jueves, 30 de diciembre de 2010

Diciembre 2010 - Enero 2011


Diciembre es siempre temporada de balances (odio esa palabra a esta altura del año, defecto profesional que le dicen...! es la época del año en la que todo el mundo hace balances, ejercicio ilegal de la contabilidad generalizado!), temporada de cierres, de conclusiones.

Sin embargo, hoy, mañana, por más que el calendario marque 30/12 - 31/12, son días como cualquier otro día del año. 24 horas tan simples o tan complejas como cualquier otras 24 horas de cualquier otro momento del año.
Sin embargo, como fuera de toda lógica, nuestra mente, nuestro espíritu, está evidentemente predispuesto de otra forma.
Anda como con profundas intenciones de cerrar algunas cosas -de deshacerse sobre todo de aquellas que menos ganas tenemos de que nos acompañen- y  arrancar con toda la fuerza del mundo algunas otras nuevas, distintas.

No cabe duda que nos hemos ido atando a innumerables convenciones, a lugares comunes, a muchos rituales que nos caracterizan como sociedad y quizás sea éste, el cambio Diciembre-Enero, uno de los que nos permite volver a soñar, volver a confiar.
Como un mágico hecho colectivo, esta "locura"  de creer que cambiando el año, cambiando el almanaque, algunas cosas mutan, se transforman, renacen ... y nos disponemos de otra forma, le abrimos la puerta a esas nuevas oportunidades que hasta horas antes nos parecían imposibles.

Nada de todo esto seguramente sea como se piensa (teniamos la misma fuerza unos dias antes y tendremos indiscutiblemente la posibilidad de cambio cualquiera de los otros días del año), pero el sólo hecho de que nuestro corazón o nuestra cabeza -para los que somos más racionales, digamos- nos preparen para un tiempo nuevo, renovado, con expectativas y ganas de nuevos dasfíos, parece de muy buen pronóstico.

Por eso

para todos los que me acompañaron durante este 2010 completamente atípico y revolucionado, de experiencias totalmente diferentes -buenas, no tan buenas, horribles y brillantes: se dieron todas juntas en dulce montón- les agradezco su compañía

para los de siempre: gracias enormes! porque revalidé una vez más lo importante de tenerlos muy cerca

para los que conocí a traves de este blog durante el año, que nos conectamos mediante alguna otra red social y que son mi compañía cotidiana

para mis colegas con los que compartimos anécdotas profesionales por este medio: gracias!

para los que leen el blog y ayudaron a que creciera, que me permiten expresarme como más me gusta y me acompañan en esta aventura fuera de la oficina

para los que escriben los blogs que visito, que fueron mi remanso de diversión! (y a muchos de ellos tuve la posibilidad de conocerlos en persona durante el año y fue una experiencia lindísima!)

PARA TODOS: les deseo un año en donde puedan/podamos crecer, encontrarnos con un aspecto diferente que nos ayude a "desenmarañar" algo profundo y que, entonces, en nuestro próximo "balance", en nuestro próximo "Enero" el sentimiento sea de haber crecido, de evolución.

Eso es lo que principalmente deseo para mi año y que por supuesto, lo comparto y se los deseo de corazón a cada uno de Uds.

Un beso gigante, y por decirlo de alguna manera, nos vemos el año que viene (o dentro de 48 horas... como lo quieran ver!)

Que se cumplan hasta los deseos que parezcan mas inalcanzables!

11 comentarios:

Bella dijo...

Muchas felicidades, Marce, y que el 2011 nos encuentre con mucho trabajo BIEN PAGO y pocos clientes molestos jajaja

Besotes!

lady baires dijo...

Marcelo, muy lindo fue descubrirte en este 2010.

Que tengas un excelente Año Nuevo!!

Besos enormes para vos

Elisa007_ Estrellandose contra el mundo que la rodea dijo...

que este 2011 sea muuucho mejor.. paz y armonia para los que trabajamos, casas y planes trabajar para la lacra

Verónica Molina dijo...

Qué lindo post, Caffe! Yo te conocí a través de la escritura, pero antes de que te definieras tan rotundamente como blogger: estabas ahí, chapoteando en el ciberespacio como shó, sentado bastante cerca en un taller en el que naddda hacía pensar que...

¡íbamos a terminar escriendo blogs con quichicientos post, como posesos!!!

Te felicito por haber creado este espacio tan redondito, tan particular y personal, que siempre -pero siempre siempre- me saca una sonrisa de la cara (aunque, por ahí, el resto del día "no haga juego" con la carcajada... ja!)

Besos gigantes, Marce. Que tengas un excelente 2011. Pero excelente en serio, "del verbo excelente".

Marcelo Cafferata dijo...

Bella y Leidi: Gracias, mil gracias por acompañarme y por los saludos.

Elisa: tu deseo, como siempre, politicamente incorrecto, bien como a mi me gusta. Genial!

Marcelo Cafferata dijo...

Vero: viste que cuando aparece un comentario, el sistema te envia un mail? Recibi tu mail en un momento especial y me llegó muy pero muy profundo.

Será porque recordé que el deseo de escribir y el blog es uno de los proyectos que se pudo sostener en el tiempo, que va crenciendo lentamente y que fue dejando lazos como estos, que siento que se van profundizando de a poquito, sin estridencias, pero con una conexión importante.

Sabes que yo tambien te deseo lo mejor para este 2011, como a todos los que se toman el tiempo de pasearse por este blog. Un abrazo bien grande para vos y en vos, para cada uno de los lectores y asiduos comentaristas de Revoleando.

Gracias! Buen año!

nadasepierde dijo...

ya en el 2011... que no se nos olvide para el 15 de enero todos los buenos propósitos, deseos, metas, ganas, sigamos de fiesta los 36o dias que nos faltan!!! esto recien empieza!!!!

beso enorme
pd: una de las cosas buenas que me trajo este año fue haberme cruzado con los amigos del blog, para descubrir que conocí gente espectacular! Gracias por estar ahi!

Virginia Prieto dijo...

Feliz 2011 marcelo!!!!!
como ana, una de las cosas buenas del año que pasó fue haber conocido gente espectacular

beso grande!!!

Marcelo Cafferata dijo...

Ay Ana que dicil es que el quince de enero, o el primero de febrero o fines de Marzo nos encuentre con las mismas ganas de enfrentar algunas adversidades, algunos temitas pendientes que venimos pateando, algunos karmitas propios y ajenos.

Pero bueno, confiemos en que pasado el efecto Navideño-Reyes-Carnavales, sigamos con el empuje de siempre. Y si no, para eso estan las nuevas amistades que hemos cosechado en este ultimo tiempo: para avisparnos con algun cachetazo amoroso!

Besos, fue tambien un placer a los amigos del blog entre los que te contás. Besos enormes

Marcelo Cafferata dijo...

Vir: Feliz 2011 para vos tambien!

Nos vemos todos prontito? Vamos!

Milenius dijo...

Marce: gracias por hacerme reír. Y gracias también por tanta consulta apurada... ¡¡y garroneada!!

Besos grandes, podés volver a mi casa, te perdono. :)