verbo lanzar, digamos) aplicativos, resoluciones, normativas, dictámenes que sólo podrían ser aplicados en la "Tierra del Nunca Jamás", que no los entendería ni el mismísimo Peter Pan.  Pero dentro de su impunidad más pasmosa, ellos anuncian estos lanzamientos con bombos y platillos, subidos a la cresta de la ola del cambio y si después no se puede llevar a cabo: "Ah, bueno, mi pequeño saltamontes, ese no es mi problema....!"

Es evidente que ir a pagar los impuestos al Banco Ciudad con un diskette era casi una cosa salida del paleozoico contable. La velocidad del cambio en menos de lo que canta un gallo nos ha hecho pasar de boletas hechas a mano como pequeños escribientes florentinos a formularios impresos por el Gobierno de la Ciudad (cuando tenias la suerte de que la impresora tuviese tóner! si no te daban una raspadita que rezaba "seguí participando, veni mañana que con suerte te damos las boletas" o colgaban el odioso cartelito de "solo tres boletas por contribuyente, máximo tres contribuyentes" con lo cual una semana entera de hacer cola en Rentas te aseguraba tener la cuarta parte de los clientes con las boletas para ir a pagar!) al comodísimo hagalo ud. mismo en su propio estudio (y con su propio papel, su propia compu y su propia tinta!).

Pero algún iluminado se habrá dado cuenta que el hecho de ir con el disketito que graba el sistema:
- es recontrapoco operativo
- la mayoria escupen error irremediablemente
- a la cajera se le traba la lenguetita metálica y le sale fuego por sus ojos cuando se le quiebra una uña por culpa de eso
- en su gran mayoría llevan y traen una cantidad de virus por milimetro cuadrado que tiene más densidad de población que Bangladesh
... entonces se les dispara la brillante idea de hacer todo por la via electrónica. La idea es efectivamente brillante, el problema es que no se la pone en el contexto adecuado. Y de la noche a la mañana, sin el menor análisis de factibilidad, anuncian con bombos y platillos: "el diskette queda definitivamente abolido por un nuevo proyecto que permitirá comodamente desde sus casas abonar mediante volante electronico de pago todas estas obligaciones".

En el medio de la ceremonia donde están anunciando tamaños cambios a algún iluminado, de esos que les funcionan las neuronas los días impares, pero le funcionan, razona gratamente: "Ups! y los que no tienen cuenta bancaria?" "Y todo el universo de contribuyentes que no tienen ni la menor de cómo se usa "pago mis cuentas"?"  "Y los que tienen todas las cuentas embargadas y de todas maneras con la recaudación del día iban y cumplian con los pagos?"
En ese momento le susurra al oído todas estas dudas a su superior directo, el que al instante se le enciende como un cartel luminoso que dice "Me parece que nos mandamos una flor de metida de pata" porque aboliendo el diskette dejamos en descubierto la polaridad "Electrónico o nadddda!".

A los pocos días, emprendemos el consabido "proceso recule" en donde se da marcha atrás, parcial o totalmente, a la dura letra de la reglamentación que sacamos pocos días antes. Inmediatamente sale la consabida resolución que prorroga la resolución que decia que hay una resolución que amplia la resolución que dejaba sin efecto el pago con diskette. Te lo paso en limpio: "y si, sigamos pagando un tiempo más con diskette porque la idea es buena, pero se nos armó tal quilombo que mejor prorroguemos porque no sabemos como salir del paso".

Así pasa con los nuevos aplicativos que lanzan como el parche del aplicativo anterior que no andaba, que supuestamente resuelve un tema pendiente mientras que en el mismo momento ya nos va dejando un tendal de nuevos temas sin resolver. Ni los ratones del laboratorio de Dexter los deben probar antes de colgarlos en la página. Ni bien son instalados ya empiezan a tirar errores que parece que tuviésemos la computadora poseída por el mismísimo Leviatán, pero no os calenteis! ya están en proceso de elaborar un nuevo parche que se publicará inmediatamente.

Y ni hablar con lo que está pasando con Ganancias 2010 y el esquizofrénico sistema de "lanzamos una nueva tabla de deducciones que la pensabamos poner a funcionar YA, pero mejor la postergamos, pero como dijimos que era para que se usara YA y no se usa, el impuesto que hubieras logrado bajar si se usara -pero no se usa-, mejor pagalo (porque lo tenes que pagar porque la tabla que se iba a usar no se usa finalmente) pero dentro de un año" Quéééééééé? Me repite la pregunta, no se entiende nad-d-d-d-d-d-d-d-a! Parece el trabalenguas de "los tres tristes tigres" pero no, lamentablemente no es un trabalenguas, es la cruel realidad.

Preguntas posibles: Porqué sacaron algo que finalmente no se usa?
Para qué difieren UN AÑO el impuesto en este contexto tan incierto?
Porqué si tomaron finalmente la decisión intrincada de diferir, el aplicativo con el que calculo no me dice lo mismo y me genera un impuesto a pagar mayor? Es un engendro o estoy como demasiado exquisito últimamente?

Porqué vivo pensando que soy un border bipolar esquizoide cada vez que tengo que leer alguna nueva reglamentación? Porqué?

Y asi

- te inician juicios por deudas que ya están canceladas porque la boleta de deuda salió oh! casualidad quince minutos antes de que cancelaras la deuda pero nadie le avisó al abogado

- lo que antes se pagaba sin intereses (Regimen Simplificado de IIBB Ciudad de Buenos Aires, servicio doméstico para jubilares) ahora SI se paga con intereses entonces es una especie de tómbola "según el día que hayas pagado estás en el cielo o en el mismísimo infierno"

- si te hacen una retención pero si no figura en internet por más que tengas el certificado, la AFIP no te la da por válida y en vez de ir a reclamarle al que te retuvo y no depositó  "mejor vos no te la tomes y listo, porque a mí no me figura"

-  la fecha que dice el empleado como fecha de ingreso es así porque lo dijo el empleado por más que en un momento de nervios Johnny haya tirado la fecha de nacimiento de su hijo -que además es coincidente con los tres años que se fueron a vivir a Córdoba con el hermano de Johnny a probar suerte en un microemprendimiento- pero mejor ... "pagá la multa que es más fácil que reclamar y hacer toda la presentación de la prueba y damos el caso por cerrado" inspector dixit.

Todo suena a improvisación permanente, a "latamo con alambre", a "bueno hacelo asi y cualquier cosa vemos..." ¿Qué vemos? La manera de arreglar semejante enchastre, después vemos?

Sigo pensando en la improvisación creativa, la artística, la que justamente se lleva tan de patadas con los improvisados de turno que además, como si esto fuera poco, nos hacen creer que tienen proyectos brillantes entre manos y no hacen más que embarrar la cancha, tornar desprolija cualquier labor profesional que uno quiera encarar.
Sacar un turno por internet es más dificil que entrar al programa de Susana Gimenez para ganarte un auto cero kilómetro. Como si esto fuera poco, cuando se obtiene el bendito turno para dentro de 145 días hábiles administrativos, uno se pone contento como si se hubiese ganado un viaje al Caribe para dos personas en un All Inclusive.

Generan empadronamientos de empresas a granel y después se dan cuenta que no tienen la capacidad disponible para atender a la gente que ese procedimiento conlleva, explota la página web, no conseguís un turno ni haciendo una promesa de ir caminando a Lujan dos veces por semana y entonces a qué se recurre?: al mecanismo de la eterna prórroga, nuevamente a la improvisación y es ahí cuando nuestros clientes piensan que se puede hacer cualquier cosa en cualquier momento, disparando frases matadoras del estilo "pero dejate de jorobar, si acá después prorrogan todo" "pero no te das cuenta que despues seguro sale una moratoria y lo pago en cuotas y sin intereses" "pero seguramente el año que viene sale un blanqueo y me borran todas las multas...".

Y lo peor.... terminan teniendo razón.
Grrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr!

martes, 15 de marzo de 2011

Vulnerables

Ayer participé de un grupo de trabajo y cuando cada uno contaba su caso laboral, realmente sólo la persona que se dedicaba a la Administración de Consorcios fue digno de mi conmiseración, no solo tiene que aguantar los mismos planteos absurdos que uno escucha cotidianamente, sino que además el 95% de los llamados son con el plus "enojado" style.

