martes, 29 de diciembre de 2009

2010: Año Nuevo, Monotributo nuevo !!!!!


Como si fuera el efecto Y2K pero diez años después, a partir del 01-01-2010 comienzan a operar los cambios en el Monotributo. Mamma Mia!
Y como es natural, todo cambio produce una "cierta" inquietud general. Cumpliendo con mi labor profesional, envie un mail a mis clientes con un breve resumen de los cambios más importantes (explicación concreta para no generar una catarata/tsunami de dudas y preguntas) pero con la clara consigna de: "...para una correcta categorización,  por favor enviénme por mail el total facturado durante el 2009 -periodo Enero 2009 a Diciembre 2009".


Hubo unas cuantas mentes brillantes que respondieron a la consigna, como alumnos fieles, con la manzana lustrosa en una mano y el cuaderno con la tarea completa para que yo le ponga "Muy Bien 10, Felicitado!" en la otra. Cuadritos de Excel super prolijos y listaditos mes a mes de lo más aplicados.
Pero, siempre hay un pero, el resto hizo una profunda catarsis personal y los resultados fueron:
"Facture poco, fue un año malisimo, te acordas que te habia contado?"
"Facturé mas o menos lo del año anterior"
"Yo no tengo facturas, tengo recibos, sumo igual?"
"Hice solamente tres facturas en todo el año"
El caso de la duda permanente: "Lo sumo todo junto o lo necesitas mes por mes?" mail subsiguiente "o querés que te copie todas las facturas una por una" mail subsiguiente "o mejor te las escaneo" mail subsiguiente "querés que te las pase por fax?" mail subsiguiente "mejor llamo y te las paso por telefono porque escaneadas va a ser un lio porque son como treinta!"

Luego viene el tandem vacacional. Los más entrenados escribieron "Te envio el importe total, me voy de vacaciones, cuando vuelvo te llamo". Pero a otros se le generó un universo de controversias "me voy de vacaciones y quisiera pagar antes de irme, qué hago?". Barajo opciones:
a - suspendé el viaje que venis programando hace tres meses porque tenés que pagar el monotributo. A ver si todavía suena una chicharra en la Aduana diciendo que sos uno de los morosos!
b - posponé las vacaciones por ir volando al pago fácil apenas tengas la nueva credencial (no olvides que la página de AFIP ya avisó con antelación que hasta el 01-01-2010 no está habilitado el servicio de monotributo.... y quién te asegura que el 01-01-2010 funcione correctamente??).
c - levantá los mails en tus vacaciones y si estás en Argentina, imprimite la credencial y perdé medio dia de playa yendo a un banco zonal a cumplir con tus deberes tributarios.
Ultima opcion -d-,  sin dudas la más coherente con tu comportamiento fiscal: pagalo cuando vuelvas, mi amorrrrrrr, si total durante todo el año pagaste aleatoriamente el día que recordabas ser monotributista, justo ahora -vacaciones mediante- lo querés pagar en tiempo y forma?

La troupe de casos "raros": "perdí el talonario en un taxi hace dos meses así que no se cuánto facturé el año pasado, qué hago?"   "Me quedó el talonario en la casa de mi ex y no pienso llamarlo/a por esto, porque hace más de dos meses que no nos hablamos"   "Ay! Tengo como diez facturas que no les puse carbónico y me quedaron el blanco.....!"  "Gracias por el mail, pero estoy viviendo en el exterior hace ocho meses y recien ahora me doy cuenta que no le di de baja a nada...."

Y por último el grupo de los que claman por una justicia tributaria: "Por qué pago por 2009? Si en el 2010 no voy a facturar casi nada?..  y no es justo que pague tanto!".  

Si ya sé, era tan simple como sumar el total del 2009 y mandarme una sola cifra, así, despojada de toda connotación psicosocial y esperar que les enviara la nueva credencial. Era así de sencillo, pero el efecto revolución monotributista les partió la cabeza.
Y esto recién empieza. Ninguno de ellos evidentemente, ocupados en contarme su problema, se dio cuenta del aumento de la cuota de jubilacion a casi el triple ni que la obra social ahora es casi el doble.
Asi que para cuando les envie la credencial y hagan insight de lo que tienen que pagar por mes, ahí va otro post con el ejército de los económicamente diezmados mensualmente por la nueva escala.

Igual, ya hoy barajan PRORROGAR toda esta movida. Por favor, ¿hay algun psiquiatra disponible durante Enero? ¡Se agradece!


domingo, 27 de diciembre de 2009

Trámites con los angelitos....

Nuevamente alguna de las páginas oficiales me sorprende a la búsqueda de alguna idea para desplegar la escritura. En este caso, la página de Rentas de la Ciudad.

"El viernes 18 de diciembre al mediodía se realizó en la AGIP el Concierto de Navidad, con la presencia de un coro de 90 niños de escuelas y parroquias de la ciudad que interpretaron villancicos y canciones referidas a las fiestas venideras.

La actividad,  recreó tanto a los contribuyentes que realizaban distintos trámites como al personal de la AGIP con alegría y emoción rescatando así el espíritu navideño propio de esta época del año."



No dudo que los contribuyentes se habrán alegrado enormemente al ver que, los empleados fueron corriendo a escuchar al coro, y dejaron en mitad de la jornada laboral, su sello fechador inmovilizado en el aire, como las balas de Matrix... pero disfrutaron a pata ancha de los autóctonos villancicos.

Volvieron entonces a sus puestos de trabajo inundados, imbuidos, plenos de esta emoción, estimulados por este espíritu de las fiestas e inmeditamente comenzaron a  empatizar en su trato con el contribuyente e incluso, ayudaron solidariamente a algunos de ellos a cerrar definitivamente algunos asuntos pendientes.

          ... le dieron un justo final, con un duro golpe de sello a la pila de papeles que el pobre contribuyente paseaba de escritorio en escritorio hacía ya unas cuantas semanas, terminando su baja de Ingresos Brutos de un negocio que había cerrado en el 2001...
          ... un familia se abrazó de la emoción de dar de baja a unas patentes reclamadas por un auto que les habían robado hace tres años... y finalmente ingresaron la denuncia de robo en el Sistema!
          ... una jubilada, alzada por el director del coro y cuatro angelitos más, logró finalmente -a riesgo de morir deshidratada en el intento, cruzando reiteradas veces las 9 de Julio a pleno rayo de sol, yendo y viniendo en la búsqueda de papeles requeridos para completar su presentación- la exención de ABL por ser jubilada/pensionada.

Retirados los angelitos cantores, todo volvió a la normalidad y el templo de Suipacha y Viamonte siguió su curso. Pero cuenta la leyenda que algunos de los empleados, quedaron tan pero tan capturados de este espíritu movilizador, que hicieron la firme promesa de sostener esta calidad de atención al contribuyente por mucho tiempo más.

Los que vivienciaron este mágico evento, algunos encendedor en mano, otros haciendo palmas, no hacen más que pedir bises a los angelitos: "Una más... y no jodemos más, una más... y no jodemos más"

lunes, 21 de diciembre de 2009

Balances o inventarios?

Y sigo obsesionado con el tema de los balances...  porque la gente sigue nombrándolos a cada rato y en las ocasiones más discímiles.

Justamente hablando de balances personales, escuché a alguien reflexionando acerca de una nueva mirada sobre el balance realizado: apuntar a lo que se tiene -y no lo que falta-, valorizar los "activos", ver el medio vaso lleno,  por decirlo de alguna manera.
Y como en los balances debe exponerse todo: lo que se tiene, lo que se debe, lo que hay, lo que falta, las ganancias y las pérdidas, instintivamente, como defecto profesional, recuperé en ese momento la palabra Inventario.

Contablemente el libro se llama "Inventarios y Balances" pero como el Inventario no tiene tanto marketing como el Balance, pegó más en el imaginario popular el hecho de hacer el balance, cuando aparentemente y hasta terapéuticamente nos vendría mucho mejor y a todo nivel, hacer menos balances y muchísimos más inventarios.

Los invito entonces a hacer más inventarios: contemos todo lo que tenemos, todo lo que hemos acopiadio en éste y en otros tantos años -que en definitiva es lo que llevamos puesto-, en los trayectos recorridos que son la experiencia que nos nutre y valorizar cada uno de nuestros logros.

Y cuando empezamos a hacer la lista de los "Activos" personales, aparecen cosas impensadas, hasta olvidadas, que seguramente no son exactamente las que soñamos, pero que son las que están ahí esperando que sin tantas vueltas las disfrutemos.  Y nosotros, distraídos haciendo balances idealistas para que cierren al centavo y mareados por sus engañosas perfecciones, nos perdemos del jugoso inventario, ya nutrido por nuestra propia historia.

Brindo por un año donde podamos seguir sumando a este inventario. Quizás tengamos que concentrarnos en renovar algo del stock, en amortizar algunas cosas que ya no sirven, ampliar nuestros bienes de cambio, en hacer un revalúo técnico de aquello que está olvidado, estar con más disponibilidades a la hora de jugarnos por lo que queremos y por sobre todo, seguirnos dando crédito.

Brindo por eso! Por dejar de hacer balances todo el tiempo ... y hacer más inventarios.

viernes, 18 de diciembre de 2009

El arbolito navideño está solo y espera....

Y llegó el feriado del 8 de Diciembre. Tradicionalmente un feriado en el cual uno le tendrá que dedicar unas horas para el armado del arbolito. Y cuenta la leyenda que todos los años hay que ir agregándole algo nuevo.

En la oficina, llegamos el 9 con toda la alegría del feriado disfrutado a cuestas y como en una especie de acto de David Copperfield apareció en un abrir y cerrar de ojos nuestro entrañable arbolito navideño.
En menos de lo que le llevaría a una de las de Utilisima Satelital hacer una fuente con vitrofusión a 8 colores -que la hacen en un bloque de 4 minutos y les queda diviiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiina!- teníamos ya terminado el arbolito con moños dorados, regalitos y toda la producción que a tal efecto corresponde.
(Secreto obvio: se guarda todo armado en una caja y en un minuto y medio ya está todo el boom navideño invadiendo la oficina).

Y desde ese momento que solito y pelado el pobrecillo: muy producido y todo, pero con cero resultado a la vista. Nos miraba como cuestionándonos permanentemente su existencia.

Pasaron los días y como quien no quiere la cosa entre las facturas, resumenes bancarios, intimaciones que mandan los clientes y cúmulo de papeles varios que nutren diariamente la oficina, apareció UNA TARJETA DE SALUDOS DE FIN DE AÑO !!!!!!!.

Tremendamente emocionados, fuimos a depositarla a los pies del arbol, que estaba solo y esperando.
Como plus, la UNICA tarjeta recibida no tenía ninguno de esos paisajes bucólicos que invitan más al suicidio en masa que al festejo navideño. Es realmente lindísima, un diseño super delicado que nos desea felicidades, amor, paz, esperanza y prosperidad.
Asi que ahora ya el arbolito se yergue un poco más orgulloso porque alguien se acordó de desearnos todas esas cosas lindas en este momento tan especial del año.

Y por supuesto comenzaron a llegar los mails de salutación. y entre los recibidos hubo uno muy original, realmente raro, un deseo poéticamente kitsch que obviamente se comparte con mis seguidores fieles.
"QUE EN ESTAS FIESTAS LA LLUVIA DE LA FELICIDAD Y EL AMOR TE ENCUENTRE CON EL PARAGUA ROTO Y SALPIQUE A TODOS LOS TUYOS." (sic)

lunes, 14 de diciembre de 2009

Blues de fin de año: se viene el balance

Resulta que si yo me pongo con un recetario a prescribir medicamentos termino preso por ejercicio ilegal de la medicina. Pero cualquiera que se precie de ser humano, a medida que se acercan las navidades se pone a hacer balances.

Y...? Y...? No hay una penalidad para el que se pone a hacer balances sin tener el título? Eh?

Y si, mal que me pese en esta época del año, escucho la odiada palabra balance  nosecuantasveces por día. Todos hacen balances! Y bien orgullosos que andan por la vida, con sus balances recién hechitos.

Cada vez que pronuncian la divina palabra, mi mente vuela, asocia inexorablemente a resúmenes bancarios, facturas, vales, comprobantes y miles de papeluchos en el sublime encuentro anual donde todo tiene que dar con todo.
Y al centavo. Y si no da.... aaaaaaahhhhhhhh bueno, a hamacarse, punteando listados interminables a la búsqueda de la diferencia perdida.
Después de un rato, o un largo rato, o unas horitas, incluso días, la bendita diferencia aparece y todo cierra (a veces no sin un adicional de magia contable, se entiende, no?) con su correspondiente "final feliz".

A esta altura del año, hasta el frasco de yogur me avisa con la fecha de vencimiento 05/01/10, que el 2009 se termina prontito. Una vez más, estamos en la maravillosa época donde todo el mundo hace ejercicio ilegal de la contabilidad. Pero lo bueno de estos balances "off the records" es que no tienen que cerrar tan exactamente, tan al centavo.
La vida es muchísimo más flexible que la aburridísima contabilidad y entonces podemos rendirnos al placer de sumar y restar otras cosas, que no tienen valor en moneda ni corriente ni constante ni ajustada por inflación.

Son balances que aún cuando hayan dado alguna pérdida, nos pueden haber dejado un aprendizaje mucho más interesante que en un año que nos dio ganancia. Hay balances tranquilos, con poca ganancia, pero con mucha paz. Balances convulsionados, puro movimiento, puro cambio: con pérdidas y ganancias inesperadas.
Balances que nos muestran que ya somos otros, que no hay vuelta atrás... que el salto está dado.
Balances animados y balances temerosos. Balances turbulentos y balances mansos. Otros llenos de esperanza: lo mejor está por venir. Los habrá con mucha sabiduría: la voz ganada por tantos balances hechos.

Y cada uno con el que me cruzo hace su propio balance, de esos donde nadie necesita un contador. Es un balance personal, intimo, interior, confesional: nada que ver con las dos columnas frías de debe y haber.
Y en estos balances sin firma certificada por el Consejo Profesional hay mucha más riqueza, mucha más historia, mucha más vida que en los que yo pueda hacer.

Asi que mientras hago algunos de estos más formales y aburridos que tengo que terminar en estos días, me uno a la troupe de contadores sin diploma y hago el mio propio.

Y la verdad, este año no puedo quejarme... porque entre las muchas pequeñas ganancias, está este blog, totalmente inimaginado al inicio del año. Blog al que te agradezco enormemente que estés leyendo en este momento, compartiendo entonces una de las riquezas que me trajo el año que se termina. Gracias por acompañarme!





jueves, 10 de diciembre de 2009

Hay humo en mis ojos...

He aquí un post dedicado a esta bonita intersección de conjuntos, despidiendo además un nuevo año escolar. Si tenemos ð, siendo ð
ð = {conjunto de clientes fumadores que visita la oficina}
y queremos hacer una interesección con el conjunto Ð, siendo
Ð = {gente que le importa poco y nada las reglas mínimas de convivencia}

Logramos el magnífico combo (que ya viene agrandado sin que pidas nada) de
Ê = {clientes que visitan la oficina y les importa absolutamente nada fumarte en la cara}



Ellos vienen media horita a hacer una consulta, pero en el medio de la reunión les agarra la angustia oral y abren intempestivamente la ventana de la oficina y uno no sabe si salen al deck (qué cool!)  a fumar o a suicidarse por el monto al que llega la deuda con la AFIP.

Ya no sabemos qué hacer para que se den cuenta solitos que en la oficina NO SE PUEDE FUMAR!!. ¿No advertís meu clientinho que invertimos una buena parte del presupuesto en Glade, velitas, esencias naturales para el hornito -y no de las truchas del "todopordospesos" sino de las buenas que salen un ojo de la cara-, aromatizadores y otras cosas similares para que cuando venga, sienta la oficina como un espacio agradable?

Si, se dan cuenta. Pero no les importa nada. Irrumpen ya con la abstinencia a flor de piel. Con el mérito enorme de no haber fumado entre la puerta de entrada y todo el trayecto completo del ascensor (un piso de distancia!).
Ya cuando comenzamos a hablar de temas impositivos, algunos  plantean firmemente que o fuman o no me entienden. Que si no fuman no pueden concentrarse.
Y los que aguantan y resisten, me revolean los ojos con doble signo de (a) no entender nada de lo que les digo y (b) o prendo un pucho o me convierto en un serial killer.
El otro caso es el que revuelve que te revuelve la cartera. Sacan la lima de uñas, el DNI, las llaves del auto, la agenda, el quitaesmalte,  revuelven en búsqueda del Santo Grial y finalmente hacen el amague. ¿Saco el atado o no lo saco?. Las ganas nicotínicas pueden más: lo saco.

Inocentemente, con el candor más adorable te dicen "Me dejas fumar, no?" "No te molesta si fumo, no?" "Aca no hay problema si fumo, no?"  y empiezan a girar la cabeza descontroladamente hacia ambos lados en búsqueda de un cenicero.
D.P., que trabaja conmigo y O-D-I-A que fumen (más odia que yo de una buena vez no les diga: SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII ME/NOS MOLESTAAAAAA!) goza secretamente de que no encuentren absolutamente n-a-d-a y se den por rendidos.
Errrrrrrrrrrooooorrrrr! No encontrar cenicero o similar para depositar las cenizas no será ni el mínimo obstáculo.
Soluciones: hacen cucharita con la mano y tiramos las cenizas dentro de ella. Sacan el celofán del mismo atado (si es que no lo han usado en una oficina anterior que han visitado) e improvisan un cenicero transparente a go-go.
Para los que no quieren ganarse además el disgusto de la intimación de IVA de la que estamos hablando, una quemadura de tercer grado, apelan al ingenio, a la sabiduria legada por nuestra profesora de Actividades Prácticas de la primaria y con los papelitos de colores del taco cuadradito que está en una esquina de mi escritorio, le hacen unas cuatro puntitas super prácticas y con un sesgo de Utilisima Satelital, me muestran el modelo terminado, me fuman en las narices con una sonrisa de "listo! viste que fácil te lo soluciono?".

No se si una ceniza me va a provocar un incendio semi forestal con la cantidad de papeles que hay en el escritorio, los ojos comienzan a llorar y no de emoción precisamente, pero se ha logrado el objetivo.
No era que el cliente se sienta cómodo? No, si solamente faltaría que le encendamos un habano, le traigamos las pantuflas y leamos juntos el diario!.

Sugerimos de todos modos, desde este modesto espacio, tal como es la característica de nuestro servicio integral, asistir a las entrevistas en la oficina con el siguiente adminículo y estaremos todos radiantes de alegría.


martes, 8 de diciembre de 2009

Objetos con vida propia invaden oficina

Cada vez que me paso horas buscando en la oficina un papel que juro y recontrajuro que tuve hasta hace escasos segundos frente a mis narices, me acuerdo de la Sra. M.M.
La Sra. M.M., ex-cliente,  sostenía firmemente, cual científica del CONICET que hubiera llevado a cabo una sesuda investigación durante largos años, la teoría de  "la maldad de los objetos inanimados".

Su teoría, con miles de aplicaciones concretas en el cotidiano, es recordada cada vez que en la oficina uno de los artefactos tecnológicos se vuelve en mi contra.

Recuerdo entonces a la Sra. M.M. y su rigor científico a la hora de afirmar que los objetos perciben el mejor/peor momento para actuar y lo hacen a propósito, ex-profeso, adrede o como le querramos dar en llamar. ¡Unos  tremendos jodidos!

Debe ser por eso que en plena época de vencimientos, la computadora es invadida (o ahora me pregunto, no se autoinvadirá?) con un virus que cuesta horas, larguísimas horas desterrar.

Mismo criterio aplica la impresora que se suele quedar sin toner minutos después que cierran todas las librerias e hipermercados para comprar uno nuevo.
Toner de repuesto? Obvio!  Descontemos que ese día en particular, tiene problemas de ADN familiar.
Es el momento exacto en que la impresora tira un cartel donde dice que no lo reconoce.
Pero ES original !!
Me salió como $ 400.- y a la impresora se le da unilateralmente por no reconocerlo ????
Ahora los cartuchos de tinta y de toner vienen con los papeles de Pedigree incluidos y no me había enterado?

La conjura de las dicroicas. Es ley: si hay alguna entrevista importante en la oficina a primera hora, pues entonces las muy dicroicas explotan en trío apenas llegás e inocentemente intentás prender las luces.
El combo suele venir con saltado de térmica incluido o bien con un ruido simil bombazo y consecuente mancha negra en el techo. Un primor.
Y como para que realmente la maldad de los inanimados se pueda preciar de tal, la conjura de dicroicas gana en impactos si es un lunes, como inicio de semana.

Alguien logró rescatar fácilmente el papel A4 tamaño vaquita de San Antonio (o mucho más chiquito aún) que se traba en la impresora haciendo saltar la banca? . Se traba todo el sistema, no se puede imprimir ni ahí, ni en red, ni nada y no hay ni clip, ni cuchillito, ni pincita, ni uña, ni dedo, ni nada (y cuando digo nada, es claramente nada) que logre hacer mover el minúsculo e imperceptible papelito del lugar al que está aferrado hace ya largo rato.

