viernes, 26 de junio de 2009

Seamos concretos


Los clientes tienen una sana costumbre: quieren compartir sus ideas geniales. Entonces: piden una reunión!. Y ahí se les despierta una impresionante verborragia y fluyen en una especie de sesión de psicoanálisis donde cuentan sus proyectos, sus ocurrencias, sus intereses de expansión comercial, sus nuevos emprendimientos...
Asi es como recuerdo la interminable reunión con el Sr. R. donde relata con increible lujo de detalles toda la ambientación de su nuevo local: va a tener un "living" para desayunos de trabajo con una enorme pecera y sillones... de concreto. Si, tal cual, él tiene en su cabeza la pecera gigante y los sillones de concreto.

Pero sigue la larga lista de increibles reuniones con:
- dos consorcistas que cuentan como van a echar al Administrador y manejar un consorcio: mientras uno cuenta los proyectos del consorcio, el otro me enseña a usar el "Swing" del aire acondicionado, para que el aire gire por toda la oficina porque le molesta que le dé de frente
- el extraño caso del que trabajó toda su vida -y te cuenta con lujo de detalles por todos los trabajo que pasó desde su más tierna infancia hasta nuestros días- y curiosamente la base de datos del ANSES aparece completamente vacía
- un cliente que como no le va tan bien en su negocio quiere volver a explotar el criadero de chinchillas
- y el clásico: los que describen con neurótica precision a todo lo que se van a dedicar pero todavia no se anotan porque lo van a pensar mejor....

En fin, reuniones, reuniones y más reuniones. Muchas palabras, consultas, preguntas, sueños, proyectos, relatos, confidencias, pero lo único que queda en concreto son los sillones del Sr. R.
Ah! Finalmente no los hizo... en otra reunión contó que cambió de idea!

1 comentario:

Verónica Molina dijo...

jaaa! buenísimo! es cierto, esos son los klientes, o cuasi pacientes, que se tienen en la profesión. Pero creo que es una condición humana esa de soñar despierto, compartir los delirios antes de tiempo... y después justificarnos por no concretar las cosas aduciendo que se nos ocurrió algo mejor!