miércoles, 27 de enero de 2010

Hablando del ASUNTO

Estaba volviendo de mis cuatro días locos de vacaciones y  pensé que después de haberla pasado tan bien, retomar tareas iba a ser un trago semi-amargo. Error !  Error!  Error! Porque a mi llegada encontré entre un cardúmen de mensajes, DOS de ellos -los que transcribo textualmente y comparto con mucho placer con todos uds. a continuación- que me han devuelto la sonrisa y porqué no, la carcajada.

Están transcriptos literalmente, sin edición alguna -más que borrar, por supuesto, el nombre del remitente por un tema de ética por decirlo de alguna manera-. Hay una ortografía dudosa, sin poder asegurar que los haya escrito mi futuro cliente o su hijo en edad (pre-)escolar. Juro, además, que todo eso está en el ASUNTO. Y pongamos realmente en el ASUNTO, el ASUNTO a tratar y no demos más vueltas. El cuerpo principal del mensaje, amigos, es completamente accesorio.

He aquí mi nuevo-futuro-cliente, digno émulo de la lengua de Cervantes, con la maestría de un Shakespeare, erudito en el manejo de las palabras y todo un señor, porque eso sí... antes que nada me dijo Doctor. ¡Qué orgullo!

-----Mensaje original-----
De:         [mailto:       ]

Enviado el: martes, 26 de enero de 2010 10:15 pm
Para: mcafferata@fibertel.com.ar


Asunto: hola doctor soy ariel el amigo de carina yo lo llame hase un tienpo para pedirle que si podia ayudar con el tema del monotributo que no page por dies meses y me dieron de baja yo ya saque la clave fiscarl aca se la mando


mas mi D.N.I  XX.XXX.XXX         NUMERO DE CUIL  XX-XXXXXXXX-X     


El DNI y el CUIL son el cuerpo del mensaje. La clave desapareció en el trayecto. Si, el "Asunto" es faraónico, apoteósico, único en su especie. ¡Pulitzer-prize-winning!

Y para los que se quedaron con ganas de más, el gentil Sr. R. vuelve a la carga, con su singular estilo para redactar mails, para darme una segunda entrega, jamás igualable a la primera -que seguramente, además, por ser la primera, fue la que me impactó duramente al corazón y porqué no a las pupilas-, que es la siguiente:

-----Mensaje original-----



De:    [mailto:          ]
Enviado el: martes, 26 de enero de 2010 11:13 pm
Para: DOCTOR MARCELO CONTADOR

Asunto: le mando el comprobante que me dieron en la afip el otro hera la constancia de pago que pagava en el 2008 no se que mas mandarle


mas mi D.N.I   XX.XXX.XXX              NUMERO DE CUIL  XX-XXXXXXXX-XX

Cuerpo del mail reitera datos, pero agrega adjunto dos imágenes escaneadas de lo que justamente, como explícitamente relatara en el extenso subject, le dieron en la AFIP.

Un poema! Mañana le contesto el mail y no sé qué esperar como respuesta. Temo lo peor... o lo mejor....

viernes, 22 de enero de 2010

El superclásico: Rebeldes vs. Excluidos

Esta semana, recategorización del monotributo mediante, la oficina se vió invadida por dos movimientos bien diferenciados. Por un lado, el grupo más pendenciero, más caprichoso, más revolucionario. En este rincón: LOS REBELDES.

* "¿Y porqué yo tengo que pagar jubilación si ya soy jubilada? Eh?"
* "-¿Porqué la credencial dice una cosa y el Banco me quiere cobrar otra? ¿adónde va lo que me están cobrando de más?"
* "¿Qué tiene que ver la energía consumida con el Monotributo? ¿O ahora no puedo poner un aire acondicionado en el negocio, o no?" (imaginarán que acá ya uno tiene que empezar a desplegar, a sacar de la galera, un poco de psicología moderna con toques de couching y una brizna de atención telefónica en la Liga de Ayuda al Suicida).

Los hubo más incendiarios, rebeldes contribuyentes agarrados como garrapatas de su categoría anterior, presos de la angustia por tener que abandonarla:
"Y porqué tengo que recategorizarme?"
"Porque te quedan solamente $ 59.- por mes para vivir vos, tu señora y los dos chicos..."
"Y qué mi señora acaso no trabaja?"
"Si, en tu mismo negocio..."             Ejem!

