jueves, 29 de julio de 2010

Una palabra tuya.... bastará para sanarme

Quedan todavia los resabios del post anterior del "Gerardismo" ilustrado, que ya apareció la motivación para escribir un nuevo post: es como una variación del no querer perder nunca.
Son tres llamados "al hilo" en la oficina. Los tres tienen un común denominador: la anécdota es lo de menos, la conclusión es que el cliente quiere que uno les diga que hagan lo que hagan no les va a pasar nada. Menudo tema.

Como una especie de Gauchito Gil, de amuleto de la suerte, de pata de conejo contable, de Sai Baba en túnica naranja de AFIP en AFIP, no solamente tengo que tener un buen criterio contable / impositivo al desarrollar mi trabajo y hacerlo en tiempo y forma  sino que tengo que cursar diversos seminarios para poder cumplir con las expectativas clienteriles:

- Tarot contable: revolee el mazo y prediga con exactitud si la Inspectora que vino a relevar el personal le creyó o no a la empleada que era la prima del titular. Mmmmmmmmmmm!
El mazo predice también con exactitud el ajuste que le será determinado al contribuyente cuando la empleada "por error" dijo que habia entrado seis meses antes de su fecha de ingreso o que dijo que trabajaba los sábados todo el dia. "Pero cómo? Si el negocio lo cerramos al mediodia s-i-e-m-p-r-e, bah, algún que otro sábado abrimos...."

- La lechuza: arrojadas que fueron las cartas, si el cliente aún no tiene la certeza total apelamos a este segundo método. Una lechuza imbuida de la doctrina contable e impositiva  que al igual que al Pulpo Paul,  le ponemos dos carteles: "MULTA" o "SOBRESEIMIENTO" y la lechuza, luego de sobrevolar unos minutos la oficina y en el momento menos esperado, picotea mientras nos aturde con su ulular, una de las dos cartulinas.
Si vemos que a los diez minutos de rondar por los aires de la oficina, la lechuza no aterriza sobre las sagradas cartulinas, tendremos que fortificar las mismas con la foto digital que le sacó la AFIP al cliente o su constancia de inscripción bajada de internet (tiene que bajarse en el mismo momento para que tenga el efecto deseado, caso contrario, la lechuza sigue sobrevolando con destino incierto). 

- Método III - las runas: pasadas las cartas y la lechuza, apelamos a un tercer metodo más sofisticado. Cuando el cliente pregunta "Pero puede que Rentas cierre el círculo?" no sabemos bien a que círculo se refiere, pero el tema de que se cierre o que no se cierre,  le preocupa, y sistemáticamente...: ergo, dejamos todo en manos de la sabiduría milenaria que esconden las runas que tenemos en la oficina.
Distintos tamaños y colores, se funden sobre los papeles, libros de IVA Compras y Ventas y si las piedras se calientan: sonamos! mal augurio!. En cambio si las runas se quedan "panchas" a temperatura ambiente, un claro signo de que todo va a anda bien, el cliente respida hondo y sale feliz de la sesión contable: el círculo de ARBA no lo ca"c"turará por el momento.

- El péndulo: científicos del mundo entero saben de los poderes del péndulo y no podía faltar en nuestra oficina porque no solamente tenemos que tener el buen tino de liquidar impuestos y sueldos en tiempo y forma, sino que nos hace falta el poder, la energía pendular para que el péndulos nos marquen sobre las arenas del tiempo el discurrir de la suerte de nuestro feliz contribuyente.
Al péndulo se le pueden hacer preguntas del estilo: "Y si pierdo el talonario en un taxi?"   "No me lo puede haber donado mi abuela?"   "Es creible que gaste $ 5875.- con tarjeta de promedio mensual?"   "Si la empleada viene una hora más por día durante dos semanas, queda compensado con el año no bisiesto donde trabaja un dia menos?"    "Y si digo que lo pagué con yenes porque no tengo chequera, vale igual el pago de más de $ 1.000.-? porque transferencia en yenes el Banco no me quiere hacer.....".

Estas inquietudes y muchas más son arrojadas al péndulo que inequívocamente nos llevará a la sabiduría del Cosmos, mucho más allá de una Ley, de un Decreto Reglamentario, de una mera Resolución de AFIP. Para qué irnos a lo terrenal del rigor de la letra, si podemos apelas a las fuerzas cósmicas que nos avalan? Y dibujado en la arena quedará el designio pendular sobre el incierto destino del contribuyente.