Mis clientes deslizan generalmente en sus comentarios que soy contenedor, que los escucho, que les alivia comentarme los problemas comerciales (y de los otros: familiares, impositivos, personales, amorosos, laborales, contractuales, previsionales..... y sigue la lista!) decidi abrir la primer temporada del consultorio para ver si podemos darle ayuda terapéutica U-R-G-E-N-T-E a algunos de los casos más sobresalientes que sé que no sólo abundan en mi modesto Estudio Contable sino en el de la mayoría de mis colegas.

a - Personalidad Múltiple: No es Sybil -la chica que tenia no se cuantas personalidades-, pero le pega en el palo.

Desde que la conocemos tuvo: un puesto de venta de frutas y verduras al por mayor, hizo un curso de diseño gráfico y largó las hortalizas para fundar una S.H. con un amigovio que estudiaba con ella.
Rota la relación con el amigovio, trató de ganar mercado haciendo páginas web y allí saltó de monotributista a responsable inscripto por si le hacia alguna página web a alguna empresa.

Fracasado su nuevo proyecto, encara con toda la fuerza junto con su hermana el armado, distribución y venta de souvenires auspiciando el curso recién finalizado de porcelana fría de la hermana. Ahora la monotributista es la hermana, porque ella ya era inscripta. Vienen las dos a la oficina como si fuesen siamesas. La hermana no habla, parecen Chasman y Chirolita, una mira mientras la otra habla y mueve solamente la cabeza.
Nuevo novio, nuevo emprendimiento: con todos los conocimientos acumulados, lanzan un servicio para fiestas infantiles con los contactos de frutas y verduras que le quedaron del mercado central para el catering, le hacen los souvenires al cumpleañero y promocionan sus eventos en una home-made página web artesanal.
Un chiche!!  se viene la gran pregunta: para esto, mejor armamos una SRL?
Quedate quieta un minuto que me mareás Betty!

b - El ingenuo:  Sinceramente el caso del ingenuo es para diván. Para que yo lleve al diván de MI analista.
Jamás sabré si  ES o SE HACE, o un delicado mix de ambas. 

Tenemos el caso arquetipico de ingenuidad retroactiva: Cacho tuvo un negocio, un microemprendimiento que lamentablemente no funcionó y cerró hace uno cuántos años. Ahora le reclaman una deuda con muuuuchos ceros de intereses. El ingenuo Cacho se hace cruces preguntando: "¿Había que avisar que cerré el negocio?" "Pero si fui en su momento a dar de baja el medidor en Edesur"
Cacho, la AFIP no tiene los archivos interconectados ni con Telefónica, ni con Metrogas, ni con Edesur... "Ah, no? Por?"

Frases para detectar a un "ingenuo" de pura cepa: "Pero ahora por no pagar resulta que te dan de baja automáticamente?" "Cómo que tengo que explicar como compré el terreno? Con los ahorros de toda la vida... o no puedo?" "La plata me la prestó mi abuela que recibe una pensión de Italia?"

Ingenuidad "Aschira style":  la ingenuidad mezclada con las más fuertes predicciones astrológicas "Y si se dan cuenta pasará algo...?" "Y qué puede pasar?"

c - El Síndrome del "Hagalo Ud. Mismo": Es el impacto "Utilisima Satelital" azotando el inconsciente colectivo. Con esa habilidad de "Ud. podrá hacer todo en cuatro pasos locos", el arquetipo del autosuficiente llama a la oficina y pide su clave fiscal.
Y ni se te ocurra preguntarle: "Pero ... para que la necesita?" porque sabrás la ira que despiertan estas pocas palabras en la mente inquieta de un auténtico espécimen de "Hagalo Ud. mismo".

Entrando en una fase maníaco - depresiva, el consultante volverá a llamar al rato / al día siguiente / la semana siguiente / en cualquier momento aduciendo haberse "metido" en un "lugar" -nunca una precisión, Roberrrrrto, nunca!- y no sabe cómo seguir, cómo salir, qué poner, qué hacer: básicamente cae en su pozo depresivo al darse cuenta que no tiene la menor idea de dónde se metió.

No, mi amorrrrrrrrrrrrrrr, de afuera todo parece fácil y posible de resolver en cinco minutos -o menos-, pero no porque lo hagan en el "Locutorio del Todo por $ 2" quiere decir que sea una gansada si lo querés hacer correctamente. Roberrrrrto, relájate y déjate llevar por los que saben...  

d - Wiki adicto: Acaba de llamar el todopoderoso. No sabemos bien el motivo del llamado porque no se le puede decir que es imposible que haga lo que piensa hacer. Se puede TODO...