Los rebeldes han desplegado todo su histronismo, comportamiento similar al de un nene encaprichado en la vereda de un kiosquito a la espera de golosinas. Esta semana ha desfilado telefónicamente una troupe de resistentes que pataleando y haciendo pucheritos no quieren aumentar de categoría por nada del mundo.


Con un tono de blues y melancolía en su mirada, llega el segundo grupo: los EXCLUIDOS.

¡¡¡ Un millón de gracias Clarin, LA Nación, TN y tantos otros medios que confundieron a todos mis clientes, haciéndolos ilusionar vanamente que iban a poder seguir en el monotributo aunque hubiesen facturado más del limite anterior !!!

"Me lo podes averiguar bien?" "Pero si en el diario dice otra cosa" "No, no puede ser, disculpame pero estás equivocado" "Seguro que sacan una reforma" "Tengo un amigo que el contador le dijo que podía" y tantos otras frases célebres siguen anidando en mi cerebro a punto de implosionar.

Fue dificil, pero a la mayoria les pude hacer entender esa suerte de "seguí participando", ese limbo en el que quedaron inmersos, un puente invisible entre sus deseos y la triste realidad.
Les di un besito en la frente, y les puse allí mismo, el sellito de EXCLUIDOS, nomás.
No hay vuelta, la realidad de no poder seguir siendo monotributista rompió con una ilusión largamente atesorada, les produjo un shock casi más importante que el misterio develado de la cigueña + los reyes magos juntos.

Como colorario de este post les dejo un llamado de ayer a última hora:

- Contador, me dice el de la imprenta que no existe la factura D, acá hay un error
- Factura "D"?! Pero factura "D" no existe!
- Como que no, si Ud. me mandó la nueva constancia del monotributo con una letra "D". Yo antes era la "C" con facturas "C" y ahora que hago?

No habiendo para más, damos por teminada esta sesión (terapéutica)....

martes, 19 de enero de 2010

Trá(u)mites: traumas + trámites

Todos sabemos que en mayor o menor grado, hacer trámites no es de lo más agradable que te puede pasar en la vida. Pero hay dos nuevas adquisiciones, fácilmente localizables en algunas Agencias de AFIP, en muchísimas sucursales de Banco Nación y en las dependencias del ANSES -sólo por citar algunos de los lugares TOP que cuentan con esto- que lograron sacarme de quicio.



Pasemos al primero: es el DERIVADOR HUMANO.

Y hay dos clases de empleados que pueden acceder en cualquier Organismo a ocupar el puesto de "derivador humano".
a - los que no sirven ni para servir el té con galletitas de la mañana (no tienen ni idea de dónde poner el saquito)
b - los que son odiados por absolutamente todos sus compañeros, quienes en una junta de firmas colectiva, unánime y generalizada, optan por postularlo a este excelentísimo cargo.

Pero... ¿qué es en definitiva este nuevo puesto: el "derivador humano"?
Simple: Cuando uno va a hacer un trámite por más que SEPA EXACTAMENTE CUAL ES EL ESCRITORIO AL CUAL SE TIENE QUE DIRIGIR, ¡no importa!, este organismo ha puesto a disposición un derivador humano en la entrada.
Cada persona tiene que relatarle brevemente, en la más apretada síntesis -millones de personas carecen de esa posibilidad y entonces pre-derivador humano se va formando una fila interminable de gente molesta por perder su tiempo innecesariamente- QUÉ es lo que viene a hacer.
Allí, el derivador, haciendo gala de todo el conocimiento que posee en cada una de las materias, determinará  "Primer piso, escritorio de la derecha", te da un numerito y allí recién iniciarás tu periplo ya con media hora perdida.
Uno ya sabía que tenía que ir al primer piso (la carta que mandaron te lo decía, no es que uno sea un genio iluminado....) pero el derivador humano es el escalón primario e imprescindible en la nueva forma organizacional argentina.

