jueves, 14 de octubre de 2010

Nadie se atreva a tocar al cadete...

Érase una vez, nuestro cliente, el Sr. H.
Con un pequeño local de artículos de blanco en un barrio que no es precisamente Once, pero cuya topografía ya es idéntica. Cualquier día hábil el barrio se atesta de gente que viene del interior del país para comprar las preciadas producciones de H -entre tantos otros- para luego revenderlas entre sus coterráneos, distantes del dudoso charme porteño que envuelve las creaciones textiles.

Fue asi como el inefable señor H creció poco a poco en su emprendimiento. Entiéndase que no digo microemprendimiento, partimos de base, de la palabra emprendimiento hasta finalmente dejar de girar comercialmente a título personal y emprender el camino en una de las formas societarias que le vino en gracia.

Su primer decepción -y profunda- fue cuando se enteró que un abono contable-impositivo mensual por una sociedad no era -obbbbbviamente- lo mismo que para una persona individual. Costó hacerlo entrar en razones. Fuimos testigos de ver al Sr. H desangrase ante el pago del primer honorario en carácter de sociedad -modesto por cierto, pero para él, inexcusablemente enoooorme-.

De ahi en mas, se transformó en el Demonio de Tazmania, girando a toda velocidad con una catarata de imposiciones dignas de un divo internacional.
Asi como Mirtha pide que la cámara la tome del costado que quiere ella, que Luismi pide que en el camerino le pongan agua mineral de unos cien dólares la botellita de medio litro, que la "Gra" Borges se baña en leche de búfala de primer ordeñe o que Madonna no va ni a la esquina sin su personal trainer, el fantástico Sr. H, ahora devenido en empresario local empezó a desplegar un listado de insatisfacciones.
Y ojo con que no le cumplamos el deseo al mejor estilo Julián Weich en "Sorpresa y media".

A esta altura, nadie se preguntó que tiene que ver nuestro cadete del título en todo esto?. Paso a comentarles.

Con aires de persona extremadamente ocupada, cada vez que el cadete concurre al mismo lugar que fue toda la vida, pero ahora transformado en EMPRESA -el mismo sucucho pero con visos societarios- el Sr. H lo hace esperar horas para entregarle la documentación.
"Por algo pago" pensará H "que me esperen, estoy ocupado con cosas más importantes que los papeles para el contador".

Como nuestro querido cadete tiene una paciencia milenaria -como si lo hubiésemos mandado al Tibet a tomar un curso con un Dalai diplomado con todos los honores-, los movimientos telúricos del Sr. H no lograron inmutarlo en lo mas minimo.
"C" (desde ahora resumo para no poner cadete todo el tiempo) está en horario de trabajo, y él cumple con su tarea así sea hacer una cola infinita en Banco Ciudad, cargar facturas en el IVA Compras, o esperar que el Sr. H se digne a revolver todos y cada uno de sus cajones y escondrijos en la búsqueda furtiva de la documentación mensual como si fuera el Santo Grial.

Visto que "C" no acusaba recibo, el Sr.H  duplicó su apuesta y empezó a pedirle mini-tramites "personales".
"Ah, me olvide que Marcelo me pidio fotocopia de esto. Sacale una acá en la esquina y traemelo"
"Me dijeron que se necesitaban dos copias del contrato social, acá tengo el original, anda a la librería de aca a dos cuadras y sacame dos juegos de todo."

Y ahora si que "C" explotó como la canción de Rafaella Carrá.
Le dejó pasar una, le dejó pasar dos... y hasta te podría decir que le dejó pasar tres cuando finalmente le esputó a viva voz "Tengo que hacer otras cosas, ya te llamaron ayer para avisarte que tuvieses todo listo..." dejando que esos puntos suspensivos seguidos de un silencio le clavaran la daga mortífera al Sr. H.

Apenas "C" cruzó el umbral del emprendimiento textil, el Sr. H, dando vueltas en su eje como en Tazmania anteriormente mencionado, llamó como lllllloco, como enajenado, a la oficina.
Su frase matadora fue: "No quiero que "C" venga más....." silencio, no sabe no contesta del otro lado del teléfono. "Si me siguen mandando a "C" entonces voy a tener que cambiar de contador"
Y con un acorde de bandoneón Chan chan, se cerró la conversación, con un abrupto sonido de "clac!" del otro lado de la linea.

Moraleja de la pequeña historia (intenté resumir lo más que pude... pero viene larga la cosa):

Si no me falla la memoria, en esa bendita materia del CBC que dieron en llamar "Introducción al pensamiento científico" me tuve que deglutir un interminable libro de lógica de Irvin Copi. Alguien lo recuerda?
Bueno querido Sr. H, Copi planteaba que "si A, entonces B", entonces es asi de simple.
Querido Sr. H, con tu super magro abono empresarial te imaginarás que no me voy a poner a contratar otro cadete exclusivo para ti, mi factotum de ingenuidad totallllllll.
Nuestro querido "C" tendrá su buen compendio de defectos (ejemplo: le gusta dormir y mucho! su fuerte no es llegar a la oficina primero que nadie) pero OLVIDATE que vamos a cambiar a nuestro co-equiper de laburo porque a vos se te ocurre que tiene que ser tu personal-slave, tu esclavo a domicilio, tu geisho contable.
Entendés? O te hacemos un dibujito?