El ya investigó a ciencia cierta todos los problemas impositivos, ha visitado las páginas, los foros y los blogs más especializados del tema, ha googleado hasta el cansancio en búsqueda de la sabiduria iluminada y hasta cree haber publicado un artículo en Wikipedia al respecto.
"Pero Roberrrrrrrrrrto, no insistas, no es como vos decis, por el amor de Diosssss!"

Generalmente este tipo de consultantes viene acompañado en un dulce dueto por su fiel espos@ que forman como un duo dinamita, una impenetrable muralla de conocimientos en donde es imposible tratar de que germine la plantita del entendimiento. La gran pregunta sería: pero si ya sabés todo, darling, cuál vendría a ser el motivo de tu llamado?

e - Sindrome "Jacinta Pichimahuida":
Habrán quedado diezmados por alguna maestra de la escuela primaria que les arrojó un borrador en la cabeza en un momento de iluminación?
Tendrán una vocación frustrada de incorporarse al ejército de almas caritativas que con la vocación docente engrosan las magnas aulas escolares?
Habrán iniciado el Magisterio y quedaron truncas debiendo alguna materia de 4to. año casi al terminar su brillante carrera? Habrán hecho alguna práctica en alguna escuela donde los chicos se portaron mal y finalmente tuvieron que salir huyendo antes de que la profesora que las fue a ver, las reprobara?

Hay un gran porcentaje de clientes que adora corregirme absolutamente todo lo que les mando.
Y cuando digo todo es todo sin lugar a excepción alguna.

Su mayor excitación es encontrar dos centavos de diferencia en el IVA, que el recibo de sueldos imprimió el total a pagar dos milímetros por debajo de la linea que hay a tal efecto, que el Banco le descontó $ 0.40.- y necesitan saber el porqué de la diferencia (...porque yo le habia dicho que eran $ 0.35.- lo que le tenian que descontar de impuesto al cheque...) y así miles de consultas, diferencias, correcciones, dudas con urgencia de evacuación que aparecen bajo el lema de "yo quiero tener todo prolijo".

Mira Ricarrrrrrrrrrdo, si querés tener todo prolijo entonces sacá del sótano a los tres empleados que tenes hace un par de años escondidos y si tanto amas la prolijidad ... no te olvides de dar ticket por nada del mundo y no la pifies ni en los centavos, Ricarrrrrrrrrrrrrrrdo, se entiende? o te hacemos un dibujito?

martes, 1 de marzo de 2011

Hoy puede ser un mal dia: Plantéatelo así...




Sinceramente les juro que viviría a pleno la letra de esta "a"rmosa canción, pero bueno, queselevaahacer, les resumo y ustedes sacarán sus propias conclusiones (todo esto paso entre ayer a la tarde y hoy a la mañana, es como mucho para un lapso tan breve):

a - Intercambio de mails I:
"Para cuando estará la certificación que te pedi?" pregunta cliente
"Ya está hecha, la venis a buscar? Si estás cerca de la oficina te la puedo enviar..."
"Veo, en todo caso paso mañana.... te confirmo"

Corolario: sólo preguntan para controlar si lo tenes hecho.  Entonces:
* Si está hecho el Capitán Frío les tira un rayo congelante y quedan los papeles freezados hasta el día en que con un taxi justo pasen por la puerta del estudio, cuando salieron del médico que queda en la zona y te llaman desde el taxi a ver si se los podés arrojar mientras pasan.
* Si no está hecho: agarrrrrratttttttttttte ! Comienza la liturgia del lamento, mode ON, y no para hasta que le decis pasá hoy a las 18 que lo tenes listo.
Y a que no saben que pasa a las 18 cuando confirmás que lo tenés listo?

b - Intercambio de mails II
"Cuándo te puedo pasar a buscar para ir al Banco a la reunión para el pedido del préstamo, quisiera que nos acompañes... tenemos que hablar con el Gerente"
"Decime qué dia, o en qué horario los confirmaron que nos pueden atender"
"No, qué se yo, te pido que nos acompañes, vamos en esta semana. No creo que haya que andar pidiendo turno como en el médico, están todos ahí..."