Derivador Oxi-Power: raza de derivador humano que,  como si no te da el número no podés empezar, se cree que es He Man, Superman, Acquaman y todos los superhéroes juntos. Mira por encima del hombro, levantando ceja derecha, como si estuviese oliendo algo raro, fácilmente susceptible ante la falta de una mínima fotocopia. Farfulla como en esperanto cuál es el escritorio que te toca en suerte: y cuidadito con decirle que te repita porque no se le entiende!.

Segundo escollo tramiteril (que cuando se combina con el primero, el mix causa peligro de muerte cerebral): el TURNO ALFANUMERICO.
Ejemplo: Te tocó el C 31.

Hay que estar entonces preparado a esperar horas, o bien a despertar tu niño interior porque se desata una especie de batalla naval, lúdica en sí misma. .
Van por el C 28. ¡Ay, dios mio, qué suerte! Solamente tengo tres personas delante mío: Errrrrrorrrrrrrr, errrrrrrrrorrrrrrr:  llaman al A 42 A 43 A 44, B 22, D 22, D23, A 45.... y el C no avanza y no avanza y no avanza. No hay caso.

¿Quién maneja este sistema?¿Es una ruleta con efecto aleatorio? ¿El que pulsa elige a la gente que va a atender?
Preguntas a granel: Quiero ir al baño: ¿puedo? ¿me falta mucho, me falta poco?
¿Podré ir a sacar una fotocopia?
Si voy a la máquina de café... ¿pierdo el turno?
El novedosísimo sistema del turno alfanumérico te permite perder entre una hora y dos horas y media, pensando en todo momento que está a pasitos de que te atiendan.
Crea como ese oasis virtual de que en cualquier momento serás atendido, mientras los minutos pasan, la espera se hace larguísima, pero ineludiblemente simepre me parece que falta poco...
¿Le dan una letra a cada uno? ¿Será un cupón para un sorteo y no me di cuenta?
La letra corresponderá al mes en que me piensan atender...?

Presentados que fueron estos dos "nuevos" flagelos de la vida tramiteril moderna... después no digan que no les avisé.

domingo, 17 de enero de 2010

Reeditando posts: Servicio de "des"atención al cliente

El escenario: líneas 0800 – 0810, servicios al cliente, o "mesas de ayuda" -nombre irónico si los hay-. Y ahí comienza nuestra aventura: contactar a algún ser humano que nos escuche. Luego de jugar una batalla naval con el teclado del teléfono y arribar a la opción deseada, nos podemos encontrar con el consabido “Aguarde, su llamado es muy importante para nosotros... aguarde... aguarde, su llamado es muy importante para nosotros” a lo que uno no se explica cómo si el llamado es tan importante, siguen sin atendernos (!).  Ese mantra además viene en combo con la versión cibernética de “Para Elisa” que aún sordo, le pondría los pelos de punta al mismísimo Beethoven.



Y finalmente llega el agente disponible que o bien estaba almorzando opíparamente, o se tuvo que ir al baño, o está peleando por teléfono con sus hijos porque no quieren hacer la tarea: infinitas posibilidades menos atender(me), por supuesto.

Y al fin llega el contacto humano. Aleluya, se hace la luz!. Previamente seremos informados con otro mantra iluminador que: “el llamado puede ser grabado o monitoreado para verificar la calidad del servicio”. Calidad? Servicio? Jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!.

Se plantea el problema.
¿Qué es lo que particularmente saca a cualquier usuario de las casillas? La parsimonia con que el asistente de turno nos lee lo que le dieron como respuesta sugerida a nuestro planteo. Invariablemente nos leerá una, diez, cien veces -si es necesario- la misma respuesta sugerida, y si el caso que le estamos planteando no se encuentra disponible en su manual de instrucciones, quedará tan o más tildado que la señorita de Mc. Donald`s que no entiende que mi hijo quiere la hamburguesa SIN pepino.
“Dejá! Se lo saco con la mano!”, terminamos  exclamando por no matar a alguien. Yo ya entendí que el Mac. Inferno viene CON pepino. Pero el nene quiere un Mac. Inferno SIN pepino!.

Variantes enervantes:

- servicio técnico de la banda ancha:  después de haber esperado unos cuarenta minutos dicen “Probó apagando y prendiendo todo???”   “Probé hasta hacer saltar la térmica de mi caaaaaasa, te parece suficiente?... Y sigo sin banda ancha, se entiende?”
- super- clásico:  esperar más de veinte minutos en línea y que una grabación nos comunique que "El horario de atención de las líneas habilitadas es para los días hábiles, de 10 a 18 y  Sábados de 10 a 14 horas". Miro el reloj y si, son las 18.00 pero desde las 17.30 que me tenés acá esperando!!!
- super-clásico II: idem en el tiempo de espera pero la respuesta es "por un problema en el sistema, en este momento no podemos acceder a la información solicitada". Y super clásico III:  "por una imposibilidad momentánea no puedo realizar la operación que ud. me pide, intente llamarnos en media hora, por favor". Claaaaaaaaaaaaaaro, como si fuera una pavada comunicarse con el sector "humano" de la empresa...

De todos modos queridísmo operador telefónico, elevo desde aquí mi idolatría: primero, por tu capacidad pulmonar que te permite decir sin repetir y sin soplar: “Bueno Dias, bienvenido a xxxxx, mi nombre es Ramiro Garcia del Carril y pertenezco a la oficina de servicios al cliente, quisiera saber en que lo puedo ayudar?” una y mil veces por día, sabiendo que si hubieses dicho “Hola!” significaría prácticamente lo mismo para cualquiera de nosotros.
Segundo: por haber podido asistir a ese curso de vaya a saber qué materia en donde te enseñaron a enfrascarte en el más fuerte de los mutismos ya que nada hará cambiar tu actitud. Puede uno estar hecho el demonio de Tasmania, o pedirte gentilemente una y mil veces que tomes nota de la fecha en que pagué la cuenta de teléfono, código de la tarjeta de crédito, código electrónico de pago de dieciséis dígitos, número de aprobación de la operación, y con una infinita paz interior me repetirás una vez más en tu pacífico castellano neutro “Lo entiendo, pero acá el pago no me figura, así que ….

Tu quietud inquebrantable sacaría de quicio hasta la mismísima Indra Devi, seguro debés estar atendiéndome en posición de loto o haciendo la grulla del Karate Kid para un estado mental superior. Ese don que se te ha generado espontáneamente de escuchar las llamaradas que salen del otro lado del teléfono sin que nada te turbe. N-A-D-A. Qué envidia!.

Ahora en la quietud de tu hogar, te deseo la peor de las maldiciones milenarias: que se te corte internet, que te llegue un reclamo improcedente, que no te manden hace cuatro meses el nuevo plástico de la tarjeta de crédito ... y entonces ahí tengas que comunicarte con alguno de tus tantos tus colegas entrenados en joderte la vida sin lograr solucionarte nada. La venganza… será terrible.

lunes, 11 de enero de 2010

Explota explota "mexpló"... explota explota el contestador

Uno llega a la oficina, como cada mañana y se entrega a los dulces rituales iniciáticos: prender la compu, la impresora,  bajar el mail... escuchar los mensajes del contestador.

Y hablando de contestador, les cuento que estuve más de dos semanas borrando insistentes mensajes de Fibertel comunicándome una promoción muy tentadora para ofrecerme. Un día llamaba una chica de voz acaramelada, después alternaban con una fumadora empedernida -imposible no notarlo- y luego un chico que tartamudeaba (haciéndome dudar de que la oferta fuese super tentadora o quizás fuesen sus primeras lides en el telemarketing y le costaba... eso de tener que ofrecerle entusiastamente la promo a un contestador automático!).

De todos modos, tanto la melosa, como la fumadora, como el novato, se habrán dado cuenta de que no me interesa tener banda ancha... porque ya tengo! Y Fibertel!. ¿No revisan nada cuando hacen los llamados?

Pero luego sobrevino la época en que el teléfono de la oficina fue blanco fácil de cuanta encuesta anduviese rondando por ahí. Y en el mensaje invariablemente siempre uno encuentra algo empezado: "prete dos si tiene menos de treinta años, tres entre treinta y treinta y cuatro, cuatro entre treinta y...." ufa! tengo 42! 42! y no me lo hagas acordar a esta hora de la mañana que me agarra depresión.
Otro caso similar: "studios primarios completos presione numeral, secundarios completos presione asterisco, universitarios presione uno" digo yo, sin discriminar a nadie: ¿no sería más facil que presione uno el de primarios completos, que quizás tiene primaria de la época en que completarla era muchísimo más valioso que un secundario de ahora pero no se manejaba  el concepto de numeral? Y que al universitario le hagan apretar numeral, que seguramente alguno por más título que tenga no debe saber qué tecla presionar?!