Escondemos estampitas entre los papeles, algunos viernes encaramos el rezo de una novena poniendo el manos libres para que participen los clientes que tienen dudas varias, antes de la pregunta a veces tiramos el I-Ching, mandamos un mail a Horangel con copia a Aschira y a Ludovica Squirru, leemos mantras y meditamos  en una colchoneta... todo para que el cliente SE QUEDE TRANQUILO, que haga lo que haga, NO LE VA A PASAR NADA MALO.

Ahora hablando en serio: hay alguien que realmente en su ingenuidad crea que por más que uno le diga algo, y a pele a todo el conocimiento, esto le puede dar la completa certeza que nada malo le va a pasar?
¿No será mucho pedir para un pobre profesional?
Y obvio que pasará en todas las areas: cuando el médico opera uno quiere que la operación sea un éxito, que el hueso que agregaron para el implante finalmente se a"c"sorba y pegue el diente nomás, que la silicona que se puso Luli no le explote, que cuando iniciamos un juicio ganemos, que si iniciamos la reforma del baño no aparezca nada raro cuando la troupe de Bob el Constructor levante el piso..... seguridad, seguridad, seguridades....

¿Hay alguna idea más seductora que la idea de seguridad?

martes, 27 de julio de 2010

"Las queres todas para vos, Gerardo!"

Hace un par de años, creo, la poetisa y filósofa popular contemporánea Ileana Calabró (como es que terminó en este blog?!!!) peleándose con el empresario y multifunción Gerardo Sofovich, sabiendo que el astuto magnate de la televisión vernácula no tiene ganas de perder ni jugando a la bolita y que aún en el momento de repartir en exceso trata de que el exceso en la repartija parezca más de lo que realmente es, le espetó al aire la frase "Ehhhhhhhhh, pero las querés todas para vos, Gerardo!".

Con lo cual le enrostró frente a millones de televidentes lo que era obvio, pero al menos, hasta el momento, nadie había explicitado de tal forma.

¿A qué viene esto?
A que cotidianamente tengo (y supongo que cada uno en lo suyo tiene, por supuesto) que lidiar con los "Gerardos" que pululan en la oficina.

"Viste, yo no quisiera tener problemas con el personal, pero es imposible blanquearlos con lo que vos me decis (como si yo mismo redactara de mi puño y letra las escalas salariales) porque no cierran los números, asi que por favor busquemos la manera, porque te repito que con ellos no quisiera tener ningún problema...."

"Con mi socio nos llevamos genial... gracias a Dios no tenemos ningún problema, nos entendemos muy bien. Lo que te pido es que "arreglemos" las cosas y que quede en un papel firmado claramente lo de los porcentajes.
Yo siento que el nombre que yo puse tiene mucho valor por la inversión previa que vine haciendo: porque viste como son las cosas, no? mientras estamos acá todo bien, pero uno nunca sabe....." (Inversión en ideas, demás está decir....)

"Vimos con mi señora un departamentito hermoso, el que hace rato que veniamos esperando, el tema es que la que lo vende no quiere bajar el precio de escritura y con ese precio voy a tener que pagar todos los años bienes personales, no? Y porqué hay que pagar todos los años? Es como que me cobran un impuesto por tener mi propia casa? Es así?"

Y los típicos planteos de quienes dicen querer tener su contabilidad prolija y al dia:

"Pero porqué más de mil con un cheque?, es imposible, ahora mil pesos no son nada"
"Y donde dice que tengo que pagar anticipos, eso es obligatorio? pagar el impuesto por anticipado no es confiscatorio?" (en la Ley lo dice, cariñño, en la propia ley..... y buah! siempre que hay que pagar la gente cree que es confiscatorio, pero eso es ooootro tema....)
"Hice las facturas en Agosto y me hicieron una retencion el 1ro. de Septiembre, porqué no me la puedo tomar en Agosto si las facturas son de Agosto por los servicios de Agosto? (y daaaaale con Agosto....) tomésmosla en Agosto, porque a mi me parece que corresponde...."