Nooooooooooooooooooo, Roberrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrto, si el Gerente no-tiene-otra-cosa-que-hacer que estar esperando a ver si se le aparecen por la Sucursal los nuevos entrepreneurs urbanos acompañados de su contador estrella para unos préstamos que se muere de ganas de entregar vivamente al primero que le complete el listado de 7248 requisitos.
Mi vida, mi cielo, mi pequeño saltamontes crediticio, no tendrías VOS muchísimas ganas de pasar por la sucursal de tu Banco y empezamos, minimamente, por ver un poquito la documentación que te piden. Digo, como para no ir a pasar vergüenza... todavía me queda algo de pudor, aunque no se note.

c - Mail (sin intercambio- aún no contesté)
Cliente textualmente dixit: "Las facturas vencieron el 28 de febrero de 2010 (varias veces lo mencione y pedi su reimpresion). Por favor ocupensen del tema (paso un año y nadie lo observo y/u ocupo), si hay que pagar una gestion aparte, me hago cargo".

Barajé varias respuestas: tendría como varios puntos para aclarar. No pierdo tiempo ya hubo un post donde pase lo que pase, la culpa la tiene el contador de turno (por si alguien todavía osó no leerlo...).


d - Mail II: El típico "te lo aviso, pero no te lo digo": llamado en el contestador "Hola, soy Pochi, la mujer de Bustamante, era para avisarles que ya tengo la clave fiscal que uds. me pidieron"
DECILA POCHA, DECILAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!
y cerramos un tema.

Mail dixit "Marcelo la empleada de xxxxx ya fue a tramitar su CUIT te dejo su documento xxx642"
No, no, no, no, no, no... cuando me mandaste el documento te dije que necesitaba el CUIL, por algo lo fue a sacar, dddddarling.
Dejá! pruebo con 0-1-2-3-4-5-6-7-8-9 y al inifinito y más allá y al menos me saco un tema de encima!

e - Mail III: "Hola Marcelo, supongo que habrás recibido la facturación de enero y este mail con los ingresos. Cuando puedas decime cuánto te debo ya que supongo que la semana que viene me habrán pagado"

la bicicleta, digamos
Y no solamente habla de pagar honorarios sino de que habia un "puchito" de impuestos que con la onda "me lo pueden pagar y después paso y te lo dejo?" quedó AD-REFERENDUM de que a él le paguen su trabajo.
Es decir la ley de la atracción: rezo, pienso fuerte fuerte fuerte en el deseo que mi cliente cobre su trabajo para yo despues cobrar el mio.
El eslabón perdido es que él cobra y por más fuerte que yo rece, la cadena se corta y el cliente queda boyando en el éter cumpliendo otros compromisos y no siendo tan fiel a uno, como ilusoriamente uno piensa.
Aproximadamente en dos semanas volverá otro mail preguntando "decime bien cuánto te debo, eh!": Roberrrto, con esta es la CUARTA vez que te digo cuanto me debés. Tomá nota, pillín!

f - Perro de Sulky, seguidor como...
Cliente me busca semana anterior: estoy de vacaciones
Cliente me busca lunes a la mañana: estoy en el colegio con mis hijos que inician las clases (puedo?)
Entonces ¿qué hace? investiga mis actividades por la tarde y cuando llego a una reunión en el estudio de una colega, atiende su secretaria y me dice "Marcelo, te busca la Sra. VC"
¿Qué? ¿Me puso una pulsera de esas que si me alejo tantos metros me dan una descarga eléctrica y no me di cuenta?
¿Tengo un microchip en mi interior?
Me contego y la atiendo:
"Ay, que suerrrrrrrrrrrrrrrrrrrte que te ubico, es imposible ubicarte!" con su reprocher-magic-tone instantáneo
"Pero le avisaron que estuve una semana de vacaciones o no?"
"Y siiiiiiiii, si, si, pero yo necesitaba urrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrgente ubicarrrrrrrrrrrrrrrrrrte, estoy desesperada con este tema de la baja"
"Precisamente ayer a la tarde pase por la oficina a contestar dos o tres temas urgentes y le envie un mail con toda la información para que se la pase a XXXX y ver cómo cierran los temas del local. Una pregunta: la baja la necesitan al 28/02 o sería para fin de marzo?"
"Ni idea, todavia eso no lo decidimos"
.....
.....
.....
silencio de radio, no entiendo. Entonces URGENTE era solamente encontrarme para contención emocional?



Cómo vengo preguntando últimamente: es que estoy susceptible o realmente hay un Simposio de Desubicados y quedé inscripto en un Foro de Trabajos Prácticos sin saberlo?
HELP!