En otras ocasiones alguna locutora me llama muerta de la felicidad, arengándome porque me acabo de ganar un CERO KILOMETRO!!!!. En el mensaje siguiente otra señora diferente me felicitaba por haberme ganado ooooooootro CERO KILOMETRO, de otra marca y tenía que comunicarme con otro teléfono. ¿Qué? ¿Ahora compiten para regalarme autos? Post-extrema euforia de haberme ganado dos autos en un mismo día, me di cuenta que me habia ganado LA POSIBILIDADDDDDDDD de acceder a un cero kilómetro, y no el rodado en sí mismo.

Sin solución de continuidad le han hablado a mi contestador: Germán Krauss (gran actor de la comedia nativa!) recomendándome su prepaga (gracias Germán querido, ya tengo!), Lilita Carrió convenciéndome de que su proyecto era el más confiable para mis expectativas, Francisco de Narvaez convenciéndome de exactamente lo mismo que Lilita (siendo de partidos completamente diferentes), Macri necesitando saber qué pienso de MI Ciudad (lástima no haber estado para atenderlo y comentarle lo que pienso realmente), nuevamente Germán que no se da por aludido que la prepaga que me ofrece no es de mi agrado, confundida vuelve a llamar la fumadora empedernida de Fibertel, una centroamericana diciéndome que aguarde en línea que me está comunicando con la primer operadora que se encuentre disponible (pero si yo no llame a ningún lado, estoy levantando mis mensajes!!!!????).
Y finalmente, tras la larga catarata de invasión publicitaria, aparece el llamado de un cliente que me da un número de teléfono, porque un primo está buscando un contador para su SRL.
Mi corazón se estruja de la emoción de que finalmente hay un llamado para MI entre tanto bombardeo publicitario.

Llamado a la solidaridad: señores responsables de marketing que han gastado gigantescos presupuestos, ¿no podrían pedirle a la empresa que les programa las centralitas telefónicas que le pongan un mínimo dispositivo tecnológico que se de cuenta cuando no hay humanos tras la línea?.

Deje su comentario después de la señal sonora
Pip!

jueves, 7 de enero de 2010

Cuellos de botella pret-à-sopporter

Inspirado en una tarde de absoluta revolución oficineril, despliego un catálogo de dulces momentos donde entiendo más que perfectamente lo que los tecnócratas han definido como "cuellos de botella". Delicias cotidianas....

-Suena el teléfono y suena el timbre al mismo tiempo: Uno se queda catatónico sin saber qué atender primero. Minuto bloqueo en el aire!

Mortal Kombo: Escena: estás en el baño. Suena el teléfono y como no atendés vuelven a llamar. Como no estás, dejan mensaje. Post-mensaje empieza a sonar el celuar. Todo en un lapso de minuto y medio. Insiste que te insiste: no puedo hacer todo a la vezzzz, dejadme ir al baño en pazzzzzzz !!!!

Rin- raje?: Timbre "Ya voy !!". Bajás a abrir la puerta del edificio. Un cliente trae un sobre. Subís. Te sentás en el escritorio, abrís documento de excel. Suena el timbre "Ya voy !!!". Una moto trae papeles del Banco. Bajás. Subís. Te sentas en el escritorio, "Qué estaba haciendo? Ah! el excel" Abrís el documento y al medio microsegundo: t-i-m-b-r-e-e-e!.
Hay dias que esta imágen triste se repite al infinito y más allá al mejor estilo Buzz Lightyear.


