viernes, 26 de febrero de 2010

Archirrrrrrivales?: "contadores vs. abogados" y la Liga de la Justicia

Diálogo I

- Quería comentarle que me dieron el cheque para cobrar por la ART
- Seguramente es "no a la orden" y cruzado (expliqué con la pedagogía que es mi caballito de batalla para que no se manden ninguna de las suyas...). Solamente lo va a poder depositar en una cuenta de la empresa, no puede endosarlo ni cobrarlo por ventanilla
- Si, por supuesto que lo sé, soy abogado

Diálogo II
Situación: pericia contable a uno de mis clientes por un juicio laboral.
La dueña de la empresa dice:
- Me dijo el abogado que vos tendrías que saber lo que hay que preparar para la pericia y encargarte de tenerlo, que es un tema contable, él no tiene nada que ver.
- No hay problema, me lo envió el perito por mail. Pero ÉL MISMO es el que propone en la defensa los puntos de pericia que el perito me pide. (!)
- Te repito que me dijo que él no tiene idea de esto, que es algo específicamente contable.

Convocado que fue a una reunión, el abogado negó tres veces Judas' style, que fuese de su incumbencia porque no sabía qué había que presentar. A los pocos días, en la oficina del perito pude ver el escrito firmado por este abogado de la empresa que seguramente o lo firmó sonámbulo o bajo los efectos de un cocktail de Alplax + Alopidol o en un momento de trance hipnótico en terapia de vidas pasadas. La firma, of course, era la suya....

Cuenta la leyenda que no se sabe en qué momento, contadores y abogados se pararon cada uno en una vereda diferente. Y parece que momentáneamente, no habrá forma de acortar las diferencias.

Somos como provenientes de distintos estratos.
Ellos tienen más clase, son doctores aún sin haber hecho el doctorado: nos miran con una ceja fruncida hacia arriba con una cierto aire de superioridad, ello sí manejan asuntos importantes.

Van a ver un expediente a Tribunales con un ambo Dior que yo me lo pondría sólo para un casamiento (... y de esos casamientos a todo lujo) y entonces si vamos juntos parecemos los de maestranza a su lado. Ellas, adoradoras del Santo Tailleur y de la inmolación en zapatos de taco aguja, van con un nivel de superproducción  sin importar el destino. Allá van con su maletin de cuero y su prestancia aún después de haber viajado hora y media para una audiencia en el Ministerio de Trabajo de La Matanza.

Los hay hiper formales, señoriales cual Lord inglés, una raza dificilmente "encontrable" en la vereda de enfrente, la de los contadores.
Me inquietan los verborragicos. Cada vez que hablo con uno de ellos, lanzan artículos, Códigos, incisos, acápites, normas y leyes con la velocidad del rayo, todo mezclado como en una gran Moulinex leguleya, ametrallándome con toda esa información que siempre viene acompañada de la frase "para mayor abundamiento le comento...".
En estos casos siento que toda mi complejidad de pensamiento, comparada con los vericuetos de su habla, es la nada misma.
El letrado parlante intenta apabullarme por todos los caminos posibles... y lo logra siempre ante el primer intento.

"Por toda respuesta le digo" "es que tenemos que revertir la carga de la prueba" "el expediente no está en letra, está en despacho, está a la firma o está en Dictamen" "tenemos que presentarlo en las dos primeras" "el problema es que si esto se demora quedaría pospuesto por el tema de la feria" son algunos de los super hits del grupo. Ahí si que nosotros tenemos los nuestros y bien creativos que son...

Si no la ganan, la empatan.. y estiman que todos esos numeritos que hacemos, invirtiendo horas en llenar planillas con filas y columnas, carecerían totalmente de valor si no hay un escrito que acompañe a todos esos datos numéricos a granel, firmado por un abogado.
Recién ahí es cuando esa parva de cuentas empieza a cobrar sentido, bajo la noble firma de un letrado patrocinante.

Más allá de los mitos y leyendas, de las "picas" y las rivalidades, una vez que los archirivales nos sacamos la capa, el brazalete, la espada poderosa y el traje de superhéroe nos tomamos un cafecito juntos en la esquina del Juzgado y charlando .....  arreglamos el mundo.

