domingo, 7 de mayo de 2017

LEGALIZACIONES

PASO UNO: Entregue el documento a legalizar a un empleado que no llega a treinta años y evidentemente no le advirtieron que esta atendiendo a profesionales dentro del mismo Consejo al que pertenecen, lo que mereceria, un minimo respeto.
Mientras masca chicle y no se saca sus auriculares por nada del planeta, revisa con mirada inquisidora letra por letra del documento. Obviamente, si tiene algun comentario para hacer JAMAS de dirigira al profesional firmante, al que trata como poste.
Se para, saca una galletita del paquete de los compañeros y entre dos, a veces tres segun el nivel de complejidad del escrito, van mirando como intentando por todos los medios, encontrarle "la quinta pata al gato".

PASO DOS: Henchido en su orgullo de haber encontrado un error ("van a comision por cada escrito que rechazan? uno termina pensando...) se dirige al profesional en forma obviamente impropia y sin dejar de mascar chicle al que se le suman las migas de galletita en la boca, te lanza el escrito por debajo de la ventanilla y te indica lo que hay que corregir. Como uno claramente no es tan novato como él, se arma de una paciencia zen infonita -porque ademas el distrato está avalado por sus superiores, caso contrario seria imposible que siguiese aconteciendo- y le dice que no es asi y con pedagogia milenaria le indica dónde está explicado lo que él y sus compañeros, mientras morfaban galletitas, no vieron.
No se si escucha o no porque sigue con el auricular en la oreja y porque su compañera de al lado que está desocupada hace comentarios a los gritos a su compañera del fondo sobre una serie de Netflix (será una serie contable documental sobre los tratados de Fowler Newton? -por los comentarios me da mucho mas House of Cards, pero les otorgo el beneficio de la duda-).
Exclama "bueh, de ultima saldra rechazado" y lo lanza hacia atras en un vuelo rasante que es digno de medalla olimpica de lanzamiento de "peipers".
Eso si, cool. Todo bien lounge: revoleados en la silla como si estuviesen tomando unos drinks en una barra. Maleducados pero con un "touch" de estilo.  

PASO TRES: La entrega.
Si por casualidad continuaste haciendo otro trámite o fuiste al baño y no estuviste en el momento en que fuiste llamado para la entrega de la documentacion certificada ... te espera un nuevo desafio.
Vos, parado ahi, con el ticket en mano, esperando que alguien venga a rescatarte como a Tom Hanks en "Naufrago".
Los empleados se refugian detras de unas nuevas murallas de muebles que pusieron como divisorios de "ellos" versus "los que esperan" y si te asomas por el costado ves que estan charlando y tomando mate como en el living de la casa, en una actitud de "cuando pare de hablar de mis temas importantes, te atiendo" y vos intentando hacerte ver para que te den los papeles.
Olvidate! Sos transparente. Invisible. Siguen meta mate y charla en una onda recreo en continuado hasta que alguien hace lanzamiento de carpetas en el aire desde la otra punta y cuando se juntan cinco o seis, salen a entregar.
Se tiene que juntar una cantidad considerable, no sea que tenga que cortar la charla a los gritos (las risotadas y el "dale boludahhhh" se escuchan claramente del otro lado del mueble-muralla que ell@s piensan que los protege como el cono del silencio pero que claramente no es asi) para salir a atender profesionales a cada ratito.

Eso si... el costo de certificar que mi firma es mia, a partir de hace 15 dias aumento nuevamente y ahora depende del monto que aparece en la documentacion. Como si decir que mi firma es mia dependiera del importe certificado. Una locura!
Al menos ya que van a cobrar 1000$ por decir que mi firma es mia, entrenen a los empleados para que traten al publico como se merece y sepan mantener ciertas reglas basicas que si bien se van perdiendo no  vendria nada mal recuperar.

O estoy hecho un viejo gruñon y susceptible o la falta de respeto esta a la orden del dia.


No hay comentarios: