miércoles, 28 de octubre de 2009

El Oraculo de Delfos... la saga continúa

Por si no lo recuerdan -obvio que no tienen porqué recordarlo-, el título del post remite a clientes que conociendo que soy contador, creen que pagando el abono pueden preguntar(me)cualquier cosa. Y cuando digo cualquier cosa, es literamente cualquier cosa.

Comparto hoy con Uds. la nueva inquietud "clienteril". No sé realmente si tengo que dejar horas en la oficina y dedicarme al rubro ploteo de objetos, porque increíblemente (la frase hecha "no hay casualidades sino causalidades" parece venir como anillo al dedo en estos casos) las dos preguntas remiten a eso. He aquí la segunda...

-----Mensaje original-----
De: xxxxxxxxxxxxx [mailto:xxxxxxxxxxxxxx.la]
Enviado el: martes, 27 de octubre de 2009 08:23 pm
Para: 'Marcelo Cafferata'
Asunto: Consulta ploteo auto

Marce,
Cómo estás?
Consultilla.. como se comporta impositivamente un auto ploteado?

Como se asegura? Estuve leyendo y vi que hay varias cosas para tener en cuenta..

Muchas graciasss
Beso,
XXX.


Sólo respondí que supongo que el auto se comportará seguramente como cualquier otro rodado: nafta, seguro, patente, papeles, cédula verde....y arrancará con primera, supongo, por más ploteo que tenga encima.

Y respecto de la segunda pregunta "Cómo se asegura?" o mi bola mágica nutrida de sentido común me indica que seguramente un asesor/promotor de seguros sería la persona indicada para hacerle el ODOL minuto en el aire.
También, como ayuda momentánea te puedo ofrecer algunas frases matadoras de la filósofa contemporánea Lili Ferri, es decir, mi señora madre. Ejemplo: "A seguro se lo llevaron preso" "Lo único seguro en esta vida es la muerte" cuando quiere tangencialmente imbuirnos del tema de lo efímero y si no la frase matadora que puede adecuarse a toda circunstancia "EL NO YA LO TENES!".
Es decir, en este caso, preguntá lo primero que se te venga a la cabeza... total....

lunes, 26 de octubre de 2009

Che, menos malllll.....

Esto salió hoy cuando abri la pagina de AFIP.

LA AFIP FIRMARÁ UN ACUERDO DE INTERCAMBIO DE INFORMACIÓN TRIBUTARIA CON EL PRINCIPADO DE ANDORRA



Ahora si que puedo dormir tranquilo, no tenemos doble imposición con el principado de Andorra, cosas importantísimas si las hay.
Eso si, siguen sin cambiar los importes de monotributo, siguen sin modificar mínimos imponibles... pero me quedo nuevamente tranquilo, porque se están ocupando de cosas realmente importantes.

viernes, 23 de octubre de 2009

Writer's block

Todos los escritores tienen un excelente "curro" a la hora de no hacer nada. De descansar un poco de su rutina...
Recurren al bloqueo típico de los escritores. "No se me ocurre nada" "No (me)llega la musa inspiradora" "No encuentro la idea exacta que quiero desarrollar" "Evidentemente tengo que dejar que alguna de las ideas que tengo se asiente porque no tengo claro el destino de los personajes" y tantas otras miles de ideas-reflexiones-excusas, para tomarse una buena temporada sabática hasta que la musa baje vaya a saber desde dónde.
Y mientras no baja... vacaciones!. Para el afuera, sufren como locos por el tema del bloqueo creativo, pero dudo que el sufrimiento sea tan fuerte.

Hay otras profesiones que enarbolan otras excelentes excusas, aunque no a la hora de "vacacionar". Los escribanos no mueven un papel sin cobrarte so pretexto de que tienen contadas las fojas protocolares y blablablablabla. Los psicólogos que no te pueden atender por menos de $ xxxxx porque el pago es el costo que debés "sufrir" para acceder a la terapia y blablablablablablabla. Los abogados que piden adelanto de gastos porque tiene que pagar la tasa de justicia para iniciar el expediente y blablablablablablabla.

Si me llama un cliente pidiendo el Balance, le puedo decir que no pude avanzar en nada porque él me había pedido que mostrásemos una buena evolución de su empresa, pero el "bloqueo creativo" por el que estoy atravesando me impide seguir adelante?


¡Quiero una de esa excusas ya! Evidentemente debe ser la epoca del año, que casi todos ya venimos pidiendo pista para unas prontas vacaciones .... pero realmente hay mañanas en que miro los papeles y como la canciòn del poeta contemporáneo Piti dixit "Y no se me ocurreeeeeeeeee naaaaaaaaadaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa".

Amigos, colegas, coterráneos, les suplico que pongan toda sus energías orientadas a inventar, lo más pronto que nos sea posible una excusa digna y fehaciente para algunos días sabáticos que no (me/nos) vendrían nada mal. Mientras tanto, la excusa no se me ocurre, justamente, por mi bloqueo creativo.

lunes, 19 de octubre de 2009

La kermesse del millón de cupones

Esto está extraido de la página de AFIP. Es decir, amigos, es SIC. Textual.

Asunto: EL IVA Y VUELTA YA TIENE MÁS DE 1 MILLÓN DE CUPONES CARGADOS

La AFIP realizó el sorteo N° 25 del programa “Iva y Vuelta”, que entrega un cero kilómetro cada semana. En esta oportunidad el posible ganador es Juan Francis Vezzoso de la ciudad de Bragado, provincia de Buenos Aires, quien será acreedor – si todos los datos están bien registrados – de un automóvil Volkswagen Suran.

Desde que comenzó el programa se ingresaron más de 1 millón de cupones que son utilizados por la AFIP para fiscalizar a los contribuyentes que emiten los comprobantes que participan del sorteo. El cupón que lleva el número 1.000.000 fue cargado por un residente de la ciudad de Córdoba
.


Dos párrafos. Dos cosas de las que no me puedo callar la boca.
Trataremos de tomarlas con humor.

En el primer párrafo es inquietante, por ponerle algún adjetivo, que el Sr. Juan Francis Vezzoso sea el POSIBLE ganador.
No entiendo su sintaxis: ganó o no ganó?. El pobre Sr. Vezzoso que queda escrachado con nombre y apellido en la página de la AFIP: festeja o no festeja? ¿Se abraza con la familia o espera sentado post-escrache web hasta que le confirmen la noticia dentro de unos días?
Como lo del sorteo y la carga de cupones va con clave fiscal, cómo se entiende "Si todos los datos están bien registrados". Tengo que entender que le dieron un CUIT y una clave fiscal a un Vezzoso que no es el Vezzoso original? Vezzoso Matrix Redux?
¿O en Bragado le dan el CUIT a cualquiera sin tantas vueltas como dan acá en la Capital?
Avisen muchachos!: porque entonces, si hacen los trámites sin tanto reparo, con tanta liviandad e imprecisión, me tomo una combi una vez por semana a Bragado y soluciono unos cuantos "revoleos" de la oficina que veo que no tendrán tantos vericuetos como acá en Capital.
¿No sería mejor, si es que tienen que verificar algo, que lo verifiquen previamente y luego publiquen el nombre del feliz ganador al que EFECTIVAMENTE le van a dar el 0 km tan deseado?

En el segundo párrafo, aplaudo de pie a la increíble generosidad con la que cargaron con 1.000.000 de cupones, a las desnutridas bases de datos de la AFIP. Gracias a estas almas nobles y argentinas la AFIP avisa en su página con una sinceridad pasmosa, lo que piensan hacer con estos cupones. Servirán entonces, para que recauden muchisimo más dinero que las migajas del cero kilómetro que le regalarían al supuesto, posible, probable, enigmático ganador bragadense.

Felicidades Sr. Vezzoso! En caso de que fuera o fuese ganador, esperemos que disfrute su impecable 0 km.
Y felicitaciones, por supuesto, a los 999.999 cupones no ganadores pero que con orgullo nacional ensancharon la base de datos de la AFIP, bajo la eterna y noble ilusión de acceder a un cero kilómetro.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Voces del más allá

Estoy haciendo trámites. Mañana "tramiteril" por excelencia. Microcentro, Tribunales, cafecito, caminata y más trámites.
La empleada de la DGI (o AFIP según la nueva nomenclatura) me sella el papel y salgo eyectado hacia el primer baño disponible ... o corro peligro de dejar el charquito (evidentemente hoy, la sutileza no es lo mío).

Entro al baño de la AFIP, recinto lúgubre y atravesado por un frío glacial y acompañando ese contexto, siento como una voz del más allá, lejana, pero clara, explicándome un tema de exportaciones. Miro para todos lados, no hay nadie. Pero la voz sigue hablándome firme y claro. Yo, sigo sin ver gente.

Y la voz me sigue enviando señales del más allá: números de formularios, fechas, importes y mucha información.
Temo que el exceso de trabajo me esté llevando a la locura. Bueno, otro tipo de locura, hay una innata que evidentemente no piensa soltarme tan fácilmente y ya lleva más de 40 años de indiscutible trayectoria.

El susurro finalmente, se ve abruptamente interrumpido por un tono de voz más potente: "Pero fijate bien.... tiene que haber un formulario".
A mi me habla? Es Dios el que me habla? Es la voz de la conciencia de otro contador? Es mi propia conciencia (hace rato que pensé que la había extraviado en un blanqueo)?
Ay, Ay, Ay, estoy más distraido que nunca... es un señor encerrado en el baño del fondo que no para de hablar con su celular !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


Y asi es como esas voces invasoras me/nos persiguen: hablan por celular a los gritos en el subte para tapar con la conversación el ruido ambiente y ahí es donde uno se entera -aunque no quiera- de toda la planificación del fin de semana, de que ya no se banca más a la suegra, "levantes" varios con lujo de detalles o la última depresión atravesada durante el reciente fin de semana largo.

Atienden el teléfono en la sala de espera del dentista como si estuviesen solos, susurran en el Banco para que el supuesto policía (esos entrañables rechonchones de Seguridad del Banco Ciudad que tienen un nosequé ta-a-a-a-n particular) no se de cuenta que están hablando, aunque se los distingue a leguas de distancia por su actitud corporal de "esconderse" tras la nada misma.
Pero no hay fronteras que no puedan ser atravesadas: charlotean en el cine antes, durante y despues de la película; no les importa que Alcón esté declamando Shakespeare en el escenario porque ellos atienden y hablan igual. En la Iglesia, en el templo, meditando, en el gym mientras hacen la clase o mientras corren en Palermo -total con ese microfonito nuevo, podés estar descuartizando a alguien y mientras, le pedís ayuda por teléfono a tu terapeuta-.

Cataratas de ruiditos -también llamados ringtones- en el medio de un curso, de una clase de la Facultad, en un grupo terapéutico... y sigue la lista, los habladores celularianos son así: comparten la vida con sus semejantes sin ningún tapujo en su pequeño "reality show" doméstico y cotidiano.

Me quedo más tranquilo. Escucho voces... pero éstas al menos, ya se de dónde vienen...

viernes, 9 de octubre de 2009

Perdidos en Tokio... o por el de Tokio


Viernes 14:00 horas, Agencia Nro. 6 - Palermo - de la AFIP.
Nos acercamos con mi cliente al Sector Trámites por millonésima vez para ver si finalmente nos hacen el favor de iniciar el trámite porque alguien que vive en Japón (si, Tokio, más precisamente) quiere vender un dos ambientes que le quedó tirado en suerte en Buenos Aires, post declaratoria de herederos.

Desde su escritorio, nos da la "bienvenida" una chica tan jóven como soberbia y grosera, que nos grita sin moverse de su puesto de trabajo: "Porquetemaes? Porqué temaes? Por qué tema es?". Breve explicación a lo lejos mientras la muchacha se va acercando a nosotros. Previo paso por el escritorio de Jorge al que le reclama "Jorge, bajá esa radio que no escucho nada, Jorge"

Y he aquí nuestro diálogo:

- Ganas de levantarme no tenia, pero... no les escucho nada
- .....
Le mostramos el trámite
- Pero esto está todo malllllllllll!! -haciendo gala de su innata delicadeza-
- Por?
No responde, sigue revolviendo todos los papeles, entremezclándolos.

- Además -pregunta mirando a mi cliente- Usted es la residente del exterior?

Chan! ¿Qué se entiende por residente del exterior? Muy soberbia pero no entendiste nada. Si el residente del exterior estuviera acá en Buenos Aires, no haríamos semejante trámite.
Nos hubiesemos perdido el enorme placer de conocerte.
Tokio, Tokio, estamos en problemas....

martes, 6 de octubre de 2009

El discreto encanto de estacionar....