Hago esta reflexión en el sentido de que viendo estos casos "del otro lado del mostrador" me lleva a pensar en todas las veces que soy un exponente clásico del "Gerardismo ilustrado" de querer tenerlo todo, de no saber perder en nada.

La sensación "ideal" de que cada una de las elecciones no traigan nada de lo no deseado, de que se ajusten perfectamente a todos mis requerimientos.

Y la paradojal situación de que no queriendo perder nada, uno termina perdiendo el doble de energías y de fuerzas en sostener lo humanamente imposible.

Nos cuesta muchísimo aceptar las reglas del juego (y lo pongo en plural por el mero hecho de sentirme acompañado en mis miserias cotidianas, no es por incluirlos a uds, mis queridos lectores, en esto....) y jugar con estilo "fair play".
Hay siempre alguna trampilla seductora, esquivar alguna piedrecita en el camino de las decisiones sin asumir que al esquivarla, irremediablemente la pateamos para adelante, aparece momentos después inexorablemente corregida y aumentada.

Agradezco enormemente que el "Gerardismo" del otro me permite enfrentarme en definitiva con esas cosas que no quiero ceder, esos espacios tan caprichosos donde lo quiero todo a la vez, llenando de autojustificaciones que me liberan del peso de aceptar que las cosas son como son, y no hay vuelta de hoja.


Aguardo ansiosamente sus opiniones....

martes, 20 de julio de 2010

Empleaducho + sello = Poderoso el chiquitin

Nada más lejano en el Día del Amigo que compartir mi tarde presentando notas en el ANSES del Consejo Profesional de Ciencias Económicas.
El lugar está atendido, entre otros, por dos empleados que parecen haber sido robotizados por una maquinaria siniestra, similar a la que ideara Orwell en "1984", ni Terry Gilliam en "Brazil" se hubiese imaginado semejante categoría de burocracia en satánico combo con sus aliados: el mal humor y la falta de respeto.

"Tengo el poder" gritaba He-Man en los ochentosos dibujitos animados. Estos mediopelo con carnet, como tienen un sello, creen que dirimen el destino soberano de los contadores que van a presentar uno de los trescientos cuarenta y dos mil ochocientos quince trámites que tienen para hacer en el día.
Juegan como "juega el gato maula con el mísero ratón" y se encaraman en una batalla campal de "te lo sello - no te lo sello" llevando la nota de acá para allá, en un ejercicio que evidentemente practican diariamente y a cada momento y que les sale -a esta altura- morborsamente "de taquito".

Acto I: no hay nadie. El empleado sentado a la izquierda gruñe y gesticular con el dedo como que hay que sacar número. Miro para atrás, miro hacia un lado, miro hacia el otro y la soledad del pasillo me acompaña. Hay que sacar número igual porque el reglamento interno y las ganas del señor asi lo dictaminan.

Acto II:  Al empleado no le gusta la "Ref." que puse en la nota.
"No es así" gruñe nuevamente con la cara contra el papel.
"Ah, realmente no sabia que uds. ahora corregían las notas que uno presenta" le comento haciendo gala de mi más fina ironía.
"Lo que pasa es que está mal, y si está mal está mal"
"La nota no está mal, tiene los elementos que tiene que tener. Y si para Ud. está mal se corrige: lo tacho, lo salvo, le pongo corrector" y sin dejarme terminar la frase, como si estuviese escuchando al mismísimo Lucifer en persona, hace el grandísimo esfuerzo de mirarme a la cara y dice...
"ESTO ES UNA DECLARACION JURADA, no entiende? COMO LA VA A TACHAR O A AGREGAR ALGO EN BIROME?"
Antes de mover la cabeza 360 grados como Linda Blair en "El exorcista" por la furia que el empleado-robot genera, le comento: "Evidentemente, ud no está enterado que hasta los errores de una escritura de un departamento, el escribano los salva y le pone "sobre testado" VALE. Me parece que a una nota que ni siquiere piden con firma certificada, ud. le está dando una entidad que sabemos que no tiene. Es una nota, SIMPLE, con caracter de declaracion jurada, y con caracter de declaración jurada la salvo y listo!"
Ya no sabe qué decirme, pareciera ser que toqué algún contacto y lo desprogramé.

Acto III: Quiere dos copias de todo. No solo de la nota sino de los quinientos mil CBU que acompañan la nota. Me pregunta una y otra vez miles de cosas con tal de encontrar la manera de no sellarla pero... no lo logra.
No obstante ello, apela a todo su burocrático maltrato hasta que le digo "Es notorio que no te avisaron (ya se me cayó el tema de tratarlo de Ud.) que estás atendiendo a profesionales, porque me estás retando como si fuere un nene de cinco años que está metiendo los dedos en el enchufe. Te pido que hagas el esfuerzo de dirigirte a mi con respeto. No creo que sea adecuado el trato que le estás dando a los matriculados"
La contadora que estaba siendo atendida y también maltratada por la robot de al lado abrió grandes grandes los ojos. La cosa se estaba poniendo espesa.
La robot de al lado también tenia delirios de "correctora de estilo", escribiente frustrada y también maltrataba a la contadora por no haber redactado la nota como ellos quieren.

Acto IV: Saque las siete mil doscientas fotocopias, puse firma sello, aclaración, salvé todo lo que tenia ganas de salvar y arremetí con el trámite.
Cuando Robot I se lo pasa a su jefe dixit "Le dije que no corrigiera nada, pero......."
Jefe Robot a Robot I: "......."
Robot I: "pero parece que no entienden...."
Jefe Robot a Robot I con la mirada cómplice de Robot II que deja por un segundo de atender a la contadora para unirse en conciliábulo tramiteril. "Muejem"
Jefe Robot revisa una vez más la nota y temiendo que me agarre un ataque similar al de "Un día de Furia" de Michael Douglas y pensando "a este loco va a ser mejor dejarlo ir con todo su florido discurso" sella las DOS notas con fecha y firma.

Epilogo:
Me pregunto: hasta cuándo uno tiene que tolerar a estos mediopelos que porque tienen un sello se creen que pueden basurearnos a cualquier nivel.
No hablo a nivel profesional, hablo a nivel personal: el maltrato está presente en forma permanente, sin tener en cuenta que justamente el trabajo de ellos es brindar(nos) un servicio, explicar(nos) las cosas todas las veces que sea necesario hasta que cualquier ciudadano entienda y pueda completar su trámite y entonces, poder sacarse un tema de la cabeza.

Por suerte hoy en vez de hacer la típica "mejor me callo así no me hace volver", pude decirle algunas cosas con altura y seguramente le habrán entrado por un oido y salido por el otro, pero al menos me di el gusto de que no me "verduguera" más y me hiciese volver otro día.

Total, a todo el mundo le sobra el tiempo, no?
Total, volvé manaña, asi tenemos con quien divertirnos y a quien basurear mientras se nos pasa la tarde.

domingo, 18 de julio de 2010

Un año - 100 posteos: Gratests Hits

En el primer post del 17/06/2009 les confesaba a los dos o tres (con suerte) que leian el blog: "No muchas veces en mi vida encaré un proyecto diciéndome, voy a hacer esto y veré que pasa....
Con varias cosas, sin embargo, estoy logrando hacer esto.
Me esta yendo bastante mejor que cuando le pongo tanta presión y si me suelto a ver qué pasa: hasta pasan cosas que ni pensaba que iban a pasar.
Se tratara de eso, entonces?"

No solamente se trató de eso: se trató de jugar el juego, de abrirse a algo nuevo, de ir acompañando cada pequeño crecimiento que tuvo el blog. De disfrutar cada uno de los pasos y de las nuevas amistades bloggeriles que fueron apareciendo ( y que me hicieron una inmensa compañía en este año dificilisimo en lo personal: Gracias!).
Me pareció casi increible poder reirnos de las mismas cosas fueran o no colegas, incluso que algunos de mis clientes participaran comentando. Ante una consulta, últimamente se rien y dicen "Te pregunto esto y espero no aparecer en el blog". Ya está siendo casi un clásico.

Además de las anécdotas clienteriles recordamos los padecimientos de los servicios de los taxistas, estacionamientos en el centro a valor Euro, motoqueros, trabajadores de servicios de atención al cliente, mensajes en los contestadores automáticos sobre las ultimas promociones para ganarse un cero todos los días. Algo de esto pasó por el blog:

Sobre los taxistas: "Ensimismado en mi mundillo de trámites, me subo al taxi, le digo dónde pretendo ir y apenas el Sr. Taxista pone primera imperceptiblemente entro a su Matrix, su universo propio y particular....
Que te quede claro: no importa que estés leyendo algo importante (sobre lo que te van a preguntar en la reunión a la que estás yendo): primero deberás atender a la urgente necesidad del Sr. T -señor Taxista- de comentarte (máxime si es lunes) una especie de "compacto" de Fútbol de Primera en cuatro cuadras y media.
Si el Sr. T. no cuenta con esa onda futbolera, invariablemente nos pasea por temas como: política, corrupción, vergüenzas nacionales, el impacto de Wall Street en nuestra economía y otras yerbas.
O el “Taxista souvenir”: Te ve subir cargado de papeles y carpetas y alimentado por tu estilo "Equeco", te llena de imanes de radiotaxi, folletos para que si tomas el mismo taxi quince veces te ganas una cena en Aldo Bonzi para cuatro personas sin bebidas, o haciendo 20 viajes, un dia de SPA.

Si, un SPA es absolutamente necesario e imprescindible después de haber bancado durante 20 viajes al mismo Sr. T. Me tendrían que regalar una estadía en un templo budista en el Tibet como mínimo!"

Y sobre las motos contratadas en la oficina: "El querido motoquero llega rápidamente a retirar el trámite pero siempre hay una hora/hora y media mínima de demora que hace que mi trámite termine costando el cuádruple! "Había mucha cola" "la persona no estaba" "tardaron mucho tiempo en encontrar el sello" son algunos de los mensajes que expele el Sr. Motoquero a su regreso tipo muñequito "Made in Taiwan", apretando un botoncito.
¿Qué cruel jugarreta del destino hace que la persona a la que tienen que contactar NUNCA se encuentre en su domicilio y tengan que volver a pasar más tarde? Clink caja! Efecto DVV – Duplica valor viaje- "Tuve que ir dos veces" emite un sonido a desgano, a su regreso, el Sr. Mr. Moto
Y el superclásico: "Abóllame la vida de un tirón": Juro que los papeles salen de la oficina lisitos, con un planchado perfecto. Trámite finalizado: vuelven sellados. El sello se ve perfecto, pero el papel está como si todo el Jardin de Infantes sala 5 de "Nuestra Señora del Perfecto Origami" hubiese intentado doblarlo para hacer un ejército de grullas...
El papel -si así podríamos continuar llamándolo- presenta en un simple diagnóstico "a la vista" contusiones múltiples, traumatismos varios -bollos, abolladuras- y está lleno de arrugas y dobleces. Sintetizando: Impresentable! Ahhhhhh bueeeeeeeeeeeeeeeeeeno, pero está sellado."

Y los que nos atienden el llamado en servicio de atención al cliente los idolatraba por:
Primero: tu capacidad pulmonar que te permite decir sin repetir y sin soplar: “Bueno Dias, bienvenido a xxxxx, mi nombre es Ramiro Garcia del Carril y pertenezco a la oficina de servicios al cliente, quisiera saber en qué lo puedo ayudar?” una y mil veces por día, sabiendo que si hubieses dicho “Hola!” significaría prácticamente lo mismo para cualquiera de nosotros.
Segundo: por haber podido asistir a ese curso donde te enseñaron a enfrascarte en el más fuerte de los mutismos y no cambiar tu actitud por nada del mundo. Te podemos repetir una y mil veces la fecha en que pagué la cuenta de teléfono, código de la tarjeta de crédito, código electrónico de pago de dieciséis dígitos, número de aprobación de la operación, y con una infinita paz interior me repetirás una vez más en tu pacífico castellano neutro “Lo entiendo, pero acá el pago no me figura, así que ….”
Alabada sea tu quietud inquebrantable sacaría de quicio hasta la mismísima Indra Devi, seguro debés estar atendiéndome en posición de loto o haciendo la grulla del Karate Kid para un estado mental superior.