Desde este modesto espacio defendemos a "C" a muerte.
a - porque es parte del equipo
b - porque pagar un abono, por más elevado que a ti te parezca, no te da derecho a la adquisición de personas para el uso y goce a tu libre voluntad.
c - porque somos rebeldes por naturaleza acá en la oficina

Y lo más importante de todo, ahora me pongo YO en divo total y a mi no me van a venir con estas condiciones absurdas de "Si me mandás a Fulanito, te doy de baja el abono".
Estimadisimo Sr. H, volverá a darse la condición "A"={seguiremos enviando a "C" para la búsqueda de papeles contables} asi que anda pensando en "B"={cambio de contador}.

Y no lo digo yo, lo dice Copi. Y ademas el post se hizo muy largo y no les pude contar los pro y contra de la vida de nuestro cadete. Tema para el proximo post, entonces.

16 comentarios:

Milenius dijo...

Un denso el señor. Hay gente que no sabe de respeto. Y de verdad, creen que porque pagan pueden usar a quien les brinda un servicio. Lo que quiere es que vos le pagues un cadete a él con lo que él te paga de honorarios.
Va fangulo.

Flor dijo...

Este H es un desubicadooooo!!
Apoyo tu postura.

Daniel Spinosa dijo...

Es H o es H de P?...no cambian mas, jajja

Elisa007_ Estrellandose contra el mundo que la rodea dijo...

AL FIN UN JEFE QUE DEFIENDE AL PROLETARIADO!!!! TIPICO DEL PIOJO RESUSITADO QUE SE CREE QUE POR Q TIENE DOS MANGOS EN BOLSILLO ES MAS QUE EL RESTO...
sALUDOS MARCE......... ES UN PLACER TENERTE DE VUELTA

Marita Vallejos dijo...

Volviste Marce!!!!! Un genio!!!!!

Gabriela dijo...

Primero...que alegría que volviste Marce!!!! =)
Ahora el post, es evidente que en el diccionario del señor H no existe la palabra respeto, ni un sinónimo que se lo haga recordar...
Beso Marce!

Anónimo dijo...

UUUU, es lo que hablabamos el otro día, este Sr debería saber que el "contrato" con el contador, no incluye, obviamente, cadete... a verrrrrrr!!!

Marcelo Cafferata dijo...

Bueno, bueno! Que linda bienvenida!
Pense por un momento que al abandonar por quilombos varios el blog.... no los encontraria.

Pero aca estan! Gracias totales!

Gracias por los comentarios y tengo varios post en la cabeza para seguirnos riendo juntos. Lo que no tengo es tiempo: pero todo llega. Gracias por el "aguante" virtual.
Es un cariñito super necesario. Gracias again!

Y si, Sr. H, no solamente lo banco al cadete y mi equipillo sino que veo que todos los comentarios apuntan en tu contra.

Nos seguimos "leyendo".

vesperLind dijo...

Viste Marce como uno aprende a valorarrrrrrrr, sólo necesitaste al desubiqueti Sr. H para ver la gran valía de C! Aguante Cafferata Jefe!!! así me gusta defienda a los suyos!
Fuera de joda que bronca insoportable le da a uno cuando viene cualquier "enfelí" a querer mandar en el trabajo, se creen que son importantes maltratando, quejandose o tratando de usar a alguien que trabaja de cadete ...
El sr. H se merece que lo manden a la R.p.m.q.l p! @6///$"****

Verónica Molina dijo...

Ay, qué cierto es que por dos mangos la gente muestra la hilacha... tanto tiene que desubircarse frente a C nuestro inefable H? Así lo único que nos deja clarito clarito es que es un maleducado.

Y pobre el cadete que le tiene que aguantar los desplantes! Nadie tiene derecho a tratarlo así...

PD: y bienvenido, Caffe!! Se te extrañaba por acá. ;)

nadasepierde dijo...

Bienvenido a la vida real otra vez!!!.... las vacaciones no duran for ever!!! ... muchos señores y señoras H pululan por nuestra vida, lamentablemente.... me imagino lo que habrá sido hasta llegar a sacar de quicio a pobre cadete... me encantó que lo banques a muerte !!!!

un beso

Lady Baires dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
nosestamoshablando dijo...

Flor de basura el señor H. Y cuántos hay dando vueltas por todos lados.
Me encantó tu postura con C! Genial.

Besos!
lady baires

Marcelo Cafferata dijo...

Gracias por todos los comentarios alentadores para darle un puntapie al indebido Sr. H.

De todos modos, actualizando, llamo ayer como si nada preguntando "Me van a mandar al chico para que pase a buscar los papeles?"

Se ve que se fue a sacar las fotocopias, al menos, y ahora, lejos de su resentimiento tiene ganas de verlo a C.

Estamos viendo de contratar a Franco Bagnato para que nos relate tamaño reencuentro.

Mejor Hablar De Ciertas Cosas dijo...

En mi vida de cadete me pasaba eso! dios cada vez que iba a buscar la paga, el cheque que me daba era para dentro de 2 años, claramente al menos unos centavos menos que la factura o cuando me tenia quedar plata, nunca tenia cambio, una vez me iba a dar un cheque por 5000 pesos y termino dandomelo en $, claro tenia que volver de Vicente Lopez a microcentro con esa plata.


Claro que horas de espera y espera, cuando sabia que iba a ir, tambien pasaron.

larina dijo...

Señor H por desgarcia ahy muchos...