Levante la mano quien maneja en la Capital Federal! Y levante la mano quién tiene que ir a Palermo, al Centro o cualquier suplerpoblado barrio porteño con el auto??


Han sufrido entonces el embate de la playa de estacionamiento por horas: es como empeñar un riñón si tardás más de una hora ... como muy económico el estacionamiento ya sale como $ 7.- la hora y los hay muy zarpadillos y listos que llegan a $ 10.50.- (no miento, adjunto prueba fotográfica).
Es como una transfusión directa al bolsillo de una aspiradora Yelmo que minuto a minuto te diezma el presupuesto.
Si la cosa da para largo, andá sacando la tarjeta de crédito o la de débito porque la media estadía te sale tan cara como una remera comprada en un local de Shopping (nada de OUTLET ni segunda selección). Gastás lo mismo en el cine que en el estacionamiento. Si salis a cenar con amigos, el estacionamiento es un cubierto más.

Y para tratar por todos los medios de que tamaño asalto a mano armada no se perpetre tan fácilmente, en la medida de lo posible, uno da vueltas con el auto como una calesita hasta encontrar ese lugarcito, pequeño pero querible donde acurrucar al auto por un ratito.

Atencion desprevenidos conductores! Cualquier zona del centro puede ser de "Carga y Descarga las 24 horas". Si, esa esquina que parece arrojada a la buena de Dios, donde no pasa ni un alma ni en hora pico, es también lugar de carga y descarga.
¿Qué van a descargar ahi? Multas: muchas con acarreo incluido para facturar a lo loco. El nuevo curro es que cualquier cosa tiene linea azul punteada que sólo podran divisarla los que tenga vista privilegiada (porque con lo recaudado por las multas ni siquiera compraron un buen tacho de pintura) y si no lo viste... y bueno, tendrás que salir corriendo tras la grúa que está removiendo gentilmente tu vehículo hacia la playa de recaudación más cercana.

Si encontrarse el preciado lugar, es probable que venga velozmente el Señor Trapito. Hace señas como loco desde mitad de cuadra y viene a toda carrera con trapo en mano y al grito de "Se lo cuido? Se lo cuido?". Cuidado con pedirle el "favor" del cuidado. Los hay más temerosos, pero algunos más arriesgados ya tienen un tarifario unilaterlamente fijado por el Gremio de Trapistas Unidos & Co.
Por ejemplo, un domingo que vas a pasear una horita a Plaza Francia son $ 10.- "Ah, bueno, pero lo puede dejar todo lo que quiera...." te alienta el trapito, en pos de que pases no una horita sino un buen rato con los chicos paseando por la feria de artesanías y afines.


Otro enemigo acérrimo es el parquimetro o máquina de tickets o ya no se como se llama. Ley de Murphy: encontraste lugar, es estacionamiento medido, ergo te lo digo, te lo vaticino, no falla. NO TENES MONEDAS!
Empezás una furiosa peregrinación en los kioscos de la zona a ver quien vende fichas. Nadie. Todos miran con cara de que eso no es una casa de videojuegos.
"No, fichas para el parquímetro...". Silencio total. Nadie quiere delatar al kiosco que las está acumulando para fundirlas y hacerlas cadenitas, medallitas ...
Ninguno te cambia, monedas no hay en ningun lado, y mientras corrés y con un ojo mirás si hay algún otro kiosco, banco o casa de cambio que te de un par de monedas, con el rabillo del otro mirás rezando a todos los santos que sean de tu devoción, para que la grúa del SEC no te lo levante en ese preciso instante.

Los otros agujeros a los que te dirigis preso de la emoción y de un acelerado latido del corazón como si te estuvieses ganando un Bingo de Pozo Acumulado, seguramente son: garages, paradas de colectivos, espacio reservado para el auto de la Embajada de Zambia, reservado nuevamente para carga y descarga, portón de una fábrica que parece completamente abandonada pero bien limpito hay un cartel que reza "entrada y salida de vehiculos las 24 horas" y tantos etcéteras.

Harto de dar vueltas, agacho la cabeza, no mucho porque si no me la pego contra el volante, y doy ingreso al templo de la facturación, el nunca bien ponderado estacionamiento por horas....

lunes, 5 de octubre de 2009

Gracia Dió es ..... lun"e"!

Lunes otra vez... diría la canción. Y qué Lunes! ¿Cómo se inicia mi semana? En el centro de Gestión y Participación de Coronel Diaz y Berutti haciendo trámites.

Bueno, en realidad, la semana se inicia levantando a los chicos, cambiándolos en ese semisueño que tienen a la mañana donde ponen las dos piernas en el mismo "agujero" del pantalón -entre otras acrobacias varias- y luego partimos con sus mochilas, viandas y otros enseres como tres descendientes de alguna perdida tribu nómade (creo que cada vez que la vecina nos cruza en el pasillo, piensa que en vez de ir al colegio, nos estamos mudando).

Como plus, ayer llovió. Así que está todo bastante pringoso, avenida resbalosa, todo el mundo sacó el auto para no mojarse tomando el colectivo, lo que hace que llegar a todos lados sea un delicioso martirio. Pero... allá vamos!

El tema no es que tuve que ir al Centro de Gestión y Participación sino CON QUIEN tuve que ir.
Ya la conocerán algunos que leyeron otro posteo anterior, es la inefable Sra. M., quien podría ser protagonista de más de mis historias si no fuera porque escribir siempre del mismo tema me aburre. Pero su conocimiento milenario -creo que viene de varias generaciones ese estigma de "Yo me las sé todas"- y su estilo tan borderline, mezcla de Catita y Doña Rosa, la hace literariamente irresistible y deliciosa.

Haciéndome enrojecer de la verguenza, ante la primera y minúscula piedra que puso en nuestro camino la honorable empleada municipal, ella le espetó a muy viva voz "Cualquier problemita, mirá que yo soy pariente de Pichi!" (sic)
Como si una boa constrictor la estuviese acogotando, la empleada se quedó absolutamente sin aliento. ¿Buscaría en su disco rígido a CUAL Pichi se refería -debe haber más de una docena con ese apodo en una repartición municipal-? ¿Trataría de adivinar el grado de parentesco entre la Sra. M. y el honorable Pichi?.


Pasado este simbronazo, revisó toda la documentación, pero... faltaba la fotocopia fatal. Nos faltaba sólo UNA, U-N-A fotocopia.
Segundo embate: cualquier persona en su sano juicio se hubiese retirado a la librería más cercana. Pero la Sra. M. le dijo con carácter prácticamente de encuesta IBOPE "Ya me di tres vuelta' manzanas y por acá no hay lugar de fotocopiadoras, no tenés acá para sacarme una?"
La empleada a esta altura, piensa que es presa de una cámara oculta o algo por el estilo.
Si hay un rasgo que envidiarle a la Sra. M. es su tenacidad en el logro de su objetivo por lo cual, cuando la empleada va a balbucear la primer palabra, rápidamente le gana de mano y dice "Esa no es una fotocopiadora? Me sacás una!?"


La empleada saca la fotocopia mascullando vaya uno a saber qué frases y nos da por finalizado el trámite. En ese instante, intenta explicar algo sobre cómo hacer el primer pago y una clave y ...
Sra. M. interrumpe, la detiene con el cuerpo, alzando la palma de la mano paralela al cuerpo, como formando una pared de resistencia energética. Brama: "Momento, porque yo nnnno entiendo nnnnada -remarcando mucho las "n", creo que ahi radica el poder de sus dichos-".
Y acota "para eso vine con mi contadorrrrrrrrr -y en este caso la remarcación es sobre la "r" con un dejo de autoridad-"

Y si, ahi parado como un poste desde hacia más de veinte minutos, estaba yo, confundido entre los muebles del lugar. Incólume por el torbellino de papeles y frases y diatribas plagadas de explicaciones innecesarias que le daba la Sra. M. a la empleada. Le contó que compró su local "al pozo" desde hace no se cuántos años, que es pariente de Pichi, el anecdotario del rubro al que se va a dedicar... y muchísimos etcéteras.

Y ahi, sin decir mucho mas que "Gracias!" tome los papeles y la dispensé a la pobre y abnegada empleada de seguirme explicando nada. Que se quede tranquila, que respire tres veces y que vaya nomás al dentista, que nos dijo que la estaba esperando.... Hoy ya se ganó su pedacito de cielo.