Repartimos a nuestros mejores clientes nuestros Oscars, parafraseando a la gala Hollywoodense:
PINOCCHO DE BRONCE A LA MENTIRA DEL AÑO
" Pasamos a verte a la oficina porque tenemos una consultita para hacerte, pero no te robamos más de 10 minutos, eh?"
PREMIO CHARLES INGALLS A LA INGENUIDAD DEL AÑO
"No se que habrá pasado, pero el contador anterior me entregó todo así..."
Mencion honorífica: "Me embargaron la cuenta y no tengo idea de qué será?".
MENCION FUNDACION ANTORCHITAS A LA INQUIETUD PROFUNDA DEL AÑO (recibida via e-mail): Marcelo, qué se hace si no entra en los renglones de una hoja de factura A todo lo que compro un cliente?" (Sic)
PREMIO "UBICATE EN TU PALMERA" AL PEDIDO MAS ABSURDO DEL AÑO
Cliente requiere a Secretaria de la oficina: "Te pido que le digas a Marcelo que la FOTOCOPIA que te envio del contrato social, por favor quede guardada bajo llave en la caja fuerte de la oficina porque es algo estrictamente confidencial"
PREMIO "INFINITY" A LA REITERACION AD-INFINITUM
"Cuánto ME sale poner un empleado en blanco?"
"Y si lo pongo media jornada solamente?"
Para cerrar el trípico más famoso de la historia con "Me parece que mejor no lo blanqueo porque es un montón de plata... y qué puede pasar si no hago nada?"

Y por último, el clásico revoleo de papeles anual en la oficina cuando llegan los papeles de trabajo para cerrar ganancias y recibimos "desde el ticket de la compra de la agenda el día 02 de Enero, donde comenzaron a juntar cualquier (y cuando digo cualquier digo cualquier) papelito que justifique las salidas de dinero: nos enteramos por los comprobantes que se llevaron el libro "Gente Toxica" a la playa y que la mujer del cliente leyó, siguiendo la misma onda cultural-literaria, "El combustible espiritual" de Ari Paluch.
Durante Enero y Febrero hay tickets de pizzas, empanadas y churros a granel para continuar ya entrado el año en tickets-factura de depilación con cera vasca, aplicaciones de gel frio-congelante en zonas porosas, un par de fines de semana de lujuria en un hotelillo 5 ***** cercano a la Capital Federal, se arreglaron dos muelas y se hicieron un conducto, fueron a Coto C.I.C.S.A. dos o tres veces por semana porque la tarjeta de debito les hace el 15% aunque los precios estén remarcados para ese día un 20%.
Sigue la muestra con quienes mandan prolijamente abrochadas en una hoja A4 las doce cuotas del viaje de 15 de la nena de Disney, o el colegio privado que uno ya les repitió hasta el cansancio que n-o-e-s-d-e-d-u-c-i-b-l-e... y cierran el tándem los ostentosos almuerzos "de trabajo" en el Mc. Donald´s, infinitésimos cafecitos en Cafe Martinez y un edredón de plumas de pato de Groenlandia en la última liquidación de Falabella, donde "de paso, cañazo" se compraron un plasma de 42" que tiene todo que ver con la actividad que desarrolla el cliente."
"Y porqué no puedo descontar el plasma?"
Inimputable. Sin palabras.

En los últimos meses, el blog viene creciendo mucho, ganando en comentarios y en el famoso "ida y vuelta" que uno tanto quiere lograr.
Por supuesto, no hubiese sido posible sin la enorme compañía que les agradezco muchísimo: desde Vero M.Adri que fueron mis primeras y exclusivas lectoras -y además Adri me banca a muerte en la oficina, tarea sumamente insalubre en los tiempos que corren!-, hasta los Anonimos que han dejado comentarios sin que pudiera devolvérselos.
A Milenius, la , mi tucumanomenorquiana Flor, a Claudia que pispea desde Alemania, al Fumi y al Oficinista, a Vir, Flor G. y a Winter, a las gemelas Amanda S. y Alicia, a la Capalbo, a Ana o nadasepierde que seria lo mismo, a Elisa y a Nora, a Vesper y Lancelote por el apoyo en lo bloggero y en lo personal, también a Hilda por donarme la frase de cabecera "serás lo que debas ser ... o serás contador público"... y a los colegas que fuimos riéndonos juntos via blog a las Dras. Favio, Deguer, Lobo, al Dr. Leonel, a la cordobesa Conta Dora, al Dr. Monjo y al Dr. Daniel Spinosa, a la enorme generosidad de Ivon B.  por haber compartido siempre lo que escribo y ser un disparador de difusión de lo que hago  como lo es Roberto Danna.
A todos y cada uno de los que han pasado, leido y/o comentado... porque todos me permiten seguir jugando y escribiendo, divirtiéndome(nos) y haciendo más livianas en algún punto a las pequeñas torturas cotidianas de la profesión.