Y esos tacos de papel que vienen en varios colores: seguro que jurarías sobre los Santos Evangelios que era de un verde flúo que lastimaba la vista y que en cualquier otra ocasión lo hubieses detectado a 100 metros a la redonda. Pues en el instante menos pensado, quiso desplegar su maldad  y esconderse entre otros cuantos papeles que suele haber en cualquier oficina.
Descontado: no hay Cristo que le haga entender que no es el momento preciso para jugar a las escondidas. Piedra libre para el papel amarillito que estábamos buscando hace dos días como si fuera el eslabón perdido!

Excéntrica Sra.  M.M.: si en algún momento dudé del cientificismo de tu teoría, va este post lleno de mea culpa por haber tomado tu palabra en vano.
Y para uds. mis queridos objetos inanimados que me complican el día con una frecuencia asombrosa, desde aquí, junto con otros pares que se unen a esta plegaria, les decimos: no-les-tenemos-miedo !!!!!.

Bueno, un poquitito sí, pero tampoco se la crean, eh?!

jueves, 3 de diciembre de 2009

En que te estoy hablando.... en chino?

Entré a la página del Gobierno de la Ciudad para hacer un trámite de Ingresos Brutos.
Pero Rentas te da sorpresas... y lo hace con esas interesantísimas cosas que nos transmiten en sus grandes titulares. El que vi hoy, recién nomás, reza:

"Funcionarios chinos interesados en las estadísticas porteñas
Se reunieron con pares de la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires."

Lo primero que pensé es: ¿en qué pueden llegar a estar interesados estos funcionarios chinos?.
Pero luego me detuve con mi obsesión por las palabras en esto de que "se reunieron con sus pares". ¿Cómo vendría a ser?: se reunieron con otros chinos que laburan en el Gobierno de la Ciudad, con los que ocupan el mismo puesto que acá en Suipacha y Viamonte pero allá en China, ¿tenemos una delegación en China de Rentas?
Los mensajes de las páginas web oficiales parecen redactados por el enemigo. Prosigo.

Yendo más allá del "copete" periodístico: ¿en qué se interesaron los chinos finalmente?

Transcribo: "Con el objetivo de recabar información y estrategias sobre la metodología utilizada para la medición de la pobreza e indigencia en el ámbito de la Ciudad.(...) la comitiva encabezada por Du Guo Zong buscó interiorizarse sobre la utilización de las estadísticas como herramienta para la eficaz asignación de las políticas sociales (...)  El interés demostrado por la comitiva alcanzó además a las metodologías aplicadas para los Censos de Población, Hogares y Viviendas, Índice de Canasta de Consumo y la Encuesta Anual de Hogares."
 
¡Recórcholis, Caracoles, por Dios y la Virgen! ¿Se vinieron nada menos que desde China para que les expliquen la metodología utilizada en la medición de la pobreza acá ???. Por si les quedaba alguna mínima duda, habrán podido certificar que es A DEDO, my lovely chinese international functionaire, es A DEDO!.
Se olía desde allá lejos. No hacía falta reunirse con nadie, cariño mío.
Supongo que entonces estos cerebros orientales no andan buscando ni precisión ni seriedad. Yo que el Sr. Zong me hubiese tomado el avión a otro destino cualquiera a tal efecto. Y como si esto fuese poco bucearon sobre la EFICAZ ASIGNACION DE POLITICAS SOCIALES. Ahí me desmayé de la risa....

Es decir, Zong evidentemente habrá venido a ver cómo hacemos acá para asignar horriblemente los recursos sociales, pero que las estadísticas se vean lindas, saludables, relucientes, inmejorables.
Como un impecable cierre de reunión de notables, también estudiaron las metodologías de la Canasta de Consumo y la Encuesta Nacional de Hogares. ¡Cartón lleno! ¡Bingo y recontrabingo!¡Tachame la doble!
 
Sólo me vino a la mente, grosera carcajada de por medio, la vieja propaganda de un electrodoméstico que cerraba con una frase con "punch". "TAKAYAMA MENTIROSO". Y hoy en día, pareciera que quiere seguir vigente nomás.