19 comentarios:

El Oficinista Aburrido dijo...

Muy buena prosa.

Es cierto, hay que admitirlo, es como un clásico. No sé si existen análogos (quizás, ¿arquitectos vs. ingenieros? ¿físicos vs. matemáticos?, ¿lic. en ciencias de la educación vs. psicólogos?) pero este sin dudas es el Boca vs. River de las profesiones. No por su grandeza, sino por la cantidad de "hinchas" de cada carrera!

Verito dijo...

Jaaa! Es así, Revoleando! Hay una diferencia de estilo importante entre contadores y abogados (por eso me aterra un poco la "personalidad múltiple" de esos pocos especímenes que son graduados de las dos carreras, midió). Es increíble cómo a gente que tiene cursados dos añitos de derecho nada más, ya se les pega la verborragia de los leguleyos, no? Esa cosa tan fácil para el chamuyo.

Pero más cierto es, todavía, que si ambos dos se complementan armoniosamente, los avatares tramiteriles se ejecutan con otra calidad, eh? Con el virtuosismo de la música celestial, casi.

Jerónimo dijo...

Es verdad, es así, se ve en la calle, en el subte, en las oficinas e incluso entre pequeños que aún no terminan las respectivas carreras y ya se vienen sacando chispas.
Se que los "primos" piensan como nosotros, lo que no estoy seguro es que lo exterioricen así.

Marcelo Cafferata dijo...

Primos, rivales, cantidad de hinchas en cada tribuna, la cosa es que tal como dijo Vero cuando laburamos codo a codo... se dan cosas buenisimas.
Y asiento también con Jerónimo que no hay que ser demasiado sutil para distinguirnos: la diferencia está flotando en el aire....

Oficinista: somos DEMASIADOS hinchas de cada lado, no? Dara lugar para otro post... SUPERPOBLACION DE CONTADORES y tantas otras carreras. Porqué no habré estudiado para paleontólogo?

nadasepierde dijo...

si, tal cual...trabajo en un estudio jurídico... aunque lo mio es muy tranqui....pero las dos primeras están! Para ellos (los abogados) el mundo se divido en dos: los abogados y el resto del mundo, que es donde quedarían incluidos los contadores , etcetc etc, nosotros.

Donde trabajo yo, a veces disfruto viendo como sienten pánico ante una planilla de excel!! y ahi si tienen que caer rendidos.

paleontología??? suena a buena alternativa.


un beso

LanceloteDuLake dijo...

Hey !!! y los que sufrimos a ambos por igual? abogados gerentes de RRHH intentando explicar como retener ganancias... contadores explicando el nuevo proceso de produccion... Por Dió!!!!!!. Pero vamos Cafferata, no exageremos que no es tan asi, vivo hace 8 felices años con una abogada y las ultimas vacaciones las hicimos con un contador (y tengo la promesa de que se van a repetir, o no?)

Marcelo Cafferata dijo...

Nadasepierde: La planilla Excel para los abogados son clases de fisica cuántica + merceología + descomposiciones nucleares, todas juntas!

Lancelote: Me parece que tras Lancelote se esconde alguien que conozco....
Si tus ultimas vacaciones fueron una escapada de fin de semana en las cosas argentinas y la abogada es con la que no paramos de reirnos durante tres días de las anécdotas clienteriles de unos y de otros... entonces si! hay promesas de mas. Fueron tres dias geniales!

Boromira- tu amiga abogada dijo...

Cafferata , vengo un poco atrasada leyendo el blog, pero corresponde que me una a la comunidad crítica, ya que me atañe de manera personal.ejem..... se notó que soy abogada?
Ahora en serio, es como en todo hay abogados bárbaros, gente normal como yo, y hay contadores bárbaros gente normal como vos.Tengo amigos contadores y tengo contadores que definitivamente NO SON AMIGOS ! amuchemonos los macanudos a pesar de la profesion! Proveer de conformidad , que.....SERA JUSTICIA

Marcelo Cafferata dijo...

Boromira, besos a vos y a alguien que escribio mas arriba que dice que vive hace ocho años feliz con una abogada.
Que ??????
Feliz ???????????
Pero la felicidad es otra cosa Lancelote, que no te vendan espejitos de colores.
Besos a los dos, los quiero mucho!
Palabra de contador: Jua!

Anónimo dijo...

La carrera de contador es muy buena y quizás sea más que la de abogacía.Estos (los abogados)hablan por ignorantes ,ellos no se adaptarían tan fácilmente al cursado de diferentes disciplinas como: contabilidad, micro y macro economía, administración, estadística, cálculo financiero, informática, finanzas, etc, etc. Ah! me olvidaba, también cursamos derecho en cada año. muchachos de abogado se recibe cualquiera! O me equivoco? Denis ( Formosa )

Anónimo dijo...

Abogaduchos de cuarta !!!!
se creen lo mejor del mundo, y son como todos nosotros !!!
hay de todo en cada una de las profesiones...

Anónimo dijo...

"Sabido es que los abogados y los contadores no simpatizan mucho. El resentimiento es mutuo, es muy fuerte, es ancestral, y difícilmente esta situación cambie.

Cierta vez, viajaban por negocios dos abogados amigos y, ya ubicados en sus respectivos asientos en un vuelo comercial, se disponían a un placentero viaje.

Minutos antes del anuncio de despegue, abordó un contador, y quiso la suerte que le tocara el tercer asiento de la fila, el del pasillo, junto a los dos abogados.

Si bien se conocían de la ciudad y del ambiente profesional, el saludo fue escueto y algo distante. Iniciado el vuelo, el contador se saco los zapatos, se aflojó el cinto y se preparó para dormir plácidamente durante el viaje.

A los pocos minutos, uno de los abogados dijo:

-Disculpe Contador, pero antes que Ud. se duerma y para no molestarlo luego, ya que el espacio es reducido, quisiera ahora pasar al pasillo para ir a servirme un vaso de agua.
-Por favor Dr. no se moleste, yo también pensaba ir por uno, de paso le traigo el suyo.

Así que fue el Contador, y los abogados se miraron con sonrisa nerviosa ya que ambos tuvieron la misma idea: inmediatamente, uno de ellos arrojo un enorme y furibundo escupitajo en uno de los zapatos del Contador.

Segundos después, llego el Contador, entrego el vaso de agua al Abogado, que agradeció y disfruto de la fresca bebida. El Contador, satisfecho, se dispuso a ponerse cómodo.

Sin embargo, minutos después, dijo el otro Abogado:

- Por favor Contador, Ud. sabrá disculparme, pero al verlos beber la refrescante agua me han provocado a mi el deseo. Si me permite pasar, yo también iré a buscarme un vaso.
- Faltaba más Dr., a mi no me cuesta nada, estoy en el pasillo, en un minuto se lo alcanzo.
- Le agradezco mucho su gesto Contador, y disculpe la molestia.

Ni bien partió el Contador, los abogados volvieron a mirarse con complicidad, pues era obvio lo que venía: inmediatamente, el otro Abogado arrojo un descomunal escupitajo en el otro zapato del Contador.

Luego, el Contador llegó con el agua, se la entregó al Abogado que la bebió con avidez, y minutos después los tres, relajados, se entregaron al descanso durante el viaje.

Transcurridas unas horas, informo la voz de la azafata:

- "Señores pasajeros, se informa que en breve arribaremos a destino, por favor prepararse para el aterrizaje"


Lentamente, el Contador se despertó, y luego de unos instantes se abrochó el cinto y se coloco ambos zapatos.

Inmediatamente comprobó que algo no estaba bien…

Miró hacia sus ocasionales compañeros de viaje y descubrió, a pesar de los esfuerzos de los Abogados por disimular, un rictus de maldad y una sonrisa oculta en sus rostros.

Contrariamente a lo que podría suponerse, el Contador no perdió la compostura, se incorporó sobriamente y, dirigiéndose a los Abogados les dijo:

- Me extraña, Dres., que a esta altura de los acontecimientos sigamos alimentando estas viejas antinomias que no hacen más que dividirnos.
- Los invito a que reflexionemos respecto a nuestras acciones, a nuestro status de profesionales respetables, a nuestra hombría de bien.
- Los invito a que superemos estas actitudes infantiles que no nos conducen a nada.