- Redoblando la apuesta: "Llamé a la oficina y daba ocupado" "Ay, mi chielllllo, adiviná quien estaba usando el teléfono?"... Adivinaste! tengo dos orejas, pero mi cerebro es de "mono", es decir, no-stereo. Puedo escuchar a uno a la vez. Soy contador: el cerebro no me da para más que eso...
- Redoblando la apuesta, el regreso: "Hola, te acabo de mandar un mail porque te queria preguntar algo sobre ...." A ver, hagamos multiple choice: elige tu propia aventura! o Teléfono? o Mail? o me querés pasar un mensajito de texto con la consulta?. Subraye sólo UNA respuesta correcta.

Cuello de botella modelo HP: HP no sólo es por el exabrupto sino que tanto el Sr. Hewlett como el Sr. Packard a veces se ponen de acuerdo. La impresora se queda sin toner. Cambio el toner. Al rato se traba el papel más chiquito que un cerebro humano normal pueda concebir. Entra impresora al desguasadero virtual con herramientas tan sofisticadas como una birome, un chuchillito, una varita casera que no es más que un clip desplegado... o "de como HP me dio divertimento para toda una tarrrrrrrde...."

 La abrochadora llama dos veces: O bien la abrochadora hace el gesto pero no abrocha y nos saluda recontraretrabado el pedacito de metal que puja por NO salir cueste lo que cueste; o bien directamente la abrochadora que se queda sin ganchitos. Oficina que se queda sin ganchitos. Cruzamos a la libreria y cartel que reza "cerrado por vacaciones". Caminamos cinco cuadras y ups! libreria sin ganchitos de ese tamaño standard. ¡Sin ganchitos en diez cuadras a la redonda!

y para cerrar estos pequeños ejemplos de las delicias cotidianas agradecemos enormemente a nuestro proveedor de internet que tiene semanas en que parece que entrenaron a los siete enanitos de Blancanieves juntos, subiendo y bajando palanquitas de on y off mientras el servicio de internet está un día entero en psicótica intermitencia.
Salud!

miércoles, 6 de enero de 2010

Súbete a mi moto...

Te los habrás cruzado seguramente cuando vas manejando por el centro.
Son una especie de bicivoladores a velocidad jet, infaltable mochila/morral cruzada en diagonal e inmensamente hábiles en entramar un zig-zag perfecto entre cualquiera de los  vehículos que se les aparezca en su camino.
Son ellos, los que vienen como flotando a cinco centímetros del piso, a punto de despegar en vuelo rasante como la bicicleta de "E.T." y en cualquier semáforo de la 9 de Julio los ves agrupados cual cardúmen, por docenas. Raza valiente y servicial si las hay: nuestros abnegados motoqueros.

Obviamente, trazando esos recorridos por la ciudad a velocidad rayo, nos alegran el día porque llegan a lugares insospechados y en el menor tiempo posible.
Pero...(siempre hay un pero)...  cada vez que me entregan un trámite impecablemente finalizado, me asoman, por decirlo de alguna manera, siempre, siempre, siempre las mismas reflexiones.

Efecto Primero Entrado- Ultimo Salido: llegan a toda velocidad al punto de realización del trámite/entrega del sobre/lugar de retiro de documentación.... Llegar rápidamente llegan... pero luego hay siempre una hora/hora y media mínima de demora que hace que mi trámite termine costando el cuádruple?
"Había mucha cola" "me hicieron esperar" "la persona no estaba" "no tenían el sobre preparado" "tardaron mucho tiempo en encontrar el sello" son algunos de los mensajes que expele el Sr. Motoquero a su regreso tipo muñequito  "Made in Taiwan": apretando un botoncito, el Sr. Motoquero despliega alguna de esas posibilidades al azar.

Duplica Valor Viaje (DVV): Pregunto: Qué avatar del destino -palabra tan de moda en estos días con los alienígenas azules que llenan la ciudad de afiches gigantes- hace que la persona a la que tienen que contactar no se encuentre en su domicilio y tengan que volver a pasar más tarde? Clink caja! Efecto DVV.
- "Tuve que ir dos veces" emite un sonido a desgano, a su regreso, el Sr. Mr. Moto
- "Pero la persona a la que hay que entregarle el sobre no se mueve de la casa, el padre está postrado hace como dos años...."
- "Habrá ido al médico" contesta solemne arqueando ceja derecha sin que se le mueva otro músculo.
Efecto DVV y punto: conste en actas.