No saben realmente lo importante que han sido cada uno de Uds. en estos últimos meses donde poder encontrar mi espacio de diversión en el blog, me ha rescatado de momentos sumamente complicados. Gracias! Muchisimas Gracias! Y espero seguirlos viendo por acá!

martes, 13 de julio de 2010

Bienvenidos al SUAF!

Como en estos dias tenemos poco y nada para hacer, siguen incorporando a las empresas al SUAF. Para aquellos lectores que no tienen idea de qué se trata brevemente les digo: el hijo, la maternidad, el prenatal y toda asignación familiar, no la paga más la empresa donde cada uno trabaja: ahora la paga el ANSES !!!!

Para cumplir con esto, por estos dias, se puebla la oficina de copias y más copias de DNI, partidas de matrimonio, libretas bendecidas por el Papa Benedicto, actas de nacimiento certificadas por el registro Civil de Groenlandia con triple sello medalla, y asi todo siempre falta algo. Y no sólo los papeles que siempre faltan sino los llamados con reclamos varios....

"La Yesi no figura en Sistema y yo estoy segura que lleve la partida cuando nació"
Si, pero la Yesi nació hace como veinte años mi vida, ya te hizo abuela y vive con su marido en el piso de arriba tuyo: olvidate que te paguen por la Yesi, mamita, ya está emancipada. Y juro que emancipada no es mala palabra!

"A mi  Yonny -Jonathan Rolando- lo dieron de baja, no es hasta los 21 que pagan por hijo?
No, mi cielo, es hasta los 18 y es hora que levantes a Jonathan Rolando de la catrera, le despegues el walkman, mp3, ipod o similar y lo largues a la calle con los clasificados bajo el brazo a ver si encuentra alguna "changuita" que lo obligue a despertarse antes del mediodia.
El Yonny a las ocho se parece más al vampiro de "Crepúsculo" por lo ojeroso que a un chico necesitado de empleo. Clave Yonny esos colmillos al trabajo, que el trabajo dignifica!

"Me figura Andrea como nombre y Andrea es mi apellido"
"Soy Andrea de apellido y pero como lo confundieron, me figura sexo femenino y entonces me dicen que traiga la constancia de que mi marido está sin trabajo para cobrar yo"
Y bueno Sr. Andrea, va a tener que armarse de mucha paciencia y basta de darles el gusto y que le sellen el trámite de una buena vez, ya lo veo practicando con zapatos de taco alto....

"Me aparece en sistema un hijo de más..."
Daaaaaaaaaaaaaale, daaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaale, hacé memoria, Roberrrto, hacé memoria

Y cuando sali hoy cargado de papeles y partidas de nacimiento, defunción, triplicados de DNI, y cientos de papeles de esos que al ANSES le encanta juntar, me acordé de una canción de Sui Generis, "Bienvenidos al tren" porque la verdad, seguirles el tren a estos trámites es toda una aventura. Casi más que tomarse el Euralpass.

Recoge tus datos y andate de aquí
en nombre de Cristo, te intimo a cumplir.
Si el CUIL no te aceptan, OK, yo NO iré,
estoy esperando,  llegar al ANSES.

Si esa es la fila, jamás lo sabré.
Si yo no te sirvo, pues bien ¡matame!,
recoge los "pelpas", andate a la UDAI
y si lo rechazan, puedes decirme adiós.

Pueden venir cuantos quieran,
que serán tratados m-a-a-a-a-a-a-a-a-llllllllllllllllllllll.
Los que estén en el camino,
bienvenidos al SUAFFFFFFFFFF!

Y si hago esta la cola: termino y me voy?
si gasto mi tiempo, nunca lo sabrás
Quisiera ser vago, y ésa es la verdad,
si miento un poquito: me lo rebotarán.

Ya pueden ir cuantos quieran,
que serán tratados m-a-a-a-a-a-a-a-a-llllllllllllllllllllll.
Volverán pronto al camino,
bienvenidos al SUAFFFFFFFFFF! 


