martes, 17 de noviembre de 2009

Medidas que dejan huella...

A partir de enero, los nuevos contribuyentes serán fotografiados y deberán dejar sus huellas digitales como requisito para inscribirse ante la AFIP. Para los ya inscriptos habrá un programa de reempadronamiento.

Y el día amaneció nomás, con esta confirmación. Una amiga -previniéndome de la catarata de consultas- me envió un mail comunicándome esta feliz noticia.
Como no tengo/tenemos nada que hacer, los diversos Organismos inventan nuevos métodos que entiendo que van a mejorar la seguridad y la veracidad de los datos en los trámites que se realicen. Pero permítanme esbozar una amplia, amplísima sonrisa.



Porque si esto lo implementasen de ahora en adelante, para los nuevos trámites, vaya y pase. Entonces, como si ya no fuese suficientemente dificil hacer un trámite de inscripción en la AFIP, al remolino de papeles, fotocopias, constancias de domicilio, documentos en original y duplicado y tantos otros menesteres, se suman ahora la diabólica parejita de "te sacamos una FOTO" y "te tomamos la HUELLA DACTILAR". ¡Un poema, flor de Combo! (...otra que la cajita feliz!)

Pero no conforme con ello, también implementarán un reempadronamiento de contribuyentes. Palabra que evidentemente los hace vibrar de felicidad.
Porque cada tanto, ahí van en dulce tropel montones de contribuyentes a volver a decir una vez más que son quienes ya eran, que viven donde ya vivían y que se dedican a la misma actividad que vienen desarrollando hace ya veinte años. Pero primero cambiaron los formularios, después las categorías, después el sistema informatizado, que la clave fiscal, que la página web. Siempre hay un buen motivo para empadronar y reempadronar. Y volver a reempadronarse al inifinito y más allá.

Ahora si: peinate que salis en la foto! ¡Mamma mia! De sólo pensarlo ya me estoy doblando de risa.
No sé cómo se llevará a cabo, sólo ya me rio a caracajadas y por adelantado, de pensar a las empleadas tan gentiles que abundan en las Agencias pidiendo que sonrías para la foto digital. "A ver señor, póngase de cuarto perfil derecho, más abajo que la camarita web no me lo toma señorrrrrr. Ahora no respire, no se ría y diga Whisky!"
Y eso si, querido contribuyente, no te hagas la estética, no te tiñas, no te quedes pelado, no engordes ni adelgaces ni envejezcas ni cambies el look, porque eso será motivo más que suficiente para que no te sellen más ningún trámite. N-i-n-g-u-n-o.

Ni que hablar cuando un universo indeterminadamente inmenso de contribuyentes tenga que ir mojando uno tras otro la yema de sus dedos en esas almohadillas pringosas donde después quedás todo manchado indefectiblamente, por 72 horas hábiles administrativas. Quizás, al igual que cuando sacás el documento, te den ese jabón verde moco y ahí es cuando, sin dudas, recordarás aquel refrán que reza: "es peor el remedio que la enfermedad". Quedás sucio de tinta y gomoso con ese jabón. Ambos no salen con nada.

Recuerden, atentos!, que ahora uno de los requisitos para ir hacer el trámite de inscripción va a ser estar bien bañadito, perfumado y prolijito que te sacan la foto.
Mira el pajarito!

1 comentario:

nadasepierde dijo...

queremos ser primer mundo con un pais que funciona como de 5to. mundo!