Abóllame la vida de un tirón: Juro que los papeles salen de la oficina lisitos, con un planchado perfecto.
Trámite finalizado: vuelven sellados.El sello se ve perfecto, pero el papel está como si todo el Jardin de Infantes sala 5 de "Nuestra Señora del Perfecto Origami" hubiese intentado doblarlo para hacer un ejército  grullas... y varias veces.
El papel -si así podríamos continuar llamándolo- presenta en un simple diagnóstico "a la vista" contusiones múltiples, traumatismos varios -bollos, abolladuras- y está lleno de arrugas y dobleces. Sintetizando: Impresentable! Ahhhhhh bueeeeeeeeeeeeeeeeeeno, pero está sellado.

Abóllame combo plus (item anterior con bonus track de truco de Tu-Sam): Tomamos como precaución darle una carpetita junto con los formularios a sellar de forma tal de impedir bollos varios.
Aplicando el truco Motoquero Tu Sam, encontramos que la carpeta viene impecable.
¿Y el papel sellado que trae dentro de la impoluta carpeta? Tan abollado como en el punto anterior. El Sr. Motoquero, de todos modos, ha salvado el honor de la carpeta que sigue prolijita, como para ser vuelta a usar en otro viaje posterior.


Efecto mordido perruno: Si el motoquero va al Banco y tiene que recortar un cupon de pago, evidentemente deben sacar un perro de la mochila que mordisquea el papel. Jamás un "doblo y corto". Jamas! Un buen motoquero que lleve su profesionalismo con orgullo recurre a cortar el papel dejando como efecto inmediato que pareciera que lo hubiese mordido alguna mascota hogareña.
Luego inicia el juego de adivinar algunas partes del papel que han sido "erosionadas" en el corte letal donde se han perdido microparticulas escenciales, por ejemplo, la fecha de pago. Auch!

A pesar de estos pequeños detalles cotidianos, va entonces este humilde post, homenajeando a los servidores osados y valientes que surcan con su moto la ciudad.
Por si no lo leyeron anteriormente, los taxistas no se pongan celosos que tuvieron sus cinco minutos de fama, eh? (Leer post: Un taxista llamado deseo)

domingo, 3 de enero de 2010

El dia de los inocentes se ha mudado....!

Si bien la mayoría de los calendarios coinciden en que el 28/12 es el "Dia de los Inocentes", creo sin temor a equivocarme que el 01/01/2010 y sus días sucesivos han sido denominados como "Dia de los Contadores Inocentes".

Después de más de una semana sin actividad, en  la página de AFIP decía que estaría disponible desde el 01/01/2010, el Servicio para efectuar recategorizaciones y reimprimir credenciales, con las modificaciones del Monotributo impulsadas recientemente.

Pudo más mi curiosidad y hoy entré a la página e intenté hacer un trámite.
¡Que la inocencia te valga!
Algún programador olvidadizo dejó por el camino la "ventanita" en donde poder cargar las actividades. Ups!
Es por esto que se pueden ingresar la totalidad de los datos EXCEPTO la actividad. Y entonces al no cargar la actividad, cuando uno quiere finalizar el trámite...... DA ERROR INESPERADO!.

Efectivamente, es algo totalmente inesperado... porque teóricamente todo esto estaría venciendo el 07/01/2010 y vamos a estar todos al unísono -cuando el servidor lo disponga-, tratando de cargar datos a mansalva para generar las nuevas credenciales. Si, han adivinado, cuando todo el universo de monotributistas se ponga a cargar datos.... ¡puf! el sistema va a colapsar.

¡¡¡ Cuánta ingenuidad la mía !!!. Por un momento pensé que el nuevo año traería aires renovadores sobre las promesas "afipenses".
Pensándolo bien, quizás quieran preservar mi fin de semana sin posibilidad de adicción al trabajo y todo esto se encuentre disponible, mañana lunes -primer día hábil del año- para arrancar disfrutando de emociones fuertes.

Actualización al 04/01/2010: Gracias por todos los comentarios que me ayudaron a sostener mi profunda decepción al ver que hoy lunes, día hábil, seguimos en la misma. No era que querían cuidarme de mi adicción al trabajo! Al final, era que andaba mal... nomás...