- En concreto, les propongo para ir cerrando esta disputa:

Maduremos, no cometamos más estas estúpidas chiquilinadas

"basta por favor de escupirnos los zapatos !!"
"basta por favor de orinarnos el agua mineral !!"

Marcelo Cafferata dijo...

Que lastima que quedo como ANonimo!
ME encantaria agradecerte personalmente el comentario del blog. Bueno, queda acá entonces consignado.
Muchisimas gracias por el aporte!

Anónimo dijo...

Me tienen cansados, los contadores y los estudiantes de contabilidad, que se creen que saben de la abogacía, sólo por cursar cuatro materias de derecho, que son: derecho constitucional y administrativo,comercial,civil (que en un cuatrimestre, ven una mezcla de parte general, obligaciones, contratos y reales CUANDO EN LA CARRERA DE ABOGACÍA, CORRESPONDEN CUATRO AÑOS DE ESTUDIO). Es lo mismo que nosotros los estudiantes de abogacía, creyéramos que somos contadores por tener microeconomía, política economica y analisis de estados contables. Creo que cada profesión debe actuar en el campo que le corresponde. De más está decir, que obviamente existe un resentimiento de los contadores para con los abogados en virtud de que el campo laboral de un abogado es MUCHO más amplio que el de un contador (por poner un ejemplo, tener en cuenta que uno de los poderes de la Nación "el judicial" está compuesto por un 95% de abogados, al igual que el legislativo). Pero bueno así es la realidad de las profesiones, y de los estudiantes también. La rivalidad entre ambos, va a continuar existiendo. Pablo. Estudiante de ciencias jurídicas y Abogacía.

Marcelo Cafferata dijo...

Pablo:
Evidentemente ya desde el vamos estás destilando bronca. Leiste el ultimo párrafo del post? Son como posturas sociales esto de "archirrivales" incluso muchas veces el cliente es el que nos enfrenta "llevando y trayendo" habladurias.

Me dijo el abogado que...
Me dijo mi contador que ....

Y caemos en la trampa! Estamos todos laburando para ganarnos el mango. No creo en las rivalidades en serio, sí en las actuadas un poquito para mandarnos la parte de uno y del otro bando. Gracias por participar!

Anónimo dijo...

Estudio para contador pero antes de inscribirme tenía la duda pero para ser abogado hay que ser mentiroso oportunista y buitre; ademas los abogados no saben nada de economia. Los ultimos presidenres de este pais fueron abogados y así nos fue.

Anónimo dijo...

Con mi Experiencia puedo decir que ambas carreras son hermosas y esenciales, nunca vere alguna competencia ...el rol del contador y del abogado van de la mano puesto de ahí mucha afinidad al momento de realizar algun pago debe haber un basamento legal...ovbio cualquier comentario mal sano...pues es exitoso quien tiene conocimiento y quien es humilde ...solo sobresale aque que realice bien su trabajo! No hace falta ser contador para ser abogado ni ser abogado para ser contador..

Anónimo dijo...

Soy abogado y la verdad es que somos esclavos de ese supuesto "ego" de creer que tenemos una cuota de poder por vestir un traje. Los estudiantes de contador son gente muy flexible y habil, incluso mas que nosotros, no creo que debamos subestimarlos, pero ellos también tienen su ego!. Me duele decirlo pero todos los abogados sabemos que los contadores están mejor económicamente que nosotros, por mas que se diga que somos buitres, etc..
En fin, amo la abogacía y seguiré con esta hermosa profesión.
Saludos

Anónimo dijo...

Hola yo estudié contabilidad y llevo 7 años ejerciendo la profesión por mi cuenta, llevo un año estudiando derecho y no hay comparación, el contador es un cerrado de primera que pareciera que tiene un problema en el cuello que solo mira en una dirección, y no puede girar la cabeza para ver lo demás que hay en su entorno.

La contabilidad me dio de comer y le estoy muy agradecida, pero me trajo muchos dolores de cabeza, de hígado, desveladas y malos tratos, ahora soy muy feliz preparándome como abogado sin duda mi mejor decisión