 

martes, 6 de julio de 2010

Una voz en el teléfono...

¡Cortóóóóó!: Después de más de una hora de charla tengo los oídos más endulzados que los de Patricia Sosa, morados de éxtasis post-conversación interminable!

Y esto me abre irremediablemente una puerta para clasificar la flora y fauna telefónica que habita en cualquier conversación de la oficina, o mejor dicho, en cualquier conversación -para qué andar limitando, no?-.



"Modelo Sherezade": emulando a la protagonista de "Las mil y una noches", te va contando todo de a partes. Master de la intriga y del suspenso, a veces corta porque viene alguien y la sigue en un rato. La cosa va en capítulos. Su arma letal "Te llamo mañana y seguimos hablando"

"El Multitarget": Te habla de cualquier cosa: la caida de las ventas, el mercado de valores, los BODEN 2020, la ultima compra que hizo en el super antes de ayer: qué caro que está todo, que acaba de quedar embarazada una empleada -no es de él, aclara- y remata con que hoy no abrió caja por culpa de la cuadrilla de Metrogas que le está picando la vereda. No hay tema que se le resista.

"Saquen una hoja! ": Me enternecen, llaman con miles de preguntas, a desarrollar o multiple choice, depende el tema. Te pasean por todas las bolillas de diferentes materias. Te sentís como el gran compendio de la contabilidad telefónica en Utilísima Satelital.


"He-Man": Acaba de llamar el todopoderoso. No sabemos bien el motivo del llamado porque no se le puede decir que es imposible que haga lo que piensa hacer. Se puede TODO... por el poder de Grayskull! Imbatible si viene acompañado en el combo por su esposa She-Ra que también todo lo puede y no los para nadie. Juntos son dinamita!

"Wikipedia viviente": Para que llama? Si ya sabe todo?. Arma letal: Interrumpir las explicaciones.... porque ah! eso-ya-lo-sa-be!.

"Cuentame tu vida": Conocemos su arbol genealógico de memoria. Amante del detalle y el adorno verbal... "Señor, el motivo de consulta puntualmente sería.......????"

"Jacinta.... Pichimahuida, por supuesto": Alma de maestra o profesor del secundario, el llamado no sólo es telefónico sino que también es un llamado de atención. Siempre. Revisa hasta la coma, birome roja en mano, inicia siempre su dulce conversación "comentando": "Acá encontré un error!". Y a veces tengo que ir derechito a Marzo!.


"Charles Ingalls": Ingenuo por naturaleza, vive en su propia pradera. Puede encontrarse este espécimen bien sea sólo, en pareja con la adorable Caroline -otra ingenua como él- o en el dulce combo con Caroline y los chicos porque Charles es perfecto para llevar adelante una empresa familiar.
Cuando llama, su ingenuidad es tan vasta que a veces no sabe porque le llegan ciertos reclamos.
"Porque no pagaste, Charles! Porque no pagaste!"
"Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh", se desayuna Charles en su ingenuidad,"es por eso!..."

"Sandro y los de fuego": Un monumento para ellos! Abran cancha que vienen Sandro y los de fuego! Los amamos! Llaman siempre en busca de un bombero que apague su incendio. Para ellos todo es urgente, su arma mortal es "No puede ser ahora?" y viven en auxilio, peligro y alerta permanente. En breves instantes, Sandro, te acercamos el pulmotor contable/impositivo. No desespereis!

"Ciudadanos del mundo": Es como una variante de He-Man y la Wikipedia juntos, pero con un toque irresistiblemente cool. Super Dandy o Super Glamorosa, según el caso, tienen mundo de sobra: se autopreguntan siempre porqué siguen aquí (nunca dicen acá) en Buenos Aires. Te falta visitar el planeta Impuestolandia, mi cielo, porque de esto no pegas una!. Pero son tan pero tan cool que lo disimulan a la perfección. "Ah, lo que pasa que en Madrid, no era así como acá" explican sin más trámite. Y me mató: Que se yo como es en Madrid? O en Paris? O en New York? Tax o no tax?

Y cada vez que corto, no paro de pensar las veces que cuando me toca del otro lado del teléfono, caeré en alguna de estas categorías....

Y voy cortando porque suena el teléfono...