sábado, 4 de julio de 2009

Su preguntita no molesta

Diminutivo: Sufijo que sirve para formar palabras que denotan un menor tamaño de aquello que designa la raiz a la que se unen. Diminuto: pequeño, infimo.

Habiendo entonces abrevado en la sabiduría del Diccionario, pregunto:
- si cuando vamos al escribano no le pedimos que nos certifique "firmitas", ni cuanto nos cobraría por una "escriturita"
- si cuando voy al dentista, no se me ocurriría decirle que me arregle una "cariecita" o que me saque una "muelita"
- si el Arquitecto no nos pasa "presupuestitos" por hacernos una "reformita" en nuestra "casita"

Porque mis oidos están tan acostumbrados a escuchar?
- Te puedo hacer una CONSULTITA?
Y ante un silencio habilitador, agregan creativamente
- No, igual es un MINUTITO, en definitiva es una PAVADITA que queria ver con vos.

No, mi cielo, cariñññño: un minuto son sesenta segundos acá y en Pekin. Minutito: no existe! no hay minutos más chiquitos.
Y más allá en el reino de lo imaginario, aparece radiante, la consult"ita".

Y ahora los dejo porque tengo que constestar un mail. No, naaaada, una consultita nomás...

2 comentarios:

Veronica Molina dijo...

Las consultitas deberían ser más caritas que las consultas, porque a veces ocuparse de lo más diminuto es más complicado que ocuparse de lo grande... y sinó preguntale a Moreno, que se ocupa de unos índices de inflación re-chiquititos y le lleva todo el mes dibujar tamaño disparate.

Norali dijo...

Me siento tan presente...
No puedo dejar de emocionarme con todos y cada uno de